31/3/17

Al margen (229)

1. Para que los millones de seguidores del blog no os pongáis nerviosos, advierto que durante los próximos días no actualizaré. Tengo una cena de antiguos residentes del Colegio Mayor, una especie de congreso y una juerga familiar. Si sobrevivo a todo esto volveré el lunes. O el martes. O el miércoles.
2. Me alegré mucho del fracaso de Mike Kresteva en The Good Fight 1x07. Y creo que el disfrute no se debía a que Kresteva  sea un impresentable. Creo que me alegré porque es Matthew Perry, porque estoy harto de la mitología en torno a Friends. Al fin y al cabo sólo Phoebe nos caía bien, ¿no?
3. Me entero de que Bones llega a su final. 12 temporadas. Pero, ¿es qué alguien la estaba siguiendo?
4. Nicholas Winding Refn se lanza a dirigir una serie de 10 episodios. Too Old to Die Young. Como siga la línea de sus últimas películas puede ser la serie ideal para dormir, el narcótico perfecto.

29/3/17

Innan vi dör. Temporada 1

Hanna, inspectora de Homicidios en los cincuenta y pico. Metió a su hijo en la cárcel durante dos años por tráfico de drogas. La rebajaron a Delitos Económicos. Ahora se ha organizado un buen lío: su amante (poli) muere, dos bandas de moteros (Mobsters y Delicuentos) están en guerra, entre medias está la mafia croata de los Mimica, una infiltrada llamada Inez pasa información a la poli, otro infiltrado en la poli pasa información al enemigo.
Está bien que la prota sea una mujer a punto de jubilarse. Me gusta también que, en una serie sueca, los polis vayan armados y no tengan problemas en tirar de gatillo. Había llegado a pensar, por otras series suecas, que los policías eran pacifistas entrenados por Greenpeace. Y hay muchos giros de guión y sorpresas.
El problema es que, a veces, esos giros son inverosímiles y sirven para alargar la trama más y más. Lo de que los Mimica inviten a la poli a comer a su casa es un exceso. Le sobra bastante metraje pero aun así resulta entretenida, con mucho suspense. Las tramas de doble topo (uno en la poli, otro en los delincuentes) suelen dar mucho juego.
Un final bastante apañado que cierra la historia y deja el camino abierto para una segunda temporada. Sigue más el estilo americano que el nordic noir.

28/3/17

Operación Telemark. Temporada 1

-No olvides lo que te he dicho.
-¿Que un objeto puede estar en dos sitios a la vez?
-No. Que las mujeres son impredecibles.
El proyecto alemán para fabricar una bomba atómica tenía un factor clave: la fábrica de agua pesada de Noruega. Uno de los problemas de Alemania fue querer hacerlo como si no existieran Einstein, Schrodinger, Bohr y otros científicos judíos.
Otro problema fue la operación realizada entre británicos y la resistencia noruega para sabotear la fábrica.
Miniserie noruega (6 capítulos) muy interesante, con fondo, reflexionando sobre colaboración, resistencia y responsabilidad moral que está por encima de la ciencia. Cosa que Heisenberg no veía y que para Bohr era evidente. Además los personajes están bien dibujados: esa capitana británica de inteligencia (qué carácter), el jefe colaboracionista de la fábrica, su esposa con una visión bien distinta…
Especialmente buenos el 1x04 y el 1x05: la fotografía de las montañas nevadas, las impresionantes escenas de esquí, el bombardeo aéreo…
Quizá no sea para grandes públicos porque no tiene el habitual ritmo apabullante, pero históricamente es muy fiel a los hechos.

27/3/17

Redención

Billy Hope y Maureen se criaron en orfanatos en la Cocina del Infierno. No han tenido una vida fácil. Orfandad, peleas, cárcel. Ahora él se ha convertido en campeón de boxeo y ella en su esposa. Son ricos en una casa inmensa y su hija lee, escribe y se expresa mejor que ellos.
Entonces ocurre esa pelea en el hotel, cuando el aspirante al título insulta a Maureen. Las consecuencias serás devastadoras.
Fuqua dirige con su habitual crudeza y, también como es habitual en él, fuerza en exceso el drama, las reacciones histriónicas. Falla el descenso, el tocar fondo (demasiado apresurado) para levantarse (también veloz) porque quiere llegar a ese combate de boxeo de 12 asaltos (demasiado largo).
El trabajo de Jake Gyllenhaal es lo mejor. Forest Whitaker también ayuda desde su papel secundario. El boxeo es la excusa para mostrar la redención de un tipo que tiene poco que perder y algo que ganar.
No me gusta cómo usa a Lila como motor sentimental, pero también tiene sus cosas buenas. Al fin y al cabo es la razón por la que Billy sigue adelante. No es mala película pero se queda lejos de sus posibilidades. Demasiado previsible y poco novedosa.

26/3/17

Un hombre llamado Ove

-El destino es el resultado de nuestra necedad.
Ove es un cascarrabias y un estricto seguidor de las leyes. Tiene 59 años. Recientemente viudo. Recientemente prejubilado. No queda más remedio que arreglarse, ponerse el traje y suicidarse. Pero no hay manera. Una familia iraní se instala a su lado y no le dejan suicidarse tranquilo. Siempre hay alguien en alguna parte que quiere algo de él. Y Ove les ayuda.
Eso impide su suicidio una y otra vez porque algunas de esas tareas llevan tiempo. Y él no va a dejar las cosas a medias. Y así el espectador va descubriendo nuevas facetas en la vida de Ove hasta construir su personalidad completa.
Hay escenas muy divertidas. La cita en el restaurante en la que se pone a hablar de motores de coches, el proyecto de tirarse al tren, las clases de conducir, la enemistad con Rune por la marca de los coches…
Una de esas pelis que destila humanidad a chorros. Te sientas, disfrutas, esperas con placer la siguiente anécdota (triste o alegre, da igual) y te importa poco si dura dos horas o doce.
Qué bonita esa escena en la que Parvaneh logra que Ove se ría. Qué maja esa mujer.
Qué fuerte el accidente de Sonja. Qué bien narrado.
Una gran película sobre un hombre con el corazón demasiado grande.
Ese viaje a Mallorca:
-Descubrí que los españoles tenían mucho que aprender sobre normativa de construcción.

25/3/17

I Am a Hero

Las últimas pelis que he visto de zombis me han gustado bastante. Train to Busan y The Girl with All the Gifts. Se suma I Am a Hero, quizá no tan redonda como las anteriores, pero sigue teniendo cosas bastante buenas.
Si te gusta el gore tienes esa secuencia en el aparcamiento del supermercado. Una carnicería de las de verdad. Sangre y más sangre.
Lo interesante, sin embargo, son otros aspectos. Hay un par de secuencias magníficas: esa en la que vemos cómo se extiende el virus por las calles de la ciudad al ritmo del pánico y la secuencia que sigue en la autopista. Extraordinariamente bien rodadas, con fuerza y originalidad.
Además está bien la elección del protagonista, un verdadero pringao, un cobarde, un dibujante de manga de segunda categoría que vive más en su imaginación que en la realidad.
Es curioso, también, cómo los zombis siguen conservando su personalidad o, más bien, su principal motivación: el atleta, la mujer que va de compras, la celosa, el obeso…
Un problemilla: la chica misteriosa. Su arco argumental no está cerrado, no se explica por qué es como es y no acaba de verse su sentido en toda la historia.
Película japonesa, así que es inevitable que tenga ciertos toques de comedia absurda que, por otra parte, funcionan razonablemente bien para aligerar el baño de sangre.

24/3/17

Al margen (228)

1. The Good Fight. Y, de pronto, para defenderse de Mike Kresteva, el bufete busca a un abogado poco ortodoxo. Por supuesto, nadie como ella: ¡Elsbeth Tascioni! Tuvimos que esperar al capítulo 5 para verla pero siempre merece la pena.
2. Ha terminado de rodarse The Defenders. Se estrenará en verano. Y yo me pregunto: ¿por qué no la estrenan ya, por favor?
3. Death Note también está a la vuelta de la esquina en imagen real. No creo que sea bien acogida. Tendrá taquilla pero la criticarán. Demasiado difícil adaptarla con una serie tan icónica a sus espaldas.
4. Cuando se hizo la primera película de James Bond estuvo a punto de ser Jane Bond. Susan Hayward rechazó el papel y entonces prefirieron a un tipo. Ahora quieren que el nuevo Bond sea una mujer. No lo veo muy necesario, sobre todo con Atomic Blonde a punto de estrenarse.

23/3/17

Crossover DC. The Flash, Supergirl

A esto me refiero.
Puedes criticar Iron Fist porque no llega al nivel de otras de Netflix. Pero es una joya comparada con… con… con esto.

21/3/17

Iron Fist. Temporada 1

-No te haces ni idea. Es como tener por aquí al puñetero Tarzán recién salido de la jungla.
Me sorprenden las críticas tan duras que recibe. El error de Netflix fue ofrecer, a algunos críticos especializados, los seis primeros capítulos por adelantado. Y se nota que han hecho la crítica desde esos seis. Los que la vieron entera antes de abrir la bocaza, suavizan mucho más el tono.
Muchos dicen que no tiene estilo ni visión propia. No es cierto. Como bien señala Claire, hasta ahora habíamos visto a tres superhéroes atormentados. Iron Fist tiene un trauma de un recuerdo de la infancia pero no está atormentado. Y cuando los críticos dicen que no tiene estilo propio quieren decir que sí lo tiene, pero que no les gusta porque no es un depre. Pero son cosas muy distintas.
También he leído alguna comparación con Arrow. Lo mejor que tiene Iron Fist es que nos muestra cómo debió ser Arrow. Señalar dos deslices de guión en Iron Fist cuando Arrow tiene 10 por capítulo y preferir Arrow es ponerse una diana en el pecho para que disparen a placer. Flechas o puños cargados de chi.
Es una serie muy disfrutable. Menos densa que las otras, con menos fondo, más para grandes públicos, pero muy entretenida y, desde luego, muy superior a cualquiera de los infantilismos de DC (Arrow, The Flash, Supergirl, Legends). Además ofrece más cancha a los secundarios comunes de las 4 series: Rosario Dawson y Carrie-Anne Moss.
Me gusta, especialmente, Rosario Dawson. Una interpretación muy natural, muy fresca. Es la enfermera que cose, remienda y grapa las heridas de los superhéroes y que no deja de alucinar con lo brutos y lo insensatos que son.
Y Carrie-Anne Moss:
-Oh. Ya me conoces. No me pierdo una buena incineración.

20/3/17

Los Hollar

Es el retrato de una familia un tanto excéntrica. Aunque ahí habría que plantearse qué es una familia excéntrica y si acaso no lo son todas.
La trama arranca en el momento en que a la madre le detectan un tumor en el cerebro. Eso hace que la familia se reúna en el hospital y que, a partir de ahí, conozcamos a los personajes satélite. Padres, hijos, nietas, novias, ex-novias, ex-mujeres…
Tiene ese aire de cine independiente, esa apariencia de drama revestido de comedia. Suave drama, comedia surgida de las peculiaridades de la familia. No parecen, en principio, personas muy refinadas. Más bien toscas, alocadas, inmaduras. Pero poco a poco vas descubriendo que han trabajado como mulas, que son buena gente y que el fondo de ternura que albergan, aflora con suma facilidad.
La peli tiene una ventaja. Una gran ventaja: sus intérpretes. Margo Martindale, Richard Jenkins (qué reacciones tan extrovertidas), Sharlo Copley, John Krasinski y Anna Kendrick. Todos ellos están estupendos, defienden bien a sus personajes y los hacen creíbles.
Simpática, atractiva. Previsible en cierto modo y con un final con bastante chispa.

19/3/17

Locas de alegría (La pazza gioia)

Supongo que toda película ambientada en un psiquiátrico tiene un punto de rareza que atrae. Aquí el psiquiátrico se lleva la primera parte, hasta que las dos mujeres escapan al mundo real para tratar de resolver sus problemas pendientes. En el caso de una se trata de la búsqueda de su hijo, en el caso de la otra… Bueno, la otra quiere todo.
Una ricachona madura caída en desgracia que ha terminado en el sanatorio que su propia familia financiaba. Una joven pobre, miserable y desesperada. Ambas se harán amigas en el sanatorio y ambas planearán una fuga para intentar lograr lo que quieren.
Un poquito de comedia loca y un mucho de drama. Abunda la tristeza en esta película, suavizada por toques de esperanza. Pero ambas son vidas truncadas, que arrastran el dolor. Hay cosas irreparables, nunca volverán a poseer lo que tuvieron, no hay manera de arreglar ciertas cosas, pero acaban por descubrir otro camino, otro modo de tener una cierta paz.
Valeria Bruni Tedeschi (la semana pasada la veíamos muy sobria en La comunidad de los corazones rotos) aquí está desatada, eléctrica. Muy divertida en su locura si no fuese por el patetismo de su personaje.
No sé a quién recomendarla. Tiene ese aire perturbador que te deja con ánimos contradictorios.

18/3/17

Esa peli de Disney en la que sale un gay

Desde un punto de vista económico es buena idea, a priori, publicitar La bella y la bestia como la película de Disney en la que sale un homosexual. Creas polémica, se habla de ella, recaudas en la taquilla.
El problema viene cuando confirmas que la película es innecesaria, irrelevante, totalmente superflua y no aporta nada. Porque, a partir de ese momento, cuando la gente diga que va a ver La bella y la bestia, se referirá a la película de dibujos animados. Y cuando se quieran referir a la peli que nos ocupa, dirán:
-Esa peli de Disney en la que sale un gay.
Bueno, seguro que, a partir de ahora, Disney lo hace con más frecuencia, así que dirán:
-Esa peli de Disney en la que sale un gay y Emma Watson.
Y eso es un poco triste.
Por otra parte tampoco es un personaje muy atractivo (ni siquiera para muchos gays). Tiene tanta pluma que no haces más que pensar en fundas nórdicas.
A lo que voy es que la peli está hecha de modo impecable (magnífica ambientación gótica) pero no tiene ninguna personalidad. No es El librode la selva, no es una adaptación pensada. Eso sí. A la hora de forrarse nadie les gana.
Que dure 130 minutos roza lo delictivo.

17/3/17

Al margen (227)

1. Empecemos con las malas noticias: vuelve Matrix. Otra peli en ese universo. Imagino que más pronto o más tarde tenía que pasar. Pero habría preferido que fuese más tarde.
2. Frank Marshall llevaba 40 años tratando de conseguir los derechos de todas las partes para montar The Other Side of the Wind, una película inacabada de Orson Welles. Netflix se lo ha conseguido en un periquete, otra prueba de la situación de poder que tiene ahora mismo.
3. The Good Fight ya ha renovado por una segunda temporada. Se ve que los productores lo ven claro.
4. Y también lo hace Legion. Aunque no ande muy sobrada de audiencia parece que se confía mucho en ella.

15/3/17

El viajante

Son un matrimonio de actores que ensaya Muerte de un viajante de Arthur Miller. Tienen que trasladarse de casa cuando su edificio colapsa. Y allí, en la nueva casa, ocurre la tragedia.
La elipsis de la ducha. Por supuesto nadie la habría rodado así en occidente. En Irán la elipsis era obligada. Pero eso la hace magistral. Sabemos lo que ha ocurrido por el relato de los vecinos, lo que oyeron, lo que pensaron, cómo reaccionaron…
Las consecuencias, claro. El derrumbe psicológico de ella, la incomprensión de él.  Como es habitual en el cine de Farhadi, las consecuencias afectan a más gente: el trato brusco con los alumnos, las recriminaciones a los compañeros de trabajo… El mal siempre tiene repercusiones sociales.
Y luego los diálogos de la obra teatral, el modo en que reflejan lo que a ellos les sucede.
Ese final dramático es muy astuto. Y la última escena, el maquillaje teatral, envejeciéndoles externamente, es un símbolo de su interioridad.
Se llevó el Oscar a la mejor película extranjera. Y van dos para el director. Hay menos sutileza en el aspecto moralizante que en otras películas de Farhadi, pero es otro análisis social muy interesante.

14/3/17

La comunidad de los corazones rotos

La única película que había visto hasta ahora de Samuel Benchetrit me gustó bastante: Janis y John.
Esta es distinta. Muy distinta en realidad. Al contrario que en Janis y John, donde todo era frenético para mostrarnos la tensión permanente de su protagonista, aquí domina la pausa para mostrarnos a la gente de un bloque de edificios, en los suburbios, en la Ciudad Picasso, París, Francia. Allí todo es feo, gris, sucio y las gentes no son felices.
Así que vamos a conocer a un puñado de los residentes de este bloque de edificios y a un astronauta de la NASA que, por error, aterriza en la azotea. Triste, lánguida, extravagante y, a ratos, totalmente surrealista. Entre la burla y la seriedad, el humor absurdo y la languidez.
El reparto reúne a gente variopinta: la francesa Isabelle Huppert, el americano Michael Pitt, la argelina Tassadit Mandi y la italiana Valeria Bruni Tedeschi.
Es una historia muy sencilla de gentes con corazones rotos que, por un instante, logran romper la soledad de sus vidas. Y eso, tal vez sólo eso, sea suficiente para encontrar un atisbo de esperanza.

13/3/17

Bajo la arena

Ha terminado la Segunda Guerra Mundial. En las costas de Dinamarca quedan 1.500.000 minas terrestres. Los encargados de desenterrarlas y desactivarlas serán 2.000 prisioneros de guerra, soldados alemanes que son pocos más que niños. La mitad morirán o quedarán mutilados.
Mal alimentados y humillados viven en condiciones inhumanas y mueren reventados por las minas. Un sargento danés dirige a 14 de los chicos alemanes.
La película resalta las consecuencias de la guerra, el resentimiento acumulado, el deseo de venganza. Pero lo más interesante es la evolución del sargento. El odio profundo que guarda se va transformando en misericordia ante la contemplación del sufrimiento ajeno.
Es bastante minimalista, con pocos personajes, pero hay escenas fuertes  y dramáticas.

12/3/17

El fundador

-McDonald’s… es… familia.
Ray Kroc es vendedor ambulante de batidoras. Raras veces vende una. De pronto, un local llamado McDonald’s, en San Bernardino, le pide 8. Y cuando llega allí descubre un producto de calidad, rápido y barato. Ray les propone abrir franquicias.
Muy interesante. El director no juzga. Expone los hechos acerca de cómo se fundó, creció y se desarrolló la empresa en sus primeros años. Lo hace, además, de modo muy inteligible, muy claro, con un ritmo muy logrado y recursos interesantes.
Es, también, una expresión de los negocios en América. Cualquier persona con una idea brillante puede triunfar. Pero el individualismo puede echar todo a perder. También está bien contada la relación de confianza inicial entre los hermanos McDonald y Kroc. Para ver luego la evolución en la que la ambición aniquila amistades y familia. E insisto: sin juzgar.
Michael Keaton funciona bien como Kroc, acompañado por su sufridora esposa Laura Dern (¡qué distinta a la de Big Little Lies!). Pero el mejor es un Nick Offerman muy contenido en el papel de Dick McDonald.
John Lee Hancock consigue que un biopic sobre el mundo de los negocios me atrape. Y eso, créeme, no es nada fácil.
-Los contratos son como los corazones. Están hechos para romperse.

11/3/17

Kong: La isla calavera

-Mi padre me dijo siempre que no juzgara a un hombre por cuánto bebe sino por lo que aguanta bebiendo.
La peli está bastante bien rodada. Quedan bien todas esas referencias a Apocalypse Now, tanto las visuales (helicópteros contra Kong) como las psicológicas (Samuel L. Jackson que, tras haber perdido en Vietnam, considera a Kong el nuevo enemigo a batir).
Hay ocurrencias bienvenidas como el “navegavión” o el flash de la cámara de John Goodman. Y peleas vistosas y originales: la araña, el pulpo, el lagarto final…
Con esto quiero decir que es una aventura bastante entretenidilla, muy llevadera, con buen ritmo y que el reparto lujoso funciona bien. Además de los citados están Tom Hiddleston, Brie Larson y un muy divertido John C. Reilly.
Problemillas: muy previsible, a esos actores debería sacárseles más jugo y algunos puntos gore recortan algo el público que puede verla.
Dejando esto al margen es bastante disfrutable, pero se trata más bien de un tomar de aquí y de allá que de aportar algo nuevo al mito.
Los efectos especiales muy bien, claro. Y, además, no es una de esas pelis de acción interminables que piensan que, menos de dos horas y media, no merecen la pena. Lo despachan en 100 minutos y ya está.

10/3/17

Al margen (226)

1. Otra serie para otros X-Men. Unos padres descubren que sus hijos son mutantes. Tendrán que huir del gobierno y unirse a un grupo de mutis clandestinos. Parece que Amy Acker (Root en Person of Interest) está en el ajo.
2. Estoy harto de oír decir que Disney ha sido muy valiente al poner a un homosexual en La Bella y la Bestia. Valiente sería que la Bella se convirtiese en monstruo feo (que es lo que hizo Shrek). Pero Disney jamás es valiente. Todo lo contrario. Se acomoda a lo que sea. ¡Pues anda que no lleva años de moda eso de poner a un gay en pelis y series! Normalmente de adorno o como chiste. Yo me quejaría.
3. Iron Fist en los cómics era blanco y en la serie será blanco. Y surgió otra polémica idiota: ¿por qué no es asiático si sabe artes marciales? Y les acusan de racismo. ¿Cómo puede haber gente con tan pocos problemas que se dedica a fabricarlos donde no los hay?
4. En julio de 2019 veremos Indiana Jones 5. ¡Con Harrison Ford

9/3/17

Search Party. Temporada 1

Una mezcla de Girls y Crisis in Six Scenes, signifique esto lo que signifique.
Pandilla de veinteañeros inmaduros y descerebrados. La desaparición de una chica lleva a Dory (Alia Shawkat) a algo así como una crisis existencial, a un cierto toque de la conciencia. Y decide investigar.
Estas series de jovenzuelos desnortados ponen de relieve el contraste entre la inmadurez y la realidad. Y, en este sentido, Search Party gana por goleada a Girls, por mucho que la crítica adore a Girls. Porque, al final, en Girls la realidad se vuelve inmadura para adaptarse al mundo estúpido de los jovenzuelos*. Ellos no cambian. Y no. La realidad es la realidad y no hay quien la mueva.
El capítulo final de Search Party evidencia la realidad: la inmadurez lleva al desastre, la gran pifia, las consecuencias inevitables de la estupidez. Lo que yo creo, lo que pienso, lo que opino, al mundo real le importa una mierda. Y el mundo real te lo hace pagar.
Así que la comedia surge ante el bofetón de realidad y uno, espectador perplejo de tanta insensatez, acaba pensando: os está bien por gilipollas.
No es que la serie sea gran cosa pero adoro ese final. Ese final me encanta.
­­­­_______________
*Ya sé que muchos me dirán que no es así, que las chicas evolucionan y cambian y todo eso. Pero no es cierto. La realidad no perdona, deja consecuencias y secuelas. Y aquí les ha perdonado demasiadas veces.

8/3/17

Emerald City. Temporada 1

La única razón por la que he seguido esta temporada es porque, supuestamente, tiene relación con El mago de Oz. Y digo supuestamente porque es una mera excusa para hacer lo que quieren.
Y ese lo que quieren debe entenderse en un sentido muy amplio. Amplísimo. Nada tiene sentido en esta serie. Ni pies ni cabeza. La mayor parte de las veces no sabes por qué los personajes hacen lo que hacen, actúan como actúan. Van, vienen, se alían, se pelean, tan amigos, tan enemigos… No se trata de complejidad. Es un barullo, el modo que los guionistas tienen de seguir sacándose páginas de la manga. Como si cada guionista no tuviese ni remota idea de lo que hizo su predecesor en el capítulo anterior. O de lo que hizo él mismo.
Tarsem Singh dirige la serie y eso queda claro por su personalidad visual. Sin duda le saca mucho partido a Gaudí. Quién nos iba a decir que la Ciudad Esmeralda era el Parque Güell.
No habrá segunda temporada. No volveremos a ponernos los escarpines rojos ni a visitar Oz. Que vaya Dorothy a salvar a su madre, si quiere.

6/3/17

iBoy

Tom va en casa de una amiga. Cuando llega, hay tipos armados. Sale corriendo y, mientras huye, llama por teléfono. Le disparan. La bala impacta en el móvil y las piezas quedan incrustadas en su cerebro.
Ahora es capaz de usar cosas electrónicas simplemente pensando. Y traza un plan para vengarse de quienes le dispararon y violaron a su amiga.
El prota es un tal Bill Milner al que no conocía de nada. A Maisie Williams, Miranda Richardson y Rory Kinnear les conocéis todos.
Netflix no cuida sus películas. Lógico, en cierto modo. Ya tienen un catálogo amplio de todo tipo de cine. Pero hay que hacer muchas series para que a la gente no se le acaben antes de morir.
La idea de la peli es buena (tampoco muy original) pero la dirección es un espanto. La secuencia final, el clímax, está horriblemente planificada y resuelta. Todo se mueve sin ritmo, sin atrevimiento, sin alegría. El reparto no basta para salvarla.
Otra versión de superhéroe realista en los barrios bajos de Inglaterra. Como si Ken Loach hiciese una de superhéroes. Sólo que el director de la presente está a una galaxia y media de ser Ken Loach.

5/3/17

La chica desconocida

Jenny es una buena doctora, honrada, pero un tanto estricta. Una noche una chica llama a la consulta cuando ya lleva trabajando una hora de más. Decide no abrir. Al día siguiente la chica ha sido asesinada. Afectada por lo ocurrido, sintiéndose culpable, decide averiguar algo más sobre la chica desconocida. Su nombre, al menos, para que no quede enterrada en una fosa común.
Barrios bajos. Muchos inmigrantes, prostitutas, gentes con problemas económicos, necesidad de servicios sociales. Y ella va enseñando la foto de la chica aquí y allá. Y eso le traerá problemas, claro.
Los hermanos Dardenne y una nueva colección de vidas chungas, las dificultades que atraviesan día tras día montones de gente con escasos recursos, que se buscan la vida del mejor que pueden que suele ser el peor modo.
Tiene menos fondo que otras. Utiliza el mismo recurso que en Dos días, una noche, con la protagonista en continuo movimiento de aquí para allá mostrándonos esa humanidad herida, débil y frustrada.

4/3/17

Logan

Yo siempre fui pro-mutante. Quiero decir, mientras leía los cómics.
Luego llegaron las pelis y, a medida que crecía la saga, iba comprendiendo mejor por qué la Bruja Escarlata decidió pronunciar su hechizo: no más mutantes. Cualquier cosa era preferible antes que soportar otra peli de los X-Men.
Y entonces llegó primero la serie Legion y, ahora, esta estupenda película: Logan. Porque James Mangold, que también parece hartito de los mutis, renueva el modo de concebirlos. Es lo que tienen los mutis: puedes inventarles cientos de variantes, de vidas extrañas, originales, impactantes. ¿Por qué ceñirse siempre a los clichés?
Y así pasamos de los mutantes pop (lo que veíamos hasta ahora) a los mutantes Mad Max. Bueno, no tan violenta, pero casi. Logan es una road movie cruda, violentísima y decadente. Y Hugh Jackman tiene la ocasión de mostrar músculos pero también un montón de registros dramáticos.
-Ya no queda ni un revólver en el valle.
La frase es de Raíces profundas, a la que dedican una secuencia, y le sirve a Laura para dar sentido a su vida.
La peli tienes sorpresas, dosifica bien la acción, deja mucho para el drama personal y tiene un cierre redondo. También se puede hacer una lectura política antri-Trump si se quiere, pero eso es lo de menos.
No entiendo porque casi toda la crítica española la castiga. No sé. Igual no les pusieron aceitunas en el pase de prensa.

3/3/17

Al margen (225)

1. ¿Y si la confusión de los Oscar hubiese sucedido a la inversa? Lo siento, pero Moonlight no se merece ese Oscar a la mejor película. El año que viene vendrá una película racial que sí lo merecerá y no se lo darán porque ya cumplieron la cuota.
2. También está feo eso de darle sistemáticamente el Oscar de animación a Disney porque es Disney. Con todo lo que me gustó Zootrópolis es incuestionable que Kubo y las dos cuerdas mágicas es mucho mejor película.
3. Agents of Shield 4x15. May llevaba varios capítulos en el Framework. Pero ahora han sido atrapados muchos. Lo curioso es que el paraíso de San Junipero es el infierno para los agentes de Shield. Bien por ellos. Muy interesante este arco: conciencia humana, conciencia en robots clones, sueño informático feliz... Y las diversas reacciones.
4. No te equivoques: me gusta todo ese mundo onírico de Legion en el 1x02 y 1x03. Pero deben avanzar en la trama. Dos episodios en tierra de recuerdos suenan a relleno.
5. Estoy muy sorprendido con las primeras críticas de Logan. La crítica americana está encantadísima. La crítica española la destroza. Mañana podremos opinar por nosotros mismos.

2/3/17

El techo del mundo (Tout en haut du monde)

1882. Sasha Tchernetsov tiene 15 años y celebra su primer baile en sociedad. Pero tiene los pensamientos puestos en la búsqueda del barco de su abuelo, perdido en una expedición al Polo Norte.
Llevaba tiempo tratando de conseguir esta película de la que no había visto más que fotos. Su estética me parecía muy llamativa. Dibujo y color minimalistas para narrar una aventura entre los hielos.
Es una producción franco-danesa bastante original. No sólo por los elementos estéticos mencionados sino también por su ambientación en San Petersburgo y el modo de poner en marcha la historia. Incluso elementos que podrían ser clichés (ese mes de trabajo duro de  la chica) está trenzado con mucha elegancia y lógica.
Aunque el núcleo de la narración esté en los hielos, todo lo anterior también es interesante. Pero es ahí, en los hielos, donde te acuerdas de Stevenson, Conrad, Jack London, Pushkin o Melville; ahí te das cuenta de lo bien empleado que está ese minimalismo en dibujo y color, la enorme fuerza que otorga a la creación de sensaciones.
Me gustó mucho. Una película animada de elegancia poco común. Y una de las pocas a las que sí habría pedido más metraje.

1/3/17

Por encima de la ley (Veteran)

Una de esas pelis coreanas que dispensa, con igual falta de contención, peleas brutales y humor surrealista. Tan pronto vemos una operación policial plagada de golpes graciosos como una paliza monumental a un pobre hombre.
Un poli honrado y cabezota que se enfrenta a una multinacional. Lo que viene después es mero cliché, pero rodado con mucha eficacia siempre que uno tolere las contradicciones y los cambios bruscos.
Una investigación en la que el poli tira por la directa, persecuciones bastante logradas, peleas a puñetazos que con sólo verlas te dejan moratones para una semana y los clásicos conflictos.
Muy entretenida si quieres desengrasar neuronas. En Corea arrasó las taquillas.
Aunque también se presta a que un día tenga su remake americano de manos de un director famoso venido a menos (igual Scorsese repite jugada, igual es otro), la plagia, la empeora y le dan el Oscar porque sí.