16/12/17

Star Wars: Los últimos jedi

-Buena suerte, rebeldes.
Me ha parecido muy buena con ciertos momentos pesaditos. Son ya un poco cargantes muchas de esas batallas espaciales que no aportan nada y especialmente la destrucción del casino. Aunque la del desierto de sal está muy lograda visualmente. En mi opinión habría valido con esa.
Esas batallas merman el mérito de la sólida historia dramática, llena de buenos personajes, giros inesperados y momentos épicos. Está claro que Kylo ha crecido muchísimo en complejidad y Adam Driver tiene el mérito de ello. Un personaje con más facetas, con más aristas, más interesante que Darth Vader.
Pero tienen tiempo de lucirse también Mark Hamill, Carrie Fisher, Laura Dern (otro personaje muy bien construido)…
Grandes momentos: el rostro de Leia sobre un fondo luminoso da paso al de su hijo Kylo sobre fondo oscuro y vuelve a cambiar; la escena de Leia volando en el vacío, una de las pocas ocasiones en la que vemos cómo usa su poder Jedi; los encuentros mentales entre Kylo y Rey, que son la base, la estructura y el alma de la película, una relación compleja y bien tramada; la galería de reflejos de Rey.
Es en el conflicto y la dinámica entre Rey y Kylo donde se fundamenta todo.
Creo que la historia avanza muy bien, pero también creo que siempre está en esa fase: a punto de iniciar algo nuevo sin atreverse a arriesgar y empezar en una dirección radicalmente nueva.
El espisodio VII fue una actualización para los tiempos nuevos, esta octava parte cimenta los inicios de la historia de una forma eficaz. Esperemos que la tercera sea el punto de ruptura y se olvide del pasado.

15/12/17

Al margen (263)

1. Empezamos con Disney claro. Su versión de El cascanueces ya estaba rodada, se hicieron pases de prueba y a la gente no le gustó. Nada. Así que contratan a otro director para que ruede otros 32 días. Nunca he visto nada que se arregle con ese sistema, pero si tienes dinero…
2. Vuelve a haber polémica con el asunto de las mujeres directoras. Ninguna ha sido nominada a los Globos de Oro. Y eso que Greta Gerwig era de las más sonadas.
3. Arabia Saudí volverá a abrir los cines en marzo tras 35 años de prohibición. ¡Qué tíos más modernos son estos musulmanes!

13/12/17

La casa de papel

-Una nunca sabe a ciencia cierta cómo es un ángel de la guarda. Y lo que menos te puedes imaginar es que aparezca en un Seat Ibiza. Del 92.
No puedo decir que me enganchara a tope y, de hecho, no la seguí con continuidad. Pero, al igual que El Ministerio del Tiempo, es una serie necesaria. Es imprescindible que se hagan series así en España.
Por supuesto todo es muy rocambolesco, pero eso entra en las reglas del juego. Lo negativo se puede enfocar en que debió ampliar las subtramas hacia los medios de comunicación, la opinión pública, la embajada británica. Debió alejarse de gran parte de las historias de los secuestradores, que tampoco son muy buenas. Habría ganado en colmillo crítico, en incidencia social.
Pero está bien realizada, sin prejuicios en las escenas de acción (oportunas y de buen nivel) y con algunas ideas muy brillantes.
Los dos personajes más palurdos e impresentables son el director del CNI y el director de la Fábrica de Moneda y Timbre. Tal y como funciona este país parece adecuado. Los políticos suelen tener debilidad por colocar a esa clase de imbéciles en puestos así.
Un plan forjado al milímetro, incluso contando con los imprevistos. Pero la naturaleza humana tiene imprevistos dentro de los imprevistos. ¡Ay, el amor!
Buen final, estupendo desarrollo de su segunda temporada (o de la segunda parte de la primera, lo que sea) y una planificación dinámica. Hay cierta descompensación en las interpretaciones, cosa demasiado habitual en las series españolas.
-Me cago en Spider-Man.

11/12/17

Godless. Temporada 1

-Alice: necesitamos a alguien que sepa disparar sin volarse la cabeza.
Frank Griffin, bandolero. Mata a todos los habitantes y se queda con el dinero de las minas. Pero Roy Goode le ha robado 50 de los grandes. Y Roy, herido, llega a un pueblo donde casi sólo quedan mujeres. 83 hombres murieron cuando la mina se vino abajo. Griffin va para allá. A cazar a Roy en La Belle.
Y en una granja cercana vive Alice (Michelle Dockery) con su hijo medio indio.
La serie empieza bien mientras compone la situación y presenta a los personajes. Luego se vuelve una suma de clichés abrumadores (el malísimo, el que quiere redimirse, el chico que aprende del casi-malo), de corrección política (dos lesbianas, chico blanco y chica negra, mujer blanca y hombre indio) y de escenas forzadas (encuentros inverosímiles a patadas).
Le salva el hecho de tener una magnífica fotografía y una buena composición de planos: la serpiente de cascabel que se acerca al bebé, las de doma de caballos…
Una serie que debió ser una película. Dos horas le habrían sentado fenomenal. Eso o haberla estrenado hace 50 años haciendo pareja con Bonanza o La casa de la pradera.
Lo mejor: oír a la Dockery, su cambio de acento. De la aristocracia británica de Downton Abbey al sureño arrastrado.
Primer problema que descubro en las series cortas: algunas que no me gustan las acabo, simplemente, porque son pocos capítulos. Tengo que aprender a dejarlas.

10/12/17

El libro secreto de Henry

Últimamente Naomi Watts se mete en unos fregados de cuidado. Este año ha logrado dos sonadas meteduras de pata: la serie Gypsy y la película que nos ocupa.
Película que más tonta no puede ser. Está narrada con tono infantil pero, a la larga, lo que está contando es un plan de asesinato. Así que es para adultos, pero entonces es imposible tragar con su tono infantil.
¿Público apropiado al que puede gustar? Pues, tal vez, personas de 30 años con mentalidad de treceañeras. Que haberlas haylas, ojo.
Un niño espabiladillo, Henry, tiene una libreta secreta en la que cuenta cómo solucionar el problema secreto de la niña vecina.
Naomi Watts es la madre del espabiladillo. El modo en que la peli cuenta todo esto es ñoño. La escena de la ejecución del asesinato con las cintas grabadas, la compra de las armas y todo lo demás, la contemplas con una perplejidad que te expulsa de la peli sin remedio. Si es que no te echó antes el modo de tratar cierto tema trágico.

9/12/17

Suburbicon

1959. Suburbicon es un paraíso. Al menos hasta que una familia de negros viene a instalarse. Pero el peligro va a llegar de otra parte.
Extraña. No está mal cocer las cosas a fuego lento para que luego se desate la ira y el caos. Es lo que hace George Clooney. Cocer durante hora y diez para después dar rienda suelta a la locura.
Ahora bien. No está bien contado. Falla, por ejemplo, la trama de la familia negra: irrelevante. Falla en el ritmo. Hay, obviamente, un algo de Fargo, pero sin su humor ni su sabiduría. Es demasiado fría y casi hasta conceptual en parte del metraje.
Ojo. Tiene también sus cosas buenas. Muy buen inicio con dibujos a lo Norman Rockwell que derivan hacia la imagen real. Muy buenas interpretaciones de Julianne Moore, Oscar Isaac y, sobre todo, de un Matt Damon sensacional en su papel malvado. Y también me gusta esa atención a detalles.
Pero no termina de cuajar. Como si el propio Clooney ignorase cuál es el foco de la historia.
-¡Un poco de lejía! ¡Sólo un poco de lejía!

8/12/17

Al margen (262)

1. Esta semana he visto otro capítulo de otra serie que repite otra vez otro Atrapado en el tiempo. Cherif 4x04. Ya hablaré en algún momento, brevemente, de esta serie pero, de momento, por favor, ¿pueden parar ya?
2. Parece que el Star Trek de Tarantino va en serio. De hecho, a J.J. Abrams le ha gustado la idea y están trabajando en ello. Lo que no me cuadra es que Tarantino dirija un guión que están escribiendo otros a partir de una ide suya.
3. El Estudio Ponoc ha sido fundado por antiguos trabajadores del Estudio Ghibli. Y su primera película, Mary and the Witch’s Flower, lo deja muy claro en el tráiler. Esperemos verla algún día en España en pantalla grande.
4. Disney está a punto de comprar la 21st Century Fox por 60 mil milloncejos de nada. El fin del mundo está más cerca.