21/10/19

El Camino: Una película de Breaking Bad


A ver. No niego que reencontrarse con Jesse Pinkman sea un placer. Inyectarse más droga de Breaking Bad un deleite. Pero para mí Breaking Bad estaba cerrado y bien cerrado. Es una de esas cosas, cómo decir, como una pieza de museo que cuanto menos la toques mejor.
Arrancamos justo donde termina Breaking Bad. Pinkman en la carretera y la policía que, comprensiblemente, está flipando con lo que ha sucedido. Todo está lleno de personajes, referencias y guiños, desde el hábito de enterrar cadáveres en el desierto a los célebres imanes. No es una larga huida hacia el futuro. Son unos días, tratando de lograr algo de dinero (irónico) para sobrevivir mientras elude a la poli.
Eso impide que la peli nos hable (desde la interioridad) del camino de redención, del proceso de Pinkman, que es el único sentido que yo le veía a esta peli. Y no añade gran cosa al asunto aunque conozcamos finalmente al señor Driscoll.
No me gustan los flashback por lo ya dicho: Breaking Bad ya está contada. Y, sin embargo, están ahí para tirar de nostalgia y que vayan apareciendo personajes. Me interesa más la huida hacia adelante, el reinicio de Pinkman. Su camino. Así que me sabe a poco.

20/10/19

La biblioteca de los libros rechazados


-La pena de los demás es ligera de llevar.
En un pequeño pueblo de Francia un tal Gourvec tuvo la idea de recoger los manuscritos rechazados por las editoriales y hacer con ellos una biblioteca. Daphne Despero, editora, encuentra allí una novela maravillosamente escrita por el fallecido Henri Pick, pizzero. Y decide editarla.
Y comienza el misterio sobre Henri Pick. Un humilde pizzero al que nunca vieron leer y mucho menos escribir.
Interesante. Es una investigación casi policial. Sin crimen, sin delito, pero una búsqueda de la verdad acerca de un libro. Simpática a su modo francés con su humor francés y su intelectualidad francesa. Un ejemplo: el modo en que la mujer de Michel Rouche decide divorciarse de él.
Como en muchas otras ocasiones está presente el choque entre el parisino pedante y la gente sencilla de provincias. No busca la comedia desatada, pero sí una mirada divertida a las perspectivas del cinismo y la naturalidad.
Mi escena preferida: el club de lectura de Crozon y sus dudas sobre cierto aspecto criminal. También me encanta esa crítica, unas veces más explícita que otras, a la pedantería.
Me gusta mucho cómo presenta a los personajes. Los que parecen protagonistas iniciales quedan relegados a secundarios y dos de los secundarios acaban por ser protagonistas.
Muy bien cerrado todo con esa escena poco después de empezar los créditos.

19/10/19

Zombieland: Mata y remata


Me gustó el comienzo desde que aparece el icono de Columbia y los créditos iniciales, me ganó totalmente en el minuto 8 con ese La compañía del anillo. Y soltaron la mejor referencia un minuto después, un buen palo a The Walking Dead.
El viaje: de la Casa Blanca (qué grandes) a Graceland y lo que venga después.
Hay que reconocer que son ocurrentes. Por un lado las tipologías de zombis que han ido apareciendo: el Homer, el Stephen Hawkin y, sobre todo, el Terminator. Una delicia el modo de presentarlos y la manera en que se enfrentan a ellos.
Por otra parte la relación que se ha establecido entre los personajes. ¡Ah! ¡Ese sentimiento paternal de Woody Harrelson por Abigail Breslin, cuánto juego da! Bueno, Woody está inmenso en todas las facetas.
Y luego los nuevos personajes. La chica del congelador (una tontísima y desatada Zoey Deutch), el pacifista hippie, Nevada (Rosario Dawson en plan tía dura) y más sorpresas. Ojo a esos dos como espejo de otros que conocemos bien.
Y lugares como Babilonia.
Y la sabiduría para integrar el conjunto en un guión coherente. En fin, ya me entiendes. Un guión loco, loquísimo, divertido, total y literalmente descerebrado (la torre de Pisa), pero bien hilado.
Como siempre: el factor sorpresa de la primera película no se puede igualar. Pero el nivel de chistes, gansadas y tonterías múltiples sigue en un gran nivel.
Quédate a ver los créditos finales. Hay escenas en el medio y al final.

18/10/19

Al margen (358)


1. Nicole Kidman y Alexander Skarsgard fueron un matrimonio en Big Little Lies. Ahora rodarán una de vikingos (The Northam) en la que serán madre e hijo. Me alegra que Nicole Kidman comience a hacer papeles adecuados a su edad, pero esto ya me hace la serie inverosímil. Que Skarsgard tampoco es ya un chaval.
2. Parece que en el guión de Matrix 4 participan los guionistas de Sense 8 y El atlas de las nubes. Así que, ¿te apuestas algo a que sale un rollo panteísta o pan-humano de que todos estamos místicamente conectados?
3. La casa de papel ha sido renovada para una quinta temporada. Y yo aún no he tenido tiempo de ver la 2. Cada vez me da más pereza ponerme con ella porque tengo la sensación de ir retrasado y de que esto será interminable.
4. Espero que Jungle Cruise sea tan buena como promete su tráiler. Tengo ganas de una peli de aventuras. Emily Blunt parece muy divertida. Dwayne Johnson lo de siempre.

17/10/19

The Terror: Infamy. Temporada 2


-No podemos predecir el futuro. Está escrito por demasiadas manos.
1942. Los japoneses americanos van a campos de concentración. Culpables de espionaje hasta que se demuestre lo contrario. La reclusión se agrava porque en muchos casos se les despojaba de dignidad. Pero no es fácil quitarle la dignidad a un japonés. Llega la novia mexicana embarazada al barracón miserable y la potencial suegra, japonesa, que desprecia a esa chica, su raza y su embarazo, sobreponiéndose a su odio, dice:
-Lamento este desorden y no poder darte una bienvenida adecuada.
Eso. Eso es dignidad.
La serie critica con dureza este episodio de la historia de Estados Unidos del que se habla poco. La violación sistemática de los derechos de 145.000 ciudadanos durante 3 años.
Luego está el terror que persigue a Chester Nakayama, el bakemono, el yurei, el onnen, espíritu de cambios y transformaciones, cruzando mares, tratando de saciar una necesidad insaciable.  Como dice el padre, los amuletos pueden proteger de los espíritus pero no de la maldad humana.
En cuanto ves (y oyes) cómo alguien hace crujir el cuello…
El primer capítulo me dejó un poco frío. Luego sube notablemente el nivel. No está a la altura de la primera temporada, pero contiene momentos muy dramáticos y otros muy luminosos, una historia que no está sobada y que se sigue con interés.
Ahora bien. La primera temporada tenía algo muy importante: la construcción de una atmósfera claustrofóbica en la inmensidad ártica. Aquí la historia se desparrama en el espacio y el tiempo, se dispersa en tramas que no acaban de entrelazarse bien o que están ahí sólo para abultar. El final agota un poco con tanto para acá y para allá.
Hay una secuencia que me fascinó en el 1x06. Ese paraíso infernal y el paso al cementerio. Una composición visual magnífica.
Y también ese modo de expresar Hiroshima en el Más Allá como introducción al último capítulo.
-Hoy saldré a navegar por el océano, lejos, muy lejos del mundo y todos sus problemas. Vamos. Vayamos juntos.

16/10/19

Géminis


Ang Lee se mete a ser James Cameron y le sale el tiro por la culata. Cameron ha hecho mucha tontería pero revolucionó los efectos especiales con su Terminator 2 (no tanto como se pretende con Avatar). Ang Lee cree que ha hecho lo mismo y hasta va por ahí declarando ser la antorcha de la próxima generación de directores.
La cosa es que introduce a un personaje enteramente digital. Lo de enteramente habría que matizarlo y, además, en las pocas ocasiones en que le vemos con nitidez parece un na’vi sacado precisamente de Avatar.
Salvo una persecución no hay nada espectacular y la trama es terriblemente simple, con una evolución de personajes que parece sacada del peor manual de Disney. Vaya conflicto de pacotilla y que espanto la celeridad en resolverlo.
Menos mal que tenemos ahí a Will Smith y a Mary Elizabeth Winstead de quienes nunca tendremos suficiente. Pero hacen lo que pueden con sus personajes estereotipados.
Muy flojita tirando a lamentable.

15/10/19

Paradise Hills


-¿Cómo te estás adaptando querida?
-Genial. Siempre quise ir a un internado fascista, así que esto es un sueño hecho realidad.
Estamos en el futuro. Van a casar a Uma en un matrimonio de conveniencia. Pero Uma rechaza al marido. Un día despierta en un internado para niñas ricas con el objetivo de convertirla en una chica obediente en dos meses.
Visualmente imponente. Es el mismo colorido hortera y empalagoso de Ryan Murphy pero multiplicado por cien y por una buena razón, con sentido. La cuestión es que se trata de una de esas películas en la que, quienes de verdad destacan son los que suelen pasar desapercibidos: diseño de producción, escenografía, vestuario, maquillaje, peluquería… Un auténtico delirio.
Porque el guión habría necesitado un par de vueltas más, un par de locuras menos y enfocar el feminismo de otro modo (es decir: lejos de la fantasía adolescente).
La bilbaína Alice Waddington se rodea de un equipo de producción español pero un reparto americano (Nacho Vigalondo, sin duda, habrá conseguido los contactos): Emma Roberts, Milla Jovovich, Awkwafina
Tan sorprendente para los ojos como decepcionante para la reflexión. Me ha gustado mucho verla porque creo que la directora tiene un enorme potencial imaginativo. Pero deberá apoyarse en el futuro en un guión más sensato y madurado.
Lo de Jovovich en plan Poison Ivy es demasiado: demasiado infantil, demasiado irreal y sin sentido, demasiado sueño pre-púber.
Lo del caballito de tiovivo me pareció una idea brillante que compendiaba muy bien ese universo.