31/12/12

Mi película del año

Como cada año, huyendo de las listas, intento encontrar una peli que me haya sorprendido. Una película que me haya gustado de un modo muy especial, algo subjetivo, pero que sea defendible artísticamente.
Y este año ha sido muy difícil porque sorprender, lo que se dice sorprender, no ha habido mucho. Pensé en Frankenweenie, la resurrección de Tim Burton, stop-motion, 3D, blanco y negro. Y no cayó en la tentación de usar un poquito de color aquí o allá. Pero la historia ya nos la había contado.
Así que me decanto por Las nieves del Kilimanjaro. Una película de imponente actualidad, narrada como un cuento para adultos, con una máscara de liviandad, pero con una profundidad que crece cada vez que uno la piensa.
Porque es, ante todo, una reflexión acerca de la sociedad, de su núcleo, de cómo la familia y los amigos son el centro y de cómo los políticos han asumido el peso sin tener, en realidad, ni idea de qué hacer con ello.
Y sin didactismos. Narrado desde la perspectiva cotidiana, natural, fresca y tierna de unas personas que aprecian las cosas buenas de la vida.
Si ya la he visto tres veces, algo tendrá.

 

30/12/12

Paperman

Antes de ¡Rompe Ralph! Nos ofrecieron un corto: Paperman.
A mí me parece una costumbre muy sana que debería extenderse. En lugar de colocarnos tres o cuatro tráileres que todo el mundo ha visto ya en internet, los cortometrajes resultan mucho más interesantes.
Paperman es una gran historia encerrada en un contenido sencillo. El blanco y negro existe para que el rojo de una mancha de carmín, en una hoja de papel, destaque como el símbolo que es: lo que permanece tras el breve encuentro.
Y, después de utilizar una resma para tratar de comunicarse, hay que arriesgarse y emplear la última hoja, hay que desprenderse del símbolo, del recuerdo y jugarse el todo por el todo.
Una historia romántica original con su toque mágico condensada maravillosamente.

28/12/12

¡Rompe Ralph!

Si eres de los 60, esta peli no es para ti. Si andas por los 30 o menos, la disfrutarás. Pero si naciste en los 70, con la eclosión de los videojuegos, si chupaste tanto biberón como Atari, tantos tigretones como arcade, entonces vas a flipar.
¿Por qué Brave, siendo de Pixar, se parecía a Disney y ¡Rompe Ralph!, siendo de Disney, se parece a Pixar? Porque debido a esos noviazgos turbulentos, esos maridajes de conveniencia y esos adulterios de dominio público, las dos compañías son un jaleo. Y John Lasseter ha estado más pendiente de ¡Rompe Ralph! que de Brave. Y se nota.
Geniales los cuatro personajes principales: Ralph, Félix, Vanellope y Calhoun. De los píxeles a la exquisita definición, del Pac-Man a Halo. Plataformas, carreras (con chuches), shooter, bichos alienígenas, princesas y Mentos con Coca-Cola. Un catálogo iconográfico pop y videojueguil para todos los públicos.
Si naciste después de los 60.
-Au revoir, almirante descerebrao, capitán tolai.

26/12/12

El cuerpo

El vigilante de la morgue huye despavorido. Un coche le atropella. La poli va a ver qué pasa.
Falta un cadáver.
Peli tramposota a tope. Pero funciona. Con bajo presupuesto y unos poquitos personajes. Pero filmada correctamente. Sin muchos exteriores. Pero cuela. A nivel de telefilm para pasar el rato.
Hay un montón de cabos sueltos que, mediante el recurso a los clásicos flasbacks innecesarios, pretende explicarlos. Pero siguen quedando muchos fragmentos sueltos.
Especialmente esa aparición de Belén Rueda en plan qué miedo. Lo del sueño, puede tener un pase. La otra aparición, no. Ni de broma.
Lo mejor, como otras muchas veces, el público. Había una niña de unos siete años con su abuelo. No sé que pintaban ambos allí. Supongo que se habían confundido de sala. La cosa es que el abuelo se encuentra con un conocido que comenta:
-Qué nieta más mona tienes. ¿Dónde te has dejado al novio, guapa?
Respuesta de la nena:
-¿Y tú al tuyo?
No sé. Igual no se habían confundido de sala. Las fabrican precoces, ahora.

25/12/12

Al margen (15). 10 frases de cine navideño

1. Pesadilla antes de Navidad.
-¡Ho, ho, ho! ¡Feliz Halloween!
2. Un gángster para un milagro.
-¿Cómo piensa andar con las piernas rotas?
3. ¡Qué bello es vivir!
-¿Quieres decir que, si al principio no tienes éxito, debes intentarlo de nuevo?
-Sí.
-Me lo temía.
4. Historias de Navidad.
-Asegúrese de tomar su Ovaltine. ¿Ovaltine? ¿Un anuncio de mierda? ¡Hijo de puta!
5. Recuerdo de una noche.
-¿Qué estás haciendo aquí?
-No lo sé todavía, pero tengo una idea aproximada.
6. Navidades blancas.
-¿Cómo puedo un hombre tan feo atreverse a tener hermanas?
-Padres valientes, supongo.
7. Navidades blancas.
-Es más acogedor, ¿verdad? Chico, chica, chico, chica.
8. Navidades blancas.
-Bueno, rómpete el brazo, el tobillo o el cuello. Pero no rompas algo valioso, ¿eh?
-Puedes confiar en mí.
9. Maktub.
-¡Papá! ¿Llevas un año haciendo dieta?
10. Sólo en casa.
-Chicos, estoy comiendo basura y viendo basura.

23/12/12

Marea letal

En teoría se estrenaba este viernes. Algunas web lo siguen diciendo. Otras la han quitado de sus listas. Desde luego, en mi ciudad, no está en cartelera. Pero la vi hace tiempo así que la comento. Si por casualidad llega a estrenarse, que no creo, ya le haré un link.
Y no creo que se estrene porque e
s espectacular lo mal hecha que está. Con un guión de una pobreza fascinante. Cuando un tiburón se come a alguien no hay ninguna tensión, te resulta totalmente indiferente, sólo piensas:
-Lástima que no fuese el director.
Es la tercera película que John Stockwell dirige sobre temas marinos. Antes fueron En el filo de las olas e Inmersión letal. Pero no ha aprendido nada. De hecho, Marea letal es bastante peor. Y dura dos horas cuando es evidente que el guión daba, como mucho, para 20 minutos.
Lo único que he sacado en claro es que Halle Berry debe buscar, con urgencia, a otro representante. No sé quién es su consejero o consejera pero no lo hace bien. Con otro representante, Berry no se metería en unas pelis tan malas y, desde luego, no acabaría liándose con compañeros de reparto que luego traen problemas más gordos.
Ese nuevo e hipotético agente debería incidir también en que ella ya tiene 46 años y no puede seguir haciendo los mismos papeles que cuando tenía 20.

22/12/12

El alucinante mundo de Norman

Descompensada.
Aunque sea una peli de terror, su estética feísta no le hace ningún favor. Sólo Norman y la bruja niña son guapitos. Todos los demás, muertos o vivos, son deformes y extraños. ¿Metáfora? No importa. No ayuda a su digestión. También ese mundo retorcido, cutre y sucio juega en su contra.
Otro aspecto negativo son las frecuentes caídas de ritmo, ese detenerse en escenas que aportan poco a nada al desarrollo de la trama.
Pero tiene momentos muy interesantes, con ideas ingeniosas, secuencias emotivas que no carecen de fuerza. Me parece una historia inteligente bien guiada por un humor de tono adulto, pero poco apetecible y a la que le costará encontrar adeptos.
1712. Los puritanos envían a la hoguera a una niña que ve muertos. En la actualidad, cada año, la niña bruja despierta y sólo otro niño que ve muertos puede contenerla.
No es para peques, desde luego. Y ya se sabe que una peli de animación que no concede espacio a los peques lo tiene chungo.

21/12/12

Al margen (14)

1. Una extraña estética y apariencia la de El hombre de acero. Nunca pensé que un tráiler de Superman se parecería a El árbol de la vida.
2. Estos días, en las sesiones de El hobbit, a las puertas de los cines hay gente disfrazada. Mucho más fácil encontrar orcos que elfas. Aunque, pensándolo bien, eso pasa todos los días.
3. Enhorabuena a los sectores de la producción, distribución y exhibición porque este año, por primera vez, no nos inundan las pantallas con supuestas comedias navideñas que siempre acaban siendo ridículas.
4. Lo de Radagast en El hobbit sigue sin estar perdonado. Duele. Mucho.

19/12/12

Modern Family

Esta entrada es, en realidad, un manual de instrucciones para su visionado. Al menos, es el manual que a mí me habría gustado tener cuando me puse a verla.
Es obligatorio que sigas las tramas de Phil Dunphy y su hijo Luc. Por separado son la bomba, juntos un terremoto. Realidad convertida en parodia. Pero parodia buena porque, en el fondo, los varones, siempre llevamos ese niño gamberro dentro. Y si tenemos que escoger entre madurez e inmadurez siempre vamos a preferir el mismo lado por mucho que a las mujeres les cueste entenderlo. Aunque en el fondo les guste.
Claire Dunphy y su hija Alex funcionan casi siempre bien. No suelen ser brillantes pero aportan cohesión y son razonablemente buenas. Claire es una controladora con pasado fiestero (que deberían explotar más) y no quiere que sus hijas repitan sus errores; Alex es peligrosísima si abre la boca: ácido corrosivo puro.
Hailey, la otra hija Dunphy es un cliché. Frívola, alocada y más corta que el aparato reproductor de una ameba. Previsible siempre. Se salva en los duelos con su empollona hermana Alex. Hailey gana la apariencia pero es destrozada psicológicamente.
Las tramas de Mitch y Cam, cuando están solos o con su hija adoptada, te las puedes saltar siempre. Son repetitivas y, para tratarse de gays, asombrosamente convencionales. Cam es pesadísimo después de dos capítulos. Cuando sus historias se cruzan con el resto de la familia crecen muchos puntos.
Los Pritchett también son mucho mejores mezclados con el resto de la familia. Jay me cae muy bien. Y, en mi opinión, es el mejor de los intérpretes de la serie. Su contención, aunque la mayoría de espectadores no lo aprecie, es lo mejor de Modern Family. Gloria tiende al estereotipo pero juega bien el contraste entre la cultura yanqui y la latina. Manny es un niño demasiado raro. Improbable. Inverosímil. Y poco gracioso, creo yo.
Mis dos gags preferidos:
1. Gloria colocándose el hombro de un golpe contra la pared para seguir la partida de ping-pong mientras Jay flipa en colores.
2. Hailey se encuentra en la Universidad y Alex se crece frente a su  madre. Así que Claire, en busca de equilibrio, las conecta por webcam. Las hermanas comienzan a insultarse y la madre respira feliz. Equilibrio.

16/12/12

El molino y la cruz

Una rareza apta para unos pocos.
Para una minoría muy minoritaria.
Extremadamente minoritaria.
Lech Majewski toma el cuadro del Camino del Calvario de Peter Bruegel, el Viejo, e intenta animarlo, interpretándolo, imaginando vidas a sus personajes.
Es una mirada sobre la Pasión contemplada desde la visión de la Reforma, desde el dominio de España sobre los Países Bajos, sobre el intento de contener el avance del protestantismo. El problema político-religioso de las sociedades que aún no han descubierto cómo separar Iglesia y Estado.
Una mezcla singular, tanto como esas imágenes en que se entrelaza realidad y pintura y en las que uno no sabe dónde empieza el paisaje natural y dónde comienza la imagen pictórica.
Una labor de fotografía impresionante y un trabajo descomunal de vestuario.
Es fría, casi sin diálogos. No hay evolución en el guión. Es una película para contemplar. La  imagen, a veces, se detiene durante largo tiempo o realiza lentos travellings con los personajes inmóviles, detenidos en su pose.
Creo que el director se ensimisma demasiado en su propia película para decirnos lo bien que lo hace. Pero es otro tipo de cine diferente, muy personal, que tiene su interés.
Rutger Hauer y Charlotte Rampling están ahí, como anzuelo, a ver si la gente pica.

15/12/12

El hobbit: Un viaje inesperado

Demasiadas perspectivas para analizar. Me centro en las dos principales.
Si me preguntas si funciona como peli de aventuras la respuesta es sí. Funciona muy bien. Una película de aventuras muy buena, con acción a raudales, peleas imaginativas, escenarios grandiosos.
Si me preguntas si funciona como adaptación de El hobbit la respuesta es no. No es un cuento para niños, hay demasiadas cosas añadidas, no pilla el fondo...
Y luego se podría hablar de si funciona como épica, como precuela, como cine en sí mismo, si Jackson ha entendido cuál es el mensaje de fondo, de las partes que sí funcionan (las que estaban en el libro) y las que no (las que él inventa), si los añadidos son pertinentes... Pero sería analizar demasiado algo que no lo merece. Es entretenida (mucho) pero no perdura. Al menos, aisladamente.
La duración, desde luego, es injustificable.
Y es imperdonable lo que hace con Radagast. Me costó mucho perdonarle a Jackson la ausencia de Tom Bombadil en El señor de los anillos. Pero lo de convertir a Radagast en un ecologista chiflado, eso no creo que lo pueda perdonar. Ay, mi muy apreciado, mi enigmático Radagast...
¿Trineo de conejos? Por Iluvatar que no lo perdono.

14/12/12

Al margen (13)

1. Busco foto de Tom Cruise en rueda de prensa sin esa sonrisa falsa. Cambio por un unicornio.
2. Pese al brutal sadismo que Tim Story empleó en machacar a Los 4 Fantásticos durante dos entregas, no fue encarcelado y sigue libre. Mis superhéroes favoritos volverán en 2015 para reiniciarse de la mano de otro director. Aún no sé si es buena o mala noticia.
3. Entiendo (y no comparto) que Disney quiera hacer una secuela de Alicia en el País de las Maravillas. Recaudaron más de 1.000 millones. Pero que hagan una secuela de Tron...
4. Mi deseo navideño, lo que realmente me gustaría que me trajeran los Reyes Magos, sería una serie o película, lo que sea, dirigida por Dan Harmon sobre la detective literaria Thursday Next. Sería taaan perfecto...

12/12/12

Hunted. Temporada 1

Hunted es una especie de Alias remasterizada en estilo realista. Se vuelve muy Alias con esos capítulos acerca de las corporaciones que, desde el Renacimiento, tratan de controlar el mundo. ¿Su inicio? El cuadro de Los Embajadores de Holbein y su secreta simbología. Recuerdos de Rambaldi.
En ese difícil juego entre la seriedad y lo imposible, Hunted se asoma demasiado al tejado y acaba cayendo por exceso o por defecto. Lo mismo vemos a Sam metida en encerronas imposibles de las que sale sin pestañear, como la vemos en el último capítulo de la serie, totalmente fuera de juego, drogada, dejando que otras manos acaben la función.
Y eso no es final para una heroína. Me recordó a Ivanhoe, que se pasaba la novela en cama.
Además, la trama estaba excesivamente dilatada y llegaban a cansar las vueltas y revueltas de Sam por la casa, sus entradas y salidas. Sin que la pescasen. Capítulo inicial prometedor. Después, me decepcionó.
Y, tras anunciarse una nueva temporada en Berlín, los datos de audiencia del episodio final fueron tan malos que ha sido cancelada.

10/12/12

El chef, la receta de la felicidad

Alexandre (Jean Reno) es un gran chef de cocina tradicional. Pero ahora se llevan los gelificantes, el nitrógeno líquido, esa mierda química. Jacky es un joven chef en restaurantes discretos. Su pasión hace que le despidan cada semana.
Comedia suave (quizá demasiado suave), serena, previsible, con buenos sentimientos. Me gusta cómo pone de relieve las neurosis y obsesiones de los cocineros, sus rivalidades y disputas. Como ese momento en que Jacky, con la hija recién nacida, pregunta que cuándo puede darle de comer carne a la Borgoña.
A partir de cierto momento se les va la olla. Primero Juan Castella (Santiago Segura) con su explosiva (literalmente) cocina nitrogenada. Después con el espionaje a la cocina rival vestidos del señor y la señora Nobushi (excesivamente delirante). Y, luego, uniendo todas las tramas de los tres cocineros del geriátrico, el parto de la novia, la tesis de la hija...
Basta para entretenerse un ratillo y tampoco busca más.
Al final de los créditos, vuelve a aparecer Santiago Segura haciendo el ganso.

9/12/12

Sin tregua

Me pareció enormemente aburrida.
Pero puede que no lo sea, que al público general le guste.
El problema es que, cualquier capítulo de Southland cuenta lo mismo, mucho mejor, con más personajes y con más profundidad. No es más que eso, un capítulo de Southland (flojo) con un desmedido metraje.
Jake Gyllenhaal y Michael Peña son dos policías compañeros. Son muy buenos polis. Saben lo que tienen que hacer, a veces se saltan las reglas para ayudar a alguien. Pero tienen prestigio.
Hasta que algunos casos, unos buscados y otros encontrados por casualidad, comienzan a cabrear a las mafias mexicanas.
Una policiaca rodada con estilo documental. Sólo es capaz de penetrar en los dos protagonistas. A mí me habría gustado saber más de las otras dos polis, compañeras también, tías duras, que se dejan el corazón en casa.

8/12/12

El origen de los Guardianes

Vamos a imaginar que, en España, se nos ocurriera hacer una película mezclando personajes tan dispares como, qué se yo, los Reyes Magos, la gallina Caponata, el Ratoncito Pérez y el Lazarillo de Tormes. Y para hacer el papel de malo fichamos a la Santa Compaña.
La combinación es tan excéntrica que, para empezar, cuesta mucho aceptarla. Pero no contentos con eso decidimos vender la  película al extranjero. ¿Te imaginas los caretos que pondría la gente?
Pues eso es El origen de los Guardines. Incluso a un público tan ecléctico como el americano, tan capaz de asumir tradiciones diversas, le ha costado aceptarlo.
La película está sobrecargada de detalles. Y de una acción desmesurada. Y la acción desmesurada impide ver los detalles. Francamente, a medida que transcurría la historia, pensé que podría haber funcionado. Pero con más calma, con menos accesorios. Por ejemplo, haberlo dejado en dos guardianes, una aventura cuando Jack Escarcha conoce al Hada de los Dientes y su séquito. Ellas coladitas por los blanquísimos dientes de él. Ellos y Sombra, buen personaje malvado.
El recargamiento de tanta gente, personajes, acción y detallitos impide ver el conjunto. Es el árbol que tapa el bosque.
Técnicamente impecable pero confusa.

7/12/12

Damiselas en apuros

Ahí está. Lo han hecho. Una comedia universitaria distinta, original.
Para empezar ahí está ese grupo de chicas inclasificable. Fuera clichés aunque ellas estén a favor. Dedicadas con empeño a la higiene, la lucha contra los malos olores y la prevención de suicidios entre los universitarios mediante el uso del jabón.
Porque hay suicidios intencionados e involuntarios (por desconocimiento de la gravedad). Y también está el que no sabe el nombre de los colores o el que escribe sobre el declive de la decadencia o el que quiere ser cátaro o el chico con ojos negros que a las chicas, vete tú a saber por qué, les parecen azules.
Todos los diálogos de la película, absolutamente TODOS, son arrogantes, pretenciosos, idiotas (o idiotos), dialécticos, estúpidos, surrealistas, perifrásticos, rocambolescos... E inteligentes. Todo a la vez. En busca de un hálito de sabiduría. Porque la inteligencia debe estar cruzada por el amor y porque la vulgaridad es una blasfemia.
Y narrado todo ello con estoico distanciamiento.
No sería bueno que proliferasen muchas películas como la presente. Pero, oye, de vez en cuando, algo así no está mal. Me ha sorprendido. Y no es poco. O tal vez debería decir que me ha descolocado.
Te la recomiendo. Pero, si me preguntan, negaré haber tenido esta conversación.

6/12/12

Al margen (12)

1. Empieza a hablarse de premios. Mis prejuicios favorables van para La noche más oscura. Mis prejuicios desfavorables para Lincoln. Veremos.
2. Aún hay quien cree que poner a gente deambulando por pasillos genera tensión. Primeval: New World bate todos los récords.
3. Juan Carlos Fresnadillo abandonó el remake de El cuervo para tomar el remake de Los inmortales. Ahora abandona Los inmortales. Con lo chungo que está encontrar trabajo...
4. Ya dije que la nueva película de Star Wars en 2015 marcaba el inicio del apocalipsis. Ahora, James Cameron anuncia que rodará las secuelas de Avatar en 2013. Lo que yo decía. Que los Observadores están llegando.

5/12/12

Sin frenos

Los frenos son la muerte.
Y, fiel a ese lema, David Koepp lanza la película a un ritmo enloquecido. Un mensajero en bicicleta por New York, perseguido por un poli corrupto.
El guión no tiene mucho fundamento, pero es lo de menos. Ya sabíamos que a Koepp le encantan los movimientos imposibles de cámara, deslizar travellings por lugares inverosímiles. Y es lo que hace: un ejercicio de estilo para demostrar lo bonito que queda eso de mover una cámara a todo trapo por entre el tráfico neoyorquino.
Inverosímil, enérgica, rápida y entretenida.
Para pasar el rato, especialmente si a uno le gustan las bicicletas.
Entre los títulos finales hay una breve escena que advierte a los niños de que no hagan esas locuras en casa. Queda claro que no es tan fácil.

3/12/12

Grabbers

Estos irlandeses son la leche.
Y Grabbers es una película muy irlandesa.
Lisa Nolan, guardia costera, llega a un pueblecito en la isla de Erin, al mismo tiempo que unos monstruos alienígenas. Los bichos se alimentan de agua y sangre. Pero los bichos tienen, claro, un punto débil: no aguantan el alcohol.
Así que, si uno pimpla bien y aumenta el nivel de alcohol en sangre lo suficiente... Como son irlandeses, no hay problema. La pega es uno de los monstruos, el papá monstruo, verdaderamente grande.
Tratada en clave de comedia tiene el sabor costumbrista ineludible si hablamos de Irlanda. Y una secuencia en la taberna con muchas conexiones con Gremlins.
Bien rodada y con esos personajillos irlandeses tan encantadores que son la razón por la que a todo el mundo le caen bien. Salvo a los ingleses que, ya se sabe, son muy suyos. La peli se distingue de otras docenas por el estilo precisamente gracias a esos personajes.
En dos plumazos quedan definidos y listos para desarrollarse.
Una pequeña tontería, pero agradable de ver.

1/12/12

Invasor

Bastan 10 minutos para que cualquier espectador se dé cuenta de que el nivel de producción de esta película española está por encima de lo normal.
Cosa preocupante porque hace pensar que, si se quiere, se puede. Y hace pensar en qué diablos invierte la gente el dinero que no se gasta en la película y que Calparsoro sí se ha gastado.
En 10 minutos hay planos aéreos, coches militares por el desierto, una misión humanitaria en un lugar bajo tiroteo, zonas derruidas, tensión conseguida, una explosión, efectos especiales logrados. Y más adelante veremos una persecución en coche por A Coruña que para sí la quisiera Bruce Willis en Manhattan.
La parte con menos acción, la que podría haber arruinado el ritmo, se salva muy bien por ese conflicto ético, verosímil y con fuerza dramática que acarrea el protagonista.
Por eso es una pena el final. Los convencionalismos del género no implican usar clichés. Los convencionalismos del género implican que una peli de acción tenga un final acorde con los esfuerzos del protagonista. Un cliché es que, como todas las pelis españolas acaban mal, también aquí hay que ser cenizo.
Una peli entretenidísima en la que yo iba pensando, una y otra vez, que sería una lástima estropear el final. Porque me lo temía. Y estropearon el final. Previsible.

30/11/12

Al margen (11)

1. Parks and Recreation se va desmoronando. Se agota. La aparición del mismísimo Joe Biden en un cameo demuestra que aún tiene aire. Pero no basta.
2. The Good Wife. Kristin Chenoweth, Amanda Peet, Christina Ricci... Ojo. Esta serie puede morir ahogada en su propio éxito.
3. Abandoné Revolution hace tres capítulos. Los seguí descargando. Pero me he dado cuenta de que me importa un pimiento lo que les pase a todos. Se acabó.
4. El demócrata Alberto San Juan, después de un largo descanso (no dejó de ser demócrata, ojo), ha vuelto para alegrarnos la vida con sus patochadas. No hay intelectuales de derechas. Yo estoy de acuerdo. El problema es que él supone que los hay en la izquierda y, peor aún, que él lo es.
5. Angus T. Jones, protagonista de la serie Dos hombres y medio, fue invitado a la tele. Y él invitó a todo el mundo a no ver la tele en general y su serie en particular. Una basura, una porquería, una manipulación, en sus propias palabras. Esa clase de cosas me encantan.

29/11/12

Hasta la vista

Mi previsión inicial: patochada de desmadre americano pero en versión belga. Una especie de Resacón en Las Vegas con gente hablando flamenco.
Mi previsión tras tres recomendaciones: se parece más a Intocable pero sin los puntos de comedia y con más drama.
Total, que fui para allá.
Y no merece la pena.
Es verdad que no es Resacón en Las Vegas. Es verdad que aspira a profundizar, que tiene cierto afán intelectualoide, que quiere hablar de la alegría de vivir. Por desgracia, también es verdad que resulta tópica, previsible en todas sus tramas, convencional hasta extremos insospechados y mucho menos profunda de lo que ella se cree.
De hecho, para ser un drama, es terriblemente superficial.
Me gustó, un poquito (poquito), la trama con la chica española. Pero está tan forzada y tan mal resuelta...
En fin, que no bastan las buenas intenciones.

27/11/12

Casablanca

70  añitos y tan contenta.
Hay películas que se estrenaron el viernes y están ya pasadas de moda, obsoletas, amortizadas, destruidas por el paso de 70 horas.
Casablanca no.
Casablanca parece que se hizo esta misma mañana, con un equipo de guionistas de última generación.
Rick Blaine, Ilsa Lund y Victor Laszlo. O lo que es lo mismo: Humphrey Bogart, Ingrid Bergman, Paul Henreid. El triángulo amoroso más célebre del cine que multiplica sus conflictos con el toque de la guerra.
Y, por supuesto, Renault (Claude Rains), capitán y Prefecto de policía francés, que pasaba por ahí y que tiene más diplomacia, más tacto, más sabiduría y más humor que todos los diplomáticos reales, ficiticios, vivos o zombis de la actualidad.
Ayer volví a pasar por el Rick's Cafe Americain para pedir un salvoconducto en busca de disfrute. Y lo conseguí de nuevo. Desde luego.

26/11/12

Fin

Tiene sus puntos.
Sus puntos buenos y sus puntos malos.
Me encanta, particularmente, la estampida de cabras en el desfiladero. Nunca habíamos visto eso. Perdonamos que coger el atajo al pueblo signifique pasar por la cima de una montaña si es para ofrecernos una escena así.
Está bien el clima de tensión que consigue en ocasiones. También la ambigüedad inexplicada de las desapariciones.
Falla, como suele pasar, en la escritura de personajes y, sobre todo, diálogos, de una pobreza impresionante. La espontaneidad no debería estar reñida con que exista algo que contar. En cierto modo da la sensación de que los personajes van desapareciendo porque no se sabe muy bien qué hacer con ellos. Lo del despelote de un tío en la hoguera, resulta tan forzado que da pena. En el cine un tipo se rió, hasta que se dio cuenta de que estaba haciendo el ridículo y que a nadie más le parecía gracioso. Hay gente que no distingue entre algo que pretende ser dramático y algo que pretende ser cómico. Benditos sean.
En cualquier caso, está bien un nuevo intento de ciencia-ficción en el cine español. Ahora codos y a pulir un poco más situaciones, personajes, diálogos.

24/11/12

Golpe de efecto

Sencilla, amable, tirando a previsible.
Está claro que no dirige Clint Eastwood. Él habría sido más dramático e incisivo. Con más garra. Existencial.
Aun así, hay una gran labor de guión detrás, una notable preocupación por definir a los personajes, hacerlos evolucionar, construirles diálogos interesantes.
Desde el punto de vista deportivo es la otra cara de la moneda de Moneyball. Pero, a decir verdad, no importa mucho la trama deportiva. Importa ese relación entre Gus (Clint Eastwood) y su hija Mickey (Amy Adams) que, en treinta años, no han llegado a entenderse pero que tienen todo en común.
Es verdad que parece una película fácil. Quiere serlo y acercarse a un gran público. Pero Robert Lorenz ha aprendido mucho como ayudante de dirección de Eastwood y eso se nota. No sólo en el guión.

23/11/12

Al margen (10)

1. Lamar Wyatt (Powers Boothe), padre de Rayna James (Connie Britton) es un error de casting gordísimo en Nashville. Nadie puede ser tan majaderamente ambicioso al tiempo que pone esas caras de majadero ambicioso. La gente se da cuenta, hombre.
2. Parece que Oz, un mundo de fantasía, la revisión de El mago de Oz, va a consistir en un atiborramiento de efectos digitales. Claro que, si las brujas son Mila Kunis, Rachel Weisz y Michelle Williams... Así cualquiera.
3. Veo muy normal la cancelación de Last Resort tras su primera temporada. Prometedora en su piloto, pero no da para más. De hecho, ya la están estirando demasiado.
4. Todo es silencio. Título muy apropiado para algo que pasó desapercibido. Me he estado preguntando dónde va a parar el cine que nadie ve.

21/11/12

Gore o sutileza


Supongo que, quien más quien menos, se ha tragado en alguna ocasión una película gore. Hay quien lo hace por afición. Enhorabuena.
Pero como bien señalaban en Scream 4, cosas como Saw no son de miedo, son de asco. Pese a todo, hay gente que disfruta con esas singularidades.
Como siempre, una cosa es el gusto (me gusta, no me gusta) y otra la calidad (bueno, malo). Y hay un terror psicológico mucho más interesante que el gore. Por ser inteligente, sutil, hábil en la capacidad de sugerir.
Hemos visto miembros segados por motosierras, cortadoras de césped amputando anatomías, carnicerías de diversos tipos. Pero todo ello no conmociona como ese duelo psicológico entre Jeff (Patrick Wilson) y Hayley (Ellen Page) en Hard Candy.
El otro día pude comprobar, por segunda vez, cómo la célebre secuencia de la castración no explícita, obligaba a alguien a pedir tiempo muerto para poder tumbarse. Simplemente porque la imaginación hacía mucho más que cualquier extirpación visual de genitales/vísceras/hemoglobina.

20/11/12

Sospechosos habituales

Esta película es una de esas raras piezas de relojería que funcionan con una precisión absoluta. El montaje es una demostración de fuerza, de lo importante que es este aspecto técnico para el cine.
Kevin Spacey es Verbal. Y Verbal es un delincuente tullido al que han detenido, que ha hecho un pacto con el fiscal, que tiene inmunidad y que, sin embargo, se presta a responder algunas preguntas que le hace el policía Dave (Chazz Palminteri). Porque le gusta hablar.
Y así es como nos enteraremos de la existencia del mayor criminal de todos los tiempos, Kaiser Sose.
No es una película para perezosos mentales porque hay muchos nombres, mucha gente y Verbal es un liante que dice y se desdice. Su relato nos conduce, poco a poco, al descubrimiento del verdadero rostro de Kaiser Sose.
Y descubrirlo es una de las razones por las que el cine sigue existiendo.

19/11/12

Homeland 2x01-07

Ya sabes que soy una de esas escasas personas que tienen problemas con esta serie. No me engancha en absoluto. Tengo que darme una sentada buena, con la voluntad a toda máquina, para tragarme varios episodios seguidos.
Y miro y miro. Sin saber por qué hay tanta gente entusiasmada con ella y tanto premio y tanta historia. Y llega el capítulo 2x05.
No es que no sepa apreciar ese intenso y extenso interrogatorio. Ese cara a cara con Brody. Primero con el poli malo, luego con la poli buena.
Pero no soporto la trama. En serio, no puedo con ella. Resumiendo viene a ser:
-Brody, tío, quedas detenido por ser un terrorista.
-No fastidies. Pensé que no os ibais a dar cuenta.
-Pero no pasa nada, machote. Si trabajas para nosotros, nos olvidamos de todo, vuelves a casa y todos tan contentos.
-Ah. Pues genial, sí. Ahora trabajo con vosotros.
Y su mujer, Jessica:
-Vete de casa.
-Pero yo te quiero mucho.
-Vale, entonces quédate.
En Alias, en Hawai 5-0, en 24, nos chotearíamos felizmente de estos giros de guión. Aquí, pretenden que nos lo sigamos tomando en serio.
Lo siento. Yo no puedo.
De momento, el mejor capítulo, la parodia en Saturday Night Live con Anne Hathaway en el papel de Carrie.
Ay. Cuánto echo de menos Rubicón.

17/11/12

La parte de los ángeles

No soy ningún experto en whisky, pero si has probado alguna vez un Lagavulin de 16 años, entenderás por qué hay personas fascinadas con este licor.
El 2% del alcohol se evapora en la barrica. Es la parte que les corresponde a los ángeles. Una idea maravillosa, me parece a mí.
Como esta peli de Ken Loach. La que más me ha gustado. Tiene poesía, tiene encanto, tiene cine social (obviamente), tiene catas de whisky, tiene un robo. El robo del whisky más caro del mundo.
Robbie Emerson ha tenido una vida fastidiada. Pero muy fastidiada. Fastidiada escrito con j. Inmerso en un mundo barriobajero y violento no sabe cómo salir del círculo. Acaba de tener un niño con su novia, una buena chica. Y él quiere ser un buen padre. En servicios a la comunidad conoce al jefe y el jefe le inicia en la cata de whisky.
El 2%. Que traducido en precio viene a ser... ¡Justo!
Te invito a catar esta película. Tiene corazón. Brindaré con ella sin olvidar la parte de los ángeles.

16/11/12

Al margen (9)

1. Premio especial para el paso de baile de Walter Bishop en Fringe. 90º a la derecha, dos metros atrás, gira 210º y... ¡sorpresa!
2. Siento curiosidad por El atlas de las nubes. Dirigen los Wachowski (definitivamente él y ella) y Tom Tykwer. La crítica la aprueba de milagro, el público casi le da sobresaliente. En taquilla, batacazo.
3. La misma pregunta de todos los años a estas alturas. ¿Alguna peli merece el Oscar? Espero que estén guardando lo mejor para el final.
4. World War Z. Marc Foster. Brad Pitt, Mireille Enos.

14/11/12

Crepúsculo: Amanecer 2

Esta semana la población mundial va a quedar dividida en dos. Hombres y mujeres. Pese a todas las campañas empeñadas en demostrar que no hay diferencias entre unos y otras (¿has visto alguna vez algo tan anti-científico?), llega el final de la saga que ha venido a poner las cosas en su sitito.
Conozco chicas que se están preparando para el acontecimiento desde hace meses. Semejante anticipación es comparable, solamente, a la del día de su boda. Irán a comprarse algo apropiado, a la peluquería... Enviarán tarjetas de invitación. Mientras hablas con ellas de la peli, la mirada se les pierde en el infinito y dan saltitos sin ser conscientes.
-Están tan bien juntos, en la pantalla.
Conozco chicos que acompañarán a sus novias. Lo viven como una tragedia. El sacrificio supremo que expresa todo el amor que puede dar por esa chica. No queda otro remedio. Hay que acompañar a la niña, contener los sarcasmos que se le ocurren, decir al final que no está mal del todo. Sólo quieren que alguien les asegure que será la última.
-Porque otra hora, como la del comienzo de Amanecer, yo no la aguanto.
Pues, tío, lamento decirte que quizá no sea la última. Stephenie Meyer acabó con los libros. Pero aquí hay dinero.

13/11/12

Babycall

Noomi Rapace hace un papel bien distinto al de la trilogía Milleniumm, al de Sherlock Holmes: Juego de sombras, al de Prometheus. Tal vez es lo mejor de la película. Demostrar su capacidad para interpretar cosas tan distintas.
Aquí es Anna, una madre de rostro aniñado, enormemente agobiada, que ha tomado una nueva identidad para ella y para su hijo, huyendo de un esposo que les maltrataba cruelmente.
A partir de cierto momento la película puede interpretarse, básicamente, de cualquier manera. Yo tengo mi propia teoría acerca de que ella va por ahí, sin saberlo, recogiendo espíritus muertos que se hacen visibles cuando ella los recoge. Pero es una interpretación tan retorcida como cualquier otra que uno pueda idear.
Porque, desde luego, hay muchísimas cosas sin explicación posible. En mi opinión se pasaron de listos y, una película que lograba un suspense notable, pasa a convertirse en algo pesado porque deja de tener sentido.
O eso o le faltan escenas para aclarar qué sucedió. El director y el montajista deberían mirar por casa, a ver si encuentran el metraje que falta. Lo mismo está revuelto con el de Primer.

12/11/12

Contact

Asimov era honrado. Su convicción atea le hacía construir relatos en los que sólo importaba el aspecto científico y las explicaciones racionales a los misterios.
Carl Sagan tenía más problemas. No quería a Dios pero necesitaba a Dios. Suprimía a Dios pero poblaba el universo de inteligencias omnipotentes, fantasmas siderales llenos de poderes, enigmas galácticos místicos. Mataba a Dios y se quedaba pillado por sus diosecillos.
Por eso Zemeckis lo tenía difícil a la hora de presentarnos ese planeta que no se sabe dónde está. Debía sorprender, impactar, no defraudar, envolvernos en un misterio inescrutable. No el cielo, pero casi el cielo. Quiénes somos, un más allá, conocimiento... El lugar en que está todo.
La recordaba vagamente y la mención de io, en un comentario de hace tiempo, me despertó la sensación de que debía repasarla. Y sí. Creo que merece la pena. Especialmente la secuencia inicial. La cámara alejándose durante 4 minutos de la Tierra mientras escuchamos a qué distancia han llegado las emisiones radiofónicas. Desde 1997 hacia atrás, grandes noticias del pasado. Hasta llegar a la primera emisión lanzada al espacio. El discurso de Hitler en la apertura de las Olimpiadas. Y, claro, es lo primero que los extraterrestres nos devuelven.
-Estoy lista. Estoy lista. Estoy lista.