27/3/17

Redención

Billy Hope y Maureen se criaron en orfanatos en la Cocina del Infierno. No han tenido una vida fácil. Orfandad, peleas, cárcel. Ahora él se ha convertido en campeón de boxeo y ella en su esposa. Son ricos en una casa inmensa y su hija lee, escribe y se expresa mejor que ellos.
Entonces ocurre esa pelea en el hotel, cuando el aspirante al título insulta a Maureen. Las consecuencias serás devastadoras.
Fuqua dirige con su habitual crudeza y, también como es habitual en él, fuerza en exceso el drama, las reacciones histriónicas. Falla el descenso, el tocar fondo (demasiado apresurado) para levantarse (también veloz) porque quiere llegar a ese combate de boxeo de 12 asaltos (demasiado largo).
El trabajo de Jake Gyllenhaal es lo mejor. Forest Whitaker también ayuda desde su papel secundario. El boxeo es la excusa para mostrar la redención de un tipo que tiene poco que perder y algo que ganar.
No me gusta cómo usa a Lila como motor sentimental, pero también tiene sus cosas buenas. Al fin y al cabo es la razón por la que Billy sigue adelante. No es mala película pero se queda lejos de sus posibilidades. Demasiado previsible y poco novedosa.

26/3/17

Un hombre llamado Ove

-El destino es el resultado de nuestra necedad.
Ove es un cascarrabias y un estricto seguidor de las leyes. Tiene 59 años. Recientemente viudo. Recientemente prejubilado. No queda más remedio que arreglarse, ponerse el traje y suicidarse. Pero no hay manera. Una familia iraní se instala a su lado y no le dejan suicidarse tranquilo. Siempre hay alguien en alguna parte que quiere algo de él. Y Ove les ayuda.
Eso impide su suicidio una y otra vez porque algunas de esas tareas llevan tiempo. Y él no va a dejar las cosas a medias. Y así el espectador va descubriendo nuevas facetas en la vida de Ove hasta construir su personalidad completa.
Hay escenas muy divertidas. La cita en el restaurante en la que se pone a hablar de motores de coches, el proyecto de tirarse al tren, las clases de conducir, la enemistad con Rune por la marca de los coches…
Una de esas pelis que destila humanidad a chorros. Te sientas, disfrutas, esperas con placer la siguiente anécdota (triste o alegre, da igual) y te importa poco si dura dos horas o doce.
Qué bonita esa escena en la que Parvaneh logra que Ove se ría. Qué maja esa mujer.
Qué fuerte el accidente de Sonja. Qué bien narrado.
Una gran película sobre un hombre con el corazón demasiado grande.
Ese viaje a Mallorca:
-Descubrí que los españoles tenían mucho que aprender sobre normativa de construcción.

25/3/17

I Am a Hero

Las últimas pelis que he visto de zombis me han gustado bastante. Train to Busan y The Girl with All the Gifts. Se suma I Am a Hero, quizá no tan redonda como las anteriores, pero sigue teniendo cosas bastante buenas.
Si te gusta el gore tienes esa secuencia en el aparcamiento del supermercado. Una carnicería de las de verdad. Sangre y más sangre.
Lo interesante, sin embargo, son otros aspectos. Hay un par de secuencias magníficas: esa en la que vemos cómo se extiende el virus por las calles de la ciudad al ritmo del pánico y la secuencia que sigue en la autopista. Extraordinariamente bien rodadas, con fuerza y originalidad.
Además está bien la elección del protagonista, un verdadero pringao, un cobarde, un dibujante de manga de segunda categoría que vive más en su imaginación que en la realidad.
Es curioso, también, cómo los zombis siguen conservando su personalidad o, más bien, su principal motivación: el atleta, la mujer que va de compras, la celosa, el obeso…
Un problemilla: la chica misteriosa. Su arco argumental no está cerrado, no se explica por qué es como es y no acaba de verse su sentido en toda la historia.
Película japonesa, así que es inevitable que tenga ciertos toques de comedia absurda que, por otra parte, funcionan razonablemente bien para aligerar el baño de sangre.

24/3/17

Al margen (228)

1. The Good Fight. Y, de pronto, para defenderse de Mike Kresteva, el bufete busca a un abogado poco ortodoxo. Por supuesto, nadie como ella: ¡Elsbeth Tascioni! Tuvimos que esperar al capítulo 5 para verla pero siempre merece la pena.
2. Ha terminado de rodarse The Defenders. Se estrenará en verano. Y yo me pregunto: ¿por qué no la estrenan ya, por favor?
3. Death Note también está a la vuelta de la esquina en imagen real. No creo que sea bien acogida. Tendrá taquilla pero la criticarán. Demasiado difícil adaptarla con una serie tan icónica a sus espaldas.
4. Cuando se hizo la primera película de James Bond estuvo a punto de ser Jane Bond. Susan Hayward rechazó el papel y entonces prefirieron a un tipo. Ahora quieren que el nuevo Bond sea una mujer. No lo veo muy necesario, sobre todo con Atomic Blonde a punto de estrenarse.

23/3/17

Crossover DC. The Flash, Supergirl

A esto me refiero.
Puedes criticar Iron Fist porque no llega al nivel de otras de Netflix. Pero es una joya comparada con… con… con esto.

21/3/17

Iron Fist. Temporada 1

-No te haces ni idea. Es como tener por aquí al puñetero Tarzán recién salido de la jungla.
Me sorprenden las críticas tan duras que recibe. El error de Netflix fue ofrecer, a algunos críticos especializados, los seis primeros capítulos por adelantado. Y se nota que han hecho la crítica desde esos seis. Los que la vieron entera antes de abrir la bocaza, suavizan mucho más el tono.
Muchos dicen que no tiene estilo ni visión propia. No es cierto. Como bien señala Claire, hasta ahora habíamos visto a tres superhéroes atormentados. Iron Fist tiene un trauma de un recuerdo de la infancia pero no está atormentado. Y cuando los críticos dicen que no tiene estilo propio quieren decir que sí lo tiene, pero que no les gusta porque no es un depre. Pero son cosas muy distintas.
También he leído alguna comparación con Arrow. Lo mejor que tiene Iron Fist es que nos muestra cómo debió ser Arrow. Señalar dos deslices de guión en Iron Fist cuando Arrow tiene 10 por capítulo y preferir Arrow es ponerse una diana en el pecho para que disparen a placer. Flechas o puños cargados de chi.
Es una serie muy disfrutable. Menos densa que las otras, con menos fondo, más para grandes públicos, pero muy entretenida y, desde luego, muy superior a cualquiera de los infantilismos de DC (Arrow, The Flash, Supergirl, Legends). Además ofrece más cancha a los secundarios comunes de las 4 series: Rosario Dawson y Carrie-Anne Moss.
Me gusta, especialmente, Rosario Dawson. Una interpretación muy natural, muy fresca. Es la enfermera que cose, remienda y grapa las heridas de los superhéroes y que no deja de alucinar con lo brutos y lo insensatos que son.
Y Carrie-Anne Moss:
-Oh. Ya me conoces. No me pierdo una buena incineración.

20/3/17

Los Hollar

Es el retrato de una familia un tanto excéntrica. Aunque ahí habría que plantearse qué es una familia excéntrica y si acaso no lo son todas.
La trama arranca en el momento en que a la madre le detectan un tumor en el cerebro. Eso hace que la familia se reúna en el hospital y que, a partir de ahí, conozcamos a los personajes satélite. Padres, hijos, nietas, novias, ex-novias, ex-mujeres…
Tiene ese aire de cine independiente, esa apariencia de drama revestido de comedia. Suave drama, comedia surgida de las peculiaridades de la familia. No parecen, en principio, personas muy refinadas. Más bien toscas, alocadas, inmaduras. Pero poco a poco vas descubriendo que han trabajado como mulas, que son buena gente y que el fondo de ternura que albergan, aflora con suma facilidad.
La peli tiene una ventaja. Una gran ventaja: sus intérpretes. Margo Martindale, Richard Jenkins (qué reacciones tan extrovertidas), Sharlo Copley, John Krasinski y Anna Kendrick. Todos ellos están estupendos, defienden bien a sus personajes y los hacen creíbles.
Simpática, atractiva. Previsible en cierto modo y con un final con bastante chispa.