18/1/17

Una serie de eventos desafortunados. Temporada 1

-Es importante no confundir un optimista con un optometrista. Pero ambos son muy peligrosos.
Los libros: 13 libros de 13 capítulos cada uno. Lógico. El número de la mala suerte.
La peli: Una serie de catastróficas desdichas. Adaptó los 3 primeros volúmenes. Pasó desapercibida y no se hicieron continuaciones. Pero tenía grandes cosas.
La serie: Adapta un libro cada dos capítulos. Lo que significa que los primeros 6 capítulos siguen a la película. Con bastante fidelidad. Incluso estética.
Me encantaron los libros, me encantó la peli, me encanta la serie. Quizá la serie un poquito menos porque ya tengo todo muy trillado. Pero me satisface que esté llegando a mucha gente gracias a Netflix.
Descubrir en la infancia que el mundo es duro, es algo que suele escamotear la ficción. Por eso la saga de Lemony Snicket me parece tan necesaria. Maltrato infantil, trabajo infantil, matrimonio infantil, muerte, corrupción, intereses económicos… Crítica social pero tratada con un humor negro muy astuto.
La temporada acaba justo en el momento en que los Baudelaire van a conocer a otros huérfanos, justo en el momento en que se produce el primer giro importante de guión. Luego habrá que esperar al libro 7 (¿será en el 2x06?) para que la dinámica cambie por completo.
Curioso que Neil Patrick Harris y Cobie Smulders vuelvan a estar en la misma serie y que no coincidan en ningún plano.
-Tenía muestras de veneno de todas las serpientes conocidas por el hombre.
-Y por la mujer.

No hay comentarios: