19/9/18

Castle Rock. Temporada 1


-Y dicen: No lo hice yo, lo hizo este lugar. Y tienen razón.
El alcaide de la cárcel de Shawshank se jubila. Al día siguiente se suicida. En la cárcel se descubre algo que explica su conducta y que crea muchos otros interrogantes.
No sé, no sé. Demasiados capítulos para lo que tiene que contar. Hay capítulos pirueta, saltos mortales con tirabuzón que no funcionan tan bien como los guionistas creen. Capítulos muy surrealistas, muy Twin Peaks (ya quisieran) que, quizá visualmente tienen cierto atractivo, pero que no son más que efectismos para extender el contenido hasta los 10 capítulos.
Mientras la veía pensaba que era una versión pop de Heridas abiertas. Un pueblo donde casi todo el mundo es malo. Pero pasado por el tamiz de Stephen King. Eso sí lo hacen bien los guionistas, creo. Reflejan bien el modo en que el escritor concibe el mal.
También me gustaron mucho las interpretaciones. Mucho. Bill Skarsgard y Sissy Spacek se salen. Pero todos los demás están estupendos.
Supongo que a la mayoría le resultará entretenida. A mí me ha dejado un poco frío, bastante indiferente.
-Yo pedía una respuesta. Y un día terrible Dios me contestó.

18/9/18

Wolf Creek. Temporada 2


La segunda temporada me gustó bastante menos que la primera. En realidad no me gustó. En parte es un problema personal, en parte hay motivos objetivos.
Ocurre años antes de la primera temporada, cuando nuestro psicópata decide eliminar a todo un bus de turistas. Y ese es el problema: nuestro psicópata. Ya le conocemos, sabemos cómo funciona su psique retorcida, por qué hace lo que hace. Volver con el mismo malo me agota.
Por otro lado, la primera temporada necesitaba sólo 10 minutos para poner todo en marcha. La segunda necesita todo un capítulo. Siendo 6 capítulos resulta excesivo.
Además, obviamente, la dinámica queda muy reducida: bus, campamento, gente que va muriendo. No hay muchas posibilidades. Los encuentros con gente del desierto australiano son mucho menos interesantes.
En fin, que si la primera me gustó porque tiene cierto aroma a Fargo (aunque lejano), esta me aburrió porque me recordaba demasiado a las pelis originales.

17/9/18

Wolf Creek. Temporada 1


Hace tiempo que vi las temporadas 1 y 2. No las comenté porque parecía que, en breve, se estrenarían en España y esperé. Luego no se estrenaron tan pronto y olvidé decir algo de ellas. Ayer se estrenó la 1 y, a continuación, se estrenará la 2.
La primera temporada es cientos de veces mejor que las pelis. Las pelis eran gore. Sangre y más sangre. Sin más. Y eso las hacía aburridas. La serie es tensión y aventura.
Una familia. Papá, mamá, la hija veinteañera, el niño. Están de vacaciones para que la hija, tal vez con un futuro olímpico, se desintoxique de las pastillas. Americanos en Australia. Y un psicópata mata a todos excepto a la hija. Ahora le toca a ella vengarse.
10 minutos de arranque, un inicio impactante, crudo, fuerte y luego una historia de venganza y tensión tejida con habilidad a lo largo de 6 capítulos. Eve Thorogood (Lucy Fry) roba a ladrones para lograr dinero, cabrea a la policía, a un violador y el cisco que monta hace que un montón de tipos acaben dando vueltas en el espacio desértico de los territorios del norte de Australia. Coincidiendo, distanciándose, creando más caos a su alrededor.
Pasan demasiadas cosas pero resulta entretenida. Lo mejor son todos esos encuentros con gente, historias del pasado, crímenes que despiertan. Y, visualmente, tiene momentos muy bonitos. Me gusta mucho la mujer de la gasolinera, convencida de que no olvida caras y reconoce acentos. Y empeñada en ello.

16/9/18

Todos lo saben


Si comparamos la película con otras del director creo que es justo decir que baja el nivel. Y a partir de ahí empecé a hacer la crítica. Luego me di cuenta de que eso no tenía sentido. Todos lo saben sigue siendo una gran película, muy por encima de esos dramas pretenciosos que pretenden descubrirnos el sentido de la vida.
Penélope Cruz, Javier Bardem, Ricardo Darín, Bárbara Lennie y todos los demás intérpretes, en manos de Farhadi están enormes. Y el director, con esa habilidad suya, convierte lo local en universal, las situaciones de aquí en los problemas de cada persona del mundo. Desde Berlanga nadie lo había conseguido con la España castiza y rural. Ni siquiera Almodóvar. No a este nivel.
Hay una boda y una tragedia. Y ahí vemos cómo se despliegan los sentimientos, la interioridad, quién es verdaderamente cada uno. Aflora el mundo secreto que cada persona encierra, el retrato del alma.
La llegada de Darín es un aporte muy bueno, un engranaje más para que las piezas puedan moverse en nuevas direcciones. El suspense le funciona mejor que en El viajante aunque, ciertamente, no es la parte importante. Ese secuestro es el detonante para las revelaciones.
¿Por qué digo que es más la peli más floja del director? Tiene un toque de sentimentalismo que no existía en otras películas. Y cuando el drama se desdibuja en sentimentalismo se convierte en melodrama, un poquito culebrón.

15/9/18

Predator


La primera Depredador (1987) funcionó bien. Todas las que vinieron después fueron malas. No entiendo por qué es difícil hacer un buen guión para un monstruo así. Pero algo debe de pasar porque la presente Predator renuncia por completo al personaje y convierte a un icono del terror en… ¡una comedia!
Predator tiene algunos gags buenísimos pero, ¿no es triste decir eso de una peli de terror? Porque no se ha construido una trama coherente. Se han fabricado un conjunto de situaciones, de números de show, de momentos forzados para provocar la risa. Justo como en una comedia. A veces una sitcom. Y como suele pasar en esas ocasiones, no siempre les funcionan bien las gracias.
Así que he contemplado estupefacto la peli, tratando de modificar la mente para recordar que no estaba viendo Predator  y confiando en el final.
El final es lo peor de todo y pone en evidencia que no había ninguna trama ni cohesión en todo ese tinglado.

14/9/18

Al margen (300)


1. James Cameron: La historia de la ciencia-ficción. Sólo he visto el primer episodio pero ya fue suficiente. No sólo por el autobombo. Por mucho que me guste Encuentros en la tercera fase, no puedes empezar una historia de la ciencia-ficción por ahí y seguir con una bobada como Independence Day. Un documental lamentable.
2. Está previsto que la nueva peli de James Bond se estrene el 25 de octubre de 2019. Eso si llega a rodarse, claro. Después de la espantada de Danny Boyle los productores buscan a un director. Y no lo encuentran. Qué cosas.
3. Campeones representará a España en los Oscar. No es mala elección. Lo bastante sentimental y lo bastante sencilla para que el público americano quede contento.
4. No me extraña que Henry Cavill deje de ser Superman. Es un buen trampolín para lanzarte a otras cosas, pero es un personaje tan maltratado por DC que rozó el ridículo en muchas ocasiones.

12/9/18

Hotel Artemis


-Con 10 miligramos todos cuentan anécdotas. Con 30 dicen la verdad.
El Hotel Artemis es, en realidad, un hospital para criminales. Si eres miembro, tienes derecho a privacidad, a que te atiendan, a protección. Durante 22 años el Hotel Artemis ha cumplido su misión perfectamente. Pero esta noche el caos se ha desatado en Los Ángeles y las repercusiones llegarán al hotel.
Aunque la idea esté tomada del Continental de John Wick, me parece bastante buena por sí misma. Así que no entiendo a qué vienen los toques de ciencia-ficción. Es una pirueta de malabarismo que sale mal: es innecesaria y distrae del centro de la acción.
Aunque quizá ese es el problema, que el centro de la acción no tiene el ritmo adecuado. Sí me parece bueno el concepto general, el modo de entrelazarlo. Pero es algo así como una presentación de personajes que dura una hora para desatar todo en los últimos minutos. Algunas cosas se hacen repetitivas cuando debería estar avanzando e hilando a otro ritmo.
Un buen reparto encabezado por Jodie Foster y unos toques de humor la hacen llevadera. Pero de verdad que ese futurismo hace muchísimo daño.