24/2/17

Al margen (224)

1. Angela Lansbury (93 años) sigue en pie. Estará en el nuevo remake de Mary Poppins. Y fíjate que cuando rodaba Se ha escrito un crimen parecía que le quedaban dos telediarios.
2. Noah Hawley, tras Fargo y Legion, ha cogido carrerilla y ahora se apunta al cine. Dirigirá Pale Blue Dot, sobre una astronauta que, al regresar a la tierra, comienza a perder la chaveta. Parece que será Reese Whiterspoon.
3. Y hablando de Fargo ya hay fecha de estreno. Qué largo se nos ha hecho, ¿verdad? Podremos verla el 19 de abril.
4. J.J. Abrams realizará una serie ambientada en Castle Rock, el pueblo más siniestro y el que más veces aparece en los libros de Stephen King. ¿Adaptaciones? ¿Nuevas historias? ¿Mitad y mitad? Todavía no se sabe.

23/2/17

The Good Fight. Episodio piloto

Nunca es fácil sacar adelante un spin-off. Las comparaciones son inevitables con respecto al original. Si el original es The Good Wife, ni te cuento.
Por supuesto esto es solamente el episodio piloto y no sabemos qué puede pasar. Ahora bien. Sólo por ese comienzo, esa cara de Diane Lockhart escuchando atónita, flipando en colores, el juramento como presidente de Donald Trump, sólo por eso, a mí ya me merece la pena.
Bueno y también por ese ¡Fuck! cuando se entera de qué ha pasado con el dinero de su jubilación.
No. Va a funcionar por muchas otras razones. La primera de ellas es que sigue la línea de The Good Wife. Si algo funciona, no lo cambies. La segunda es que Christine Baranski es mucho mejor actriz que Jualianna Margulies. Casi todos eran mejores que Julianna Margulies. La mayoría de los secundarios le robaban el protagonismo. Que se lo pregunten a Archie Panjabi. Tercera: el bufete de abogados negros.
Espero que al acabar la temporada acabe, al menos, tan satisfecho como con este primer capítulo.

22/2/17

Big Little Lies. Episodio piloto

-Mujeres. Todas queréis ser la envidia de vuestras amigas, pero Dios os libre de llegar demasiado lejos.
Es inevitable que, con ese reparto, la serie esté presente en los medios y haga mucho ruido. Ahora bien. Creo que es un reparto un tanto desequilibrado.
Laura Dern es una actriz todoterreno y enorme. Nicole Kidman es una buena actriz dramática y, por tanto, aquí encaja. Es un papel para ella. Reese Witherspoon es una actriz de comedia y, por tanto, aquí no encaja. Aunque su personaje tenga ese puntín de locura. Shailene Woodley sorprende con su enorme competencia. No me extraña que, si se le aparecen papeles así, haya querido desligarse de la saga Divergente.
Me gustan mucho algunos diálogos (No es niñera. Es madre, pero joven. Como tú hace tiempo). De momento son lo mejor. Cojea en el retrato de los hombres. Aunque quizá los próximos capítulos reparen ese error.
En cualquier caso resulta curioso que se hable de la serie como de algo a medio camino entre Mujeres Deseperadas y True Detective. Y, realmente, cuesta adaptarse a ese retrato de urbanización burguesa americana. Es un universo demasiado estúpido de clichés como para querer convertirlo en un drama serio.
Al menos a mí me cuesta entrar. No sé si reírme o llorar por su patetismo prefabricado. A mí me recuerda, de momento, a Pequeñas mentirosas (y no sólo por el título): en vez de tener a unas pedorras adolescentes, tenemos a unas pedorras maduras.
Veremos qué pasa.
-Así es Monterrey. Aporreamos a la gente con amabilidad.
-Hasta la muerte.

21/2/17

Saknad. Temporada 1

Vi Saknad por dos motivos. Es un nordic noir y son sólo 4 capítulos.
Y sirve, sobre todo, para comprobar que en las series escandinavas también hay basurillas, que no es oro todo lo que reluce.
La trama es rocambolesca, la policía descubre las cosas por pura chiripa, las coincidencias e inverosimilitudes son abrumadoras. La fuga de la chica es de traca. Lo más tonto que se pueda uno imaginar.
Maja Silver. Inspectora en Estocolmo. Viaja a su pequeña ciudad con orejas grandes para ver a su hija y saludar viejos conocidos. Entre otros su mentor. Y su mentor muere mientras visitan el escenario de un crimen. A ella le ordenan tomar ese caso.
El único aliciente de esta serie es que en la comisaría todos se llevan fatal. Un mal rollo impresionante. No se suele ver eso. Pero dejando esto al margen, el resto no hay por dónde cogerlo.

20/2/17

El nacimiento de una nación

El título apela a la obra maestra de Griffith caída en desgracia y cambia la perspectiva. Tiene también un tono provocador. Lo interesante es que el título expresa lo esencial: el director no es nada sutil. Va por la directa.
Quiere seguir la estela de denuncia de 12 años de esclavitud, pero esa ausencia de astucia para la narración, convierte al relato en algo mucho más pesado. Tal vez tan violenta como la peli que quiere emular, quizá más, pero no significa que sea más dramática.
En el fondo resulta una estructura demasiado lineal y convencional. Infancia, madurez, cambio de mentalidad, pelea final innecesariamente larga y cruenta.
Imagino que Nate Parker trata de expresar una rabia bastante justificada, un modo de ajustar cuentas. De ahí que desde el título busque la confrontación. Pero eso no significa que la película llegue a ser grande. Tal vez ni siquiera es del todo buena. Quizá apuntaba a los Oscar pero en mi opinión se quedará cerca de lo olvidable.

19/2/17

Jackie

Hay muchísimas cosas buenas en esta película.
En primer lugar el modo en que Pablo Larrain dirige, la estructura que le da a su película. Desde el asesinato de JFK hasta el funeral. Unos pocos días para contar una biografía. Una entrevista con un periodista es el centro de la narración.
En segundo lugar está ese esfuerzo sincero por penetrar en la interioridad de Jackie, en expresar su dolor. Unos pocos interlocutores que la escuchan: el periodista, Bobby Kennedy, un sacerdote, Nancy Tuckerman. Respectivamente: Billy Crudup, Peter Sarsgaard, John Hurt, Greta Gerwig.
Y en tercer lugar una Natalie Portman inmensa, mimética, portentosamente identificada con su personaje. Ha calado a fondo en Jackie. Realmente la humaniza, la hace persona, la aleja del mito. Hay una búsqueda del ser humano, no de la Primera Dama, no de la hagiografía montada por y sobre los Kennedy.
Un biopic de esos que merecen la pena. Sin los clichés habituales de Hollywood, sin dejarse tentar por la pura comercialidad.

18/2/17

La Gran Muralla

Zhang Yimou lleva años en baja forma. Muchos años. En muy baja forma. Vio que por ahí triunfaba una cosa titulada Juego de Tronos y que en su propio país hacía adeptos una basurilla llamada Ice Fantasy. Así que se apuntó al carro con el dinero de Hollywood.
Y claro. Sale lo que sale.
Edad Media. Un tal William, inglés, viaja a China para averiguar cómo fabricar pólvora y se encuentra un pastel de mucho cuidado. Los tao tei son unos monstruos de posible origen alienígena. Hay que verlos. Atacan la Gran Muralla y son miles.
Visualmente lo que esperas de Zhang Yimou. Espectacular su uso del color. Recupera los fragmentos que le sobraban de los paisajes de Una mujer, una pistola y una tiende de fideos chinos y el metraje que no pudo colocar de La maldición de la flor dorada. Mete a Matt Damon en el fregado y ya está.
Un guión malo, una historia simple, previsible, llena de clichés, copiando de aquí y de allá. Está mal, claro, porque a Yimou hay que exigirle más. Asombra visualmente en algún momento pero no emociona.