21/1/18

Me estás matando, Susana

No sé si ese aire de rodaje de aficionado es intencionado o no, pero es difícil justificar ciertas cosas bastante cutres. Esa planificación improvisada, ninguna preocupación por la iluminación… Hay brillos de lámparas que, en fin...
En cualquier caso el guión deja muchísimo que desear. Una de esas pelis que pretende ser una comedia (sin conseguirlo) con fondo de drama (que tampoco). No acaba de saber en qué género juega y así es muy complicado sacar algo aprovechable de su propuesta sobre las relaciones de pareja.
Gael García Bernal y Verónica Echegui están muy desperdiciados. Ambos deberían encontrar mejores producciones.

20/1/18

Los archivos del Pentágono

Hay dos Spielberg. El Spielberg creativo e imaginativo y el Spielberg dramático. A la crítica en general le gusta el segundo. A mí me gusta el primero.
La película es perfectísima. Spielberg, con los ojos cerrados, sabe dónde colocar la cámara, dónde moverla, dónde hacer un travelling, dónde un picado… Que aprendan todos los directores cómo se usa la cámara al hombro. Y de forma tan elegante que ni te enteras. El ritmo es de enorme precisión. La trama tiene fondo.
Pero la cosa es que a mí no me dice mucho. Del mismo modo que no me dijo mucho Lincoln ni El puente de los espías. Porque es un Spielberg rutinario. Porque el tío sabe tanto de cine que ni tiene que esforzarse. Con los ojos cerrados. Y él puede hacer más. Es el Spielberg imaginativo, el que a mí me gusta, el que arriesga con extrañas soluciones visuales.
Peli para periodistas, para que se den palmaditas en la espalda y sigan creyendo que no están a sueldo a nadie. Peli para los que gustan del idealismo tipo Sorkin (aunque las pelis de Spielberg también son más equilibradas en sus guiones). Peli para los anti-Trump.
Claro, luego te rodeas de un reparto de lujo, que también sabe hacer ese tipo de cosas con los ojos cerrados y queda una cosa muy bonita. Perfectísima. Y, al menos para mí, muy olvidable.

19/1/18

Al margen (267)

1. Es muy difícil hacer pelis de aventuras. Por eso hay tan pocas. Y tan pocas buenas. Pero el público las espera con ansia. Una cosa tan normalita como Jumanji 2 está cerca de los 700 millones de recaudación.
2. Margaret Atwood, considerada casi la reina del feminismo por su El cuento de la criada, se convirtió de la noche a la mañana en persona no grata para las feministas tras sus declaraciones sobre #MeToo. Vueltas que da la vida.
3. Paddington 2 se ha convertido en la cuarta película de un exclusivo club en Rotten Tomatoes: ninguna crítica negativa. Aún no he podido verla, pero dame tiempo.
4. Hoy se estrena Los archivos del Pentágono. Como vi que trabajaban Bob Odenkirk, Carrie Coon y Jesse Plemons pensé que era la cuarta temporada de Fargo. Pero no, parece que es otra cosa.

17/1/18

The Miniaturist. Temporada 1

Nella acude a Amsterdam para vivir con su marido en un matrimonio concertado. Cuando llega a la casa la bienvenida no es todo lo cordial que esperaba. De hecho no parece bienvenida.
Creo que es la más alucinante reconstrucción de época que he visto en cine o serie. Idéntico interés por el más pequeño detalle que el que demuestra la miniaturista que envía el mobiliario de la casa de muñecas. Y en cada rinconcito un secreto y una pista. Pero por más secretos que haya en la casa, el mayor secreto es la propia miniaturista.
También creo que su contenido es una de las mayores memeces históricas que he visto, lleno de errores, transposiciones de época y retorcimientos culturales.
Y eso es peligroso porque la apariencia te está vendiendo un contenido falso. Lo del discurso del juicio, como si fuese un tribunal moderno americano, es demencial. Y, además, al final, un toque mágico como para justificar todo lo demás. De verdad que empiezo a estar muy cansado de la corrección política, especialmente cuando no se respeta la historicidad de cada época.
Así que, visualmente, muy atractiva, pero su fondo, lamentable.
Dos horas y media vendidas como serie de dos capítulos que debieron quedarse en una peli de 90 minutos. 

16/1/18

Runaways. Temporada 1

El cómic: unos adolescentes descubren que sus padres son criminales y se pasarán el resto de su vida huyendo. Tener superpoderes les ayuda.
La serie: unos adolescentes descubren que sus padres son criminales y se pasan la temporada debatiendo si huir o no. Tener superpoderes parece que les vuelve bobos.
Reconozco que me pesa el cómic porque es verdaderamente bueno. Sobre todo el primer arco argumental y también sus encuentros con los X-Men, Lobezno… Pero eso no justifica su bucle capítulo tras capítulo. Y esos flashback de los padres. ¿Le importan a alguien? Y esas relaciones padres-hijos, ¿pueden ser más cliché? Tu padre me ha engañado, se va de casa. Al siguiente capítulo le damos otra oportunidad.
Se veía venir. Ya señalé que, no hacer de Molly una niña de 11 años, significaba poco interés en adaptar fielmente el cómic.
Si no leíste el cómic supongo que es posible que te guste por el enfoque narrativo novedoso sobre los superhéroes. Pero si lo leíste te parecerá que cada buena idea ha sido destruida. Una gran decepción.

15/1/18

Wind River

-¿Qué distancia puede recorrer alguien descalzo a 20º bajo cero?
-No lo sé. ¿Cómo se miden las ganas de vivir? Da igual lo que crea que pudo correr. Le aseguro que ella corrió más.
Una chica india aparece violada y muerta. Llega una agente del FBI para echar una mano al sheriff de la reserva india y al cazador de la zona.
Realista, sin fantasmadas, cruda. Quizá su crudeza es mayor por su realismo, por su ausencia de exageraciones. Es una peli policiaca sin rebuscamientos. Sigues de A a B y de B y C. Pero la nieve, el frío, los bosques, la soledad, se convierten en factores determinantes a tener en cuenta.
-No existe la suerte ahí fuera. Vive en la ciudad, no ahí.
Personajes reales, auténticos, viviendo en una naturaleza hostil. Una cara de Estados Unidos que sigue estando pegada al antiguo western. Sobria, con buenísimos diálogos por su pura sencillez.
Taylor Sheridan ya dejó en los guiones de Sicario y Comanchería una muestra de su peculiar estilo e intereses. Aquí escribe y dirige. Jeremy Renner y Elizabeth Olsen están francamente bien
-Si encuentras al que lo hizo, haz lo que yo haría.

14/1/18

El extranjero

-Nombres. Quiero nombres.
Quan: un chino que tiene un restaurante en Londres. Su hija muere en un atentado de unos tipos que dicen ser el Auténtico IRA. Como sospecha que Liam, viceministro en Irlanda del Norte, asesor del Sinn Fein y miembro fundador del IRA, sabe algún nombre, decide hacerle unas advertencias contundentes. Cada vez más contundentes.
Jackie Chan y Pierce Brosnan. Ya talluditos. Pero Jackie Chan sigue demostrando que a sus 63 años se mantiene en muy buena forma aunque aquí reciba bastantes palos.
Mucho más decente de lo que me esperaba. Sin demasiadas fantasmadas y sin el humor tontuno habitual de Jackie Chan. Tiene cierta dimensión política bien cruzada con las escenas de acción donde cada bando va a lo suyo: una agenda terrorista, una agenda política, una agenda de un padre y marido que lo ha perdido todo y no tiene nada más que perder.
Buen ritmo, no es un guión original pero tampoco descabellado. Más drama político que cine de acción, cosa que para mí está bien. Entretenida.