27/4/17

Baahubali: The Beginning

Mañana se estrena Baahubali: La conclusión, sin que llegara a estrenarse Baahubali: The Beginning. Te recomiendo que veas la primera, claro.
Es una de esas pelis colosales que en occidente ya no se hacen, pero que en India les encantan y cuando se ponen…
Dos horas y cuarenta minutos de duración (y la segunda parte será de tres horas y cuarto), travellings aéreos imposibles, un preciosismo exagerado (la chica envuelta en mariposas azules, la serpiente verdidorada deslizándose por la flecha), apoteósicas construcciones, alucinantes avalanchas de nieve, miles de extras, batallas espectaculares (esas sábanas gigantes o ese carro “segadora”).
Es muy difícil juzgar el cine indio. Yo diría que esta película se encuentra entre lo ridículo y lo colosalmente épico. Pero es probable que allí no conciban lo uno sin lo otro, lo dramático sin lo cursi, lo grandioso sin lo cómico. Todo forma parte de la vida y lo integran.
Y sí, de vez en cuando, se arrancan con un baile abrumadoramente colorista.
Baahubali es una mezcla de Moisés, de Hércules, de Ben-Hur. Es un héroe de leyenda, de enorme fuerza, un tipo de pueblo sencillo que descubre que está destinado a algo más grande.
Una película enorme en todos los sentidos. Se esfuerzan en que cada plano sea bonitísimo, perfectísimo, él no va más. Y muchas veces se pasan. Lo mejor que he visto de Bollywood aunque muchas cosas me rechinen. Y sí, me apetece ver la segunda parte.

26/4/17

Hunt for the Wilderpeople

-¡Ninjas! ¡Lobos hambrientos! ¡Ah! ¡¡¡Servicios sociales!!!
Ricky Baker es un pieza. Trece años. Nadie quiere verle ni en pintura. Un matrimonio que vive en una choza perdida en los bosques (un millón de hectáreas) decide tenerle en acogida para gran alivio de la encargada de servicios sociales.
Y las cosas se complican un poco.
Ya sé que eso de forjar el carácter de un capullo, enreciar a un mierdecilla, puede sonar a cliché. Pero la peli se escapa de los temas manidos.
Sam Neill va a utilizar con el chaval técnicas bastante originales. Un bosque de un millón de hectáreas da para mucho, ¿no?
Comienza en un nivel de drama pero va derivando hacia lo divertido y finalmente a la comedia exagerada. Claro, Dirige Taika Waititi, el de Lo que hacemos en las sombras, así que no podía quedarse quieto.
Supervivencia. Van a pasarlas canutas y van a toparse con un montón de aventuras y gente curiosa (atento al hombre-arbusto). Y, como siempre en estos casos, no sólo el chico aprende. El que enseña también descubre algunas cosas sobre sí mismo.
Una de esas pelis que no estrenan en los cines y que no entiendes la razón. Porque es superior a decenas de otras que sí lo hacen.
Divertida y con magníficos paisajes y banda sonora.

25/4/17

Feud. Temporada 1

-Tenías razón. Sus escenas son como una puñetera descarga eléctrica.
La serie sobre Bette Davis (brutalmente directa) y Joan Crawford (brutalmente sibilina) comienza destacando que no hubo rivalidad como la suya. Curioso, porque el segundo personaje en aparecer es Olivia de Havilland (Catherine Zeta-Jones) cuya rivalidad con su hermana Joan Fontaine fue aún mayor.
Hay buen ojo para la estética y la planificación. Pero falta trabajarse los secundarios. Jessica Lange y Susan Sarandon, perfectísimas las dos. Pero los secundarios son un destrozo, como si el objetivo fuese ensañarse con ellos. Marilyn Monroe no hablaba así, Hedda Hooper no era amanerada, Robert Aldrich no carecía de carácter… Son todos personajes tratados con dos brochazos gordos.
Para un cinéfilo la serie es una delicia. La he disfrutado mucho. Me temo que al común de los mortales se le hará algo pesado tanto detalle minucioso en la reconstrucción de la historia. Hay que estar situado con el ambiente del cine en los años 60, los cambios que se producían, quién era quién, los conflictos de los estudios y las nuevas tendencias que comenzaban a surgir. Si no sabes mucho de eso, probablemente encontrarás que le falta ritmo. Aunque mejora conforme avanza, especialmente tras el 1x03, cuando termina el rodaje de la peli y empieza en serio el juego sucio.
Me lo he pasado en grande, pero esa liviandad con los secundarios no la hace plenamente satisfactoria.

24/4/17

La alta sociedad

Seré claro desde el primer momento para que luego no me demandes por daños neurológicos irreversibles. La peli es un cóctel entre Buñuel y Tintín, entre Dalí y el Gordo y el Flaco, entre el surrealismo y el cómic chusco. Y puntualmente gore.
Hace un par de años comencé a ver la serie P’tit Quinquin en francés. No la encontré de ninguna otra manera. Sin subtítulos. Pero el acento y la pronunciación se me escapaban casi por completo. Sospecho que también había muchos localismos. Entendía una palabra de cada dos. La abandoné, pero me pareció sugerente.
Ahora Bruno Dumont estrenaba peli, así que no podía dejarla pasar. Es una de las cosas más absurdas y extravagantes a la que te puedes enfrentar. Puede maravillarte o puede repelerte. Las situaciones están llenas de excentricidades y los personajes llevan el histrionismo al más alto nivel. Ver ahí a Juliette Binoche y Valeria Bruni Tedeschi, pasadísimas de vueltas, desconcierta aún más.
1910, verano, un pueblo en la costa. Pescadores de mejillones, la aristocracia en sus casas de descanso, turistas que desaparecen, la policía… y canibalismo. Y la aristócrata adolescente y travesti Billie (¿o es el adolescente?) se enamora del pescador de mejillones Ma Loute. Una visión distorsionada de un mundo excéntrico, una visión retorcida del ser humano, una rareza extremada.
Sólo si te va ese surrealismo de historias y comportamientos sin sentido.

23/4/17

Veep. 6x01

Pues sí. Ya empezó la sexta temporada de Selina Meyer, la vicepresidenta inútil que llegó a presidenta por rebote, la pifió terriblemente y estuvo a punto de ser reelegida porque, oye, tampoco es que haya muchas opciones mejores.
Ahora está trabajando por la alfabetización de adultos (y el SIDA). Por suerte, Selina tiene en mente, de nuevo, la idea estúpida de volver a presentarse a presidenta y supongo que eso hará reunirse al equipo. Espero que sea así, porque si no, las tonterías colaterales serían sólo tonterías colaterales.
Eso sí: no ha perdido un ápice de mala leche, brutalidad verbal, insultos rastreros y ataques a la yugular de la clase política.
Hacer la pelota a la cara, clavar el puñal por la espalda. La infinita partida de traiciones, mentiras y desprecio.
A veces, ya sabes, pongo una frase al principio y/o al final de los comentarios. Pero es que si me pongo a escribir las barbaridades de un solo capítulo podrían acusarme de copiar el guión. Y no sé con cuál de las burradas quedarme. Bueno, vale, pongamos una:
-¿Cómo es?
-Muy maja.
-Dicen que es una gran zorra y media.
-Sí, sí que lo es.
Vale, venga, otra:
-¿Solomon Tanz? Es radiactivo. Lee en el retrete a la luz de su propia mierda.

22/4/17

John Wick: Pacto de sangre

-Winston… Diles, diles a todos, que quien venga, quienquiera que sea, los mataré. Los mataré a todos.
Si recuerdas, Keanu Reeves estaba en baja forma en John Wick cuando se cargó a decenas de tipos. Bueno, pues ahora ya ha entrado en calor.
Es un placer volver al Hotel Continental. ¿Para cuándo una serie? Daría para mucho, muchísimo, conocer lo que mafiosos, asesinos y cazadores de recompensas cuecen en ese lugar, ese santuario, ese lugar de tregua, ese puerto seguro.
La cosa es que Wick dice que no a la oferta de un italiano. Pero, ya sabes, es una de esas ofertas que no se pueden rechazar. Así que primero la oferta y luego… Luego ajustar cuentas.
Genial esa escena en que se va de “compras” por Roma. Mola mucho ese traje con revestimiento… táctico.
En realidad la única diferencia entre los bodrios de Jason Statham y las pelis de John Wick es que las de John Wick están bien hechas. Eso convirtió a la primera cinta en un film de culto.Ésta, aunque no la iguale, es un entretenimiento de primer orden. Si te gustan los tiros a mansalva, claro.

21/4/17

Al margen (232)

1. Hay mucha gente preocupada por la huelga de guionistas y lo entiendo. Hay mucho dinero en juego. Pero para un espectador me parece que puede ser muy sano. Sobran series y, por tanto, guionistas. O, al menos, muchos de los guionistas del panorama actual.
2. La programación del Festival de Cannes ha elegido dos películas de Netflix. Y eso escuece a muchos, que todavía ven a Netflix como algo ilegal simplemente porque es la competencia. Están locos, estos franceses.
3. No es que Philip K. Dick esté entre mis autores de ciencia-ficción favoritos, pero la serie Electric Dreams, que adapta relatos cortos de él, empieza a reunir a un lujazo de reparto: Bryan Cranston, Timothy Spall, Geraldine Chaplin, Mireille Enos, Steve Buscemi
4. Pues ya he visto el tráiler de Krypton, la serie precuela de Supermán. Y he de reconocer que no me interesa lo más mínimo.