30/12/09

Mi película del año

Espero que no se me interprete mal.
Creo que son mejores películas Up, Gran Torino o Malditos bastardos.
Pero Déjame entrar es la película que me sacudió, me zarandeó y me asombró en 2009.
Hay muchas razones por las que me parece una gran película que merece la pena ver o volver a ver. Algunas de esas razones ya están dichas.
Ahora, habiendo pasado tiempo, me gusta comprobar cómo, mucha gente, con mirada superficial, la sigue considerando una película romántica. Algunos incluso la comparan, para bien, con Luna nueva. Piensan que son dos historias románticas de vampiros.
Y me encanta encontrarme con gente que, más allá de la simple observación de la película, ha dedicado unos minutos a repensarla. Y, claro, de romanticismo nada. La vampiresa ha perfeccionado durante siglos (no sabemos cuántos) un sistema de seducción, manipulación y muerte. La selección de un chaval ingenuo que se convertirá en su esclavo y del que se deshará en cuanto se canse de él.
Cuando hablo con alguien sobre la película y ha descubierto esto, entonces sé que estoy con alguien que no mira el cine como consumo sino como cultura.
Y da gusto, oye.

28/12/09

La grandeza de vivir

Cuando uno ya ha visto durante las Navidades todas las películas navideñas que guarda en la cartuchera y quiere probar con algo nuevo, puede probar con La grandeza de vivir.
Sencilla, amable, llena de buenos sentimientos, con muy poca chicha.
Es Navidad y, por cosas de la vida, la última de las empleadas tiene que quedarse a cargo de los cuatro ancianos más plastas del geriátrico. Con un poco de mano izquierda, un poco de firmeza y un poco de marihuana, logra que los vejetes, que se habían dado de baja de la vida, vuelvan a levantar los ánimos y se sientan otra vez como unos chavales.
Imelda Staunton, Vanessa Redgrave y Joss Ackland hacen lo que pueden. Tiene su gracia y algunos golpes bastante buenos, pero el director carece de imaginación y de capacidad para desarrollar las escenas con vigor.
A los cinco minutos, lo único que recuerdas es que la película tenía un título muy pretencioso.

25/12/09

Sé bueno en Navidad

No hay que comentar mucho. Simplemente quiero confirmarlo: los argentinos hacen unos anuncios geniales aunque no sean de fútbol.

24/12/09

Un gángster para un milagro

Por encima de ¡Qué bello es vivir!, por encima de Cuento de Navidad, por encima de Milagro en la Calle 34 y por encima de La gran familia, está Un gángster para un milagro.
Es, sin duda, mi película navideña favorita.
Por muchos motivos: Glenn Ford, Bette Davis, Hope Lange, Peter Falk... Por ese juez de aires chestertonianos y donjuanescos que interpretó Thomas Mitchell. Por ese mayordomo y esos mendigos a las órdenes de Annie Manzanas. Por contener frases absolutamente descacharrantes (¿Cómo piensa andar con las piernas rotas?). Por contener kilos de emoción, comedia y drama compilados todo en uno. Por ese don de Frank Capra para llenar de vida a los personajes secundarios con tan sólo un par de plumazos y que aquí explota al máximo. Por componer planos tan maravillosos como el de la foto.
Un cuento tan imposible como mágico. Detrás se percibe el inamovible convencimiento de Capra de que el mundo en que vivimos es bueno.
Y yo quiero creérmelo.

22/12/09

Pushing daisies

Ned devuelve la vida a los muertos tocándolos.
Si los vuelve a tocar, mueren para siempre.
Si los deja vivos por más de 60 segundos, otra persona muere.
Siendo niño, antes de averiguar cómo funcionaban las cosas, resucitó y mató a su madre y al padre de Chuck, su mejor amiga.
Años más tarde resucitó a Chuck a la que, obviamente, no puede volver a tocar jamás.
Un detective aprovecha el don interrogando a los muertos para resolver casos y reparten el dinero.
Esta serie sí ha logrado sorprenderme. El fondo detectivesco no aporta gran cosa y repite esquemas de otras series de policías. Pero es asombrosa en su forma: los decorados, los colores, la planificación, las cosas que hacen con la cámara, los paisajes de cómic, los personajes surrealistas (las tías de Chuck, la empleada Olive), la forma de interpretar la cotidianeidad desde el buen humor...
Es extraña, absurda, sin prestar atención alguna a las habituales reglas narrativas. Puede ser repetitiva en sus tramas (el romance imposible, las visitas al forense, la resolución de casos...) pero nunca en su imagenería.
Esto es lo que he apreciado en la 1ª tempoarada, 9 capítulos, 6 horas, 45 minutos, 17 segundos.

20/12/09

Donde viven los monstruos

Muy poética, muy triste.
Con un contenido que enseguida comprendes y otra parte que se diluye y escapa, que estás a punto de atraparlo y se escurre en el último momento.
Donde viven los monstruos habla de muchas cosas. De hacer que todo ocurra tal como queremos, de comernos lo que nos molesta, del mundo civilizado, de un lugar donde poder hacer el salvaje, de la infancia perdida, de la madurez, de lo que no entendemos. De la insatisfacción y de la búsqueda de la felicidad. De la responsabilidad. De tener un iglú donde aislarnos del mundo o de ampliar el mundo de personas a las que queremos.
De soledad. Hay muchísima soledad en esta película. De entre todos los monstruos, quizá es el peor de todos.
Monstruos fabricados por la factoría de Jim Henson: sin alambiques digitales, sin complejidades. Perfectos para transmitir lo que se pretende.
Y, por supuesto, no es para niños.

19/12/09

Avatar

Hay que gente que todavía no lo sabe, pero el futuro fue ayer.
No me entusiasmó. Argumentalmente es un concienzudo plagio de Bailando con lobos. Los conflictos de los personajes parecen sacados de un Manual para guionistas dummies. Y ni siquiera se puede decir, en sentido estricto, que Cameron sea muy imaginativo. Toma prestado de aquí y de allá. Las montañas volantes de Miyazaki, los ataques de las bestias de Parque Jurásico o King Kong, la escena de la cascada de Apocalypto, el autoplagio final de Alien 2...
Quiero decir que, fijándonos en la historia, es una entretenida y larga película de aventuras, con algún bache. No alcanza el impacto o la épica de La guerra de las galaxias o El Señor de los anillos.
Ahora bien. Hay que reconocerle a Cameron de nuevo (de nuevo, porque Terminator 2 ya fue una avance en muchos aspectos) su ambición tecnológica.
Captura de movimiento + 3D. Un salto de calidad enorme. Nada que ver con los intentos de Zemeckis. Avatar es visualmente apabullante, sorprendente, inquietante. Y también agotadora. Casi tres horas de barroquismo visual tridimensional te dejan cansado.
Hay cosas que se deben afinar. Todos esos animales de colorines con paleta Pantone Lacasitos chirrían bastante. Y los na'vi de color azul cebra entre el césped hiper-verde quizá es excesivo.
Gustará o no. Pero es innegable que Avatar marca el rumbo del cine del futuro.
Para empezar, es cierto que no tiene sentido descargársela (hay que verla en vivo y en directo y con gafas). Por otro lado rompe las fronteras entre el cine real y el de animación (¿por qué no la nominan como mejor película de animación?). Ofrece posibilidades novedosas a la profundidad de campo (véanse los subtítulos). Y, sobre todo, abre la mente a otras formas de hacer cine (no tienen por qué ser necesarios 250 millones de dólares ni 165 minutos de duración, ni de ciencia ficción, ni de aventuras).
Queda camino por recorrer hasta que nuestra realidad sea creíble por completo en captura de movimiento.
Pero el futuro fue ayer.

16/12/09

The Hurt Locker

Hace un año y tres meses se estrenó en Venecia esta película. Kathryn Bigelow cuenta lo que hacen los tipos que se dedican a desactivar explosivos en Irak.
Muchos esperaban que fuese políticamente correcta y diese caña a Estados Unidos. No fue así. En vez de conseguir un rápido distribuidor, la peli se fue abriendo paso, poco a poco, en festivales. En marzo de 2009 se estrenó en Estados Unidos y resultó que gustó a mucha gente y, sobre todo, a la crítica.
En España no tenía ni tiene fecha de distribución. Pero resulta que ahora los críticos de New York la han declarado mejor película del año, la han nominado a los Globos de Oro como mejor película y cada vez tiene más papeletas en los Oscar.
¿Podremos verla aquí algún día?
De verdad. Cosas como ésta me confirman en que la cultura, pese a lo que pueda parecer, cada vez es menos libre.

15/12/09

Lindsay Lohan

Cuando tienes un representante que vive, básicamente, de lo que su cliente hace, dice o piensa, es lógico que se preocupe. El representante de Lindsay Lohan, a punto de enloquecer por la imagen que la chica da en los medios de comunicación se ha puesto las pilas.
Lohan se dedica ahora a la lucha contra el tráfico de mujeres y niños.
Bien. Me parece muy buena idea.
Sabe mucho de ese tema. Es exactamente lo que Disney hizo con ella.
Está bien poner la experiencia de uno. Pocos como ella deben conocer las consecuencias de ser explotada. De un modo que las leyes permiten, es verdad, pero de un modo igualmente trágico.
A lo mejor puede empezar por echar un cable a Miley Cyrus, que ya apunta maneras.

14/12/09

Pride and prejudice and zombies

Supongo que todo el mundo ha leído o visto (preferiblemente leído) Orgullo y prejuicio.
Ahora hay una nueva versión cinematográfica de la historia. Todos sabemos que Elizabeth Bennet es una joven que vive a finales del siglo XVIII. Mientras sus hermanas se vuelven loquitas por encontrar marido, ella se lo toma con más calma. Es una chica cultivada e inteligente que se dedica a cazar zombies. En ésas anda cuando conoce a Fitzwilliam Darcy por quien siente una mezcla de atracción (es guapo y cabelleroso) y repulsión (es un estirado).
Natalie Portman produce y toma el papel protagonista.
Me parece una idea buenísima. De hecho, no sé por qué no se me ha ocurrido a mí.
No han empezado aún a rodarla pero me muero de ganas por verla.

13/12/09

Algo pasa en Hollywood

Un reparto de campanillas. Robert de Niro, Sean Penn (haciendo de él mismo), Katherine Keener, Bruce Willis (haciendo de él mismo), John Turturro, Robin Wright Penn, Stanley Tucci, Kristen Stewart (a la que últimamente vemos hasta en la sopa. En teoría hace de otra, pero lo cierto es que hace de ella misma).
Lo peor no es que sea una película mediocre. Lo peor es que todos los ahí presentes y, por supuesto el director Barry Levinson, creen que han hecho la película definitiva sobre el mundo de Hollywood. Hollywood visto por Hollywood.
Y todo es puro convencionalismo, cositas trilladas, previsibilidad, tonterías.
No hay tensión en aumento, aunque lo intentan con ese asunto de mostrarnos el paso de los días. Y cuando llega el momento final una voz en off nos dice:
-¿Se acuerdan de la foto para Vanity Fair?
Pues la verdad es que no mucho. Y uno piensa:
-Sí, bueno, empezasteis por ahí, pero tanto aburrimiento ya me ha hecho olvidar de qué iba todo esto.
Y lo que parece ser el meollo, la foto para Vanity Fair, se termina sin que apenas le dé a uno tiempo de recordar por qué esa foto tiene interés.
No lo tiene.
Tan decepcionante como Nueva York para principiantes. O peor.
¡Ah! Y está lo del Festival de Cannes. Las vacaciones de Mr. Bean tenía mucha más gracia, mordiente y mala uva que esa secuencia que quiere aparentar algo.
Sí. Algo pasa en Hollywood si tanto actor, supuestamente bueno, no es capaz de hacer algo más interesante.

11/12/09

El erizo

No he leído la novela.
Creo que debería haberse buscado otra cosa en lugar de esa furgoneta para concluir la película. Y sobra la voz final en off de Paloma explicándonos las cosas. Había quedado claro, me parece.
Por lo demás, me entusiasmó. Me gustó su humor sutil, su melancolía, el entendimiento de tres almas delicadas en un mundo de vulgaridad, la banda sonora y hasta los títulos de crédito finales. Me gustó la idea de la pecera, la de los gatos, la del erizo. Me gustó la cámara con que Paloma filma, las animaciones en blanco y negro, la película de Ozu.
Una película casi redonda. Una historia bien contada. Un guión muy bien escrito.
Uno de esos productos que, definitivamente, obligan a estar pendientes de Mona Achache y lo que pueda depararnos en un futuro.

10/12/09

Algo sobre Depp

Supongo que ya ha quedado claro. Pero por si acaso, lo diré con precisión: Johnny Depp es el mejor actor vivo que tenemos. No sé si lo he dicho ya alguna que otra vez.
Las cosas evidentes no se pueden demostrar.
He leído últimamente dos noticias que me llaman la atención.
La primera es que piensa volver a meterse en la piel de Jack Sparrow para una nueva entrega de Piratas del Caribe. Sería una precuela, contando sus aventurillas antes del momento que ya conocemos. Y, según se dice, volvería a coincidir en pantalla con la que sería la co-protagonista: Penélope Cruz. Ahí queda eso severussnape.
La otra noticia es aún más sorprendente. Johnny Depp interpretaría a Pancho Villa. Raro, sí, pero para eso es el mejor actor del mundo. La cuestión es que le dirigiría Emir Kusturica, un director que tiene en su curriculum el hecho de ser el único que me hace salir de la sala antes de que acaben sus películas. Kusturica me parece el peor director del mundo con perdón de Ed Wood y Uwe Boll.
Y esto, sí que es un dilema. Ir o no ir a ver esa peli. He ahí la cuestión.

8/12/09

Xam'd

Los 26 capítulos se me han hecho interminables.
Está muy bien dibujada y eso es lo que me atrajo de ella. Mejor dicho: lo que me atrajo de ella fue la apariencia de un estilo Miyazaki, como si hubiese sido engendrada, parida y criada por el estudio Ghibli.
Pero como diría Yoda:
-Mucho que aprender todavía tienes.
El estudio Bones no aciertan esta vez al tratar de ponerse a la altura de los dibujos de Miyazaki sin alcanzar su profundidad. Hay personajes clavaditos a los de Nausicaä, abuelitas como las de Porco Rosso o la de El viaje de Chihiro, misteriosas jovencitas como en La princesa Mononoke, aeroplanos voladores como los de El castillo en el aire...
Pero luego, el fondo de la historia es un laberinto incomprensible en el que un GPS del universo real se volvería loco. Más que nada por esos líos pseudo espirituales que tienen los japoneses. Bueno, por eso y por la extraña mezcla genética de los Xam'd, los Hitogata, los Hiroku (o algo así)... Evoluciones o mezclas o generaciones o híbridos entre bicho y humano en diversas proporciones. Sin que se pueda decir quién es bueno o malo.
Los únicos personajes sólidos, con un drama bien presentado y desarrollado, son los padres del prota. Muy interesante su historia de amor y desencuentro y reencuentro.

7/12/09

In the loop

No es que sea una broma, una ironía mordaz o sarcástica sobre el mundo de la política. Esto es otra cosa. Va mucho más allá. Es una película sádica, esquizofrénica, cruel. Es de una sorprendente brutalidad verbal, hiriente y despiadada.
No creo que los guionistas hayan salido de una Universidad. Estos tíos han debido educarse con una navaja barriobajera o una cheira portuaria. Es un retrato canallesco. Sin sangre ni golpes. Pero todo lo que ocurre está lleno de egolatría e ira. El ritmo lo impone la furia, como si la traición fuese el único ejercicio legítimo de la existencia humana.
In the loop deja claro que no le gustan los políticos. Es salvaje, dando rienda suelta a un cabreo visceral. Los políticos son una casta incompetente de mediocres que han llegado a ocupar una posición muy por encima de sus cualidades.
Y, aunque hay como una docena de personajes protagonistas, se las apañan para que la trama se siga con aparente simplicidad.
Una comedia extremadamente ácida. El Ala Oeste de la Casa Blanca para una tribu de hienas.

6/12/09

Lluvia de albóndigas

A la peli le cuesta arrancar un ratillo y encaminarse directamente hacia la locura. Tiene algo del estilo de Bee Movie: un guión imprevisible que tira en la dirección que le da la gana cada vez que se presta la ocasión. Sin restricciones de convencionalismos.
Una vez que se pone en marcha, me gustó. Me gustó por la burla que hace de Transformers, Poseidón, 2012, todas las pelis de catástrofes y, además, del cambio climático. Esto sí que es un cambio climático preocupante: que te caigan chuletones gigantes encima.
A destacar: la nevada de helado y el tornado de espaguetis.
Luego hay una cosa curiosa, la de la reportera Sam. Una chica inteligentísima, física meteoróloga deslumbrante que, para evitar que se burlen de ella, para que no lla llamen empollona, se hace periodista. ¿Tan mala fama tienen los periodistas?

5/12/09

3D

Tenía ganas de probar el 3D y, obviamente, sólo era cuestión de tiempo. Había que encontrar algo que justificara los ¡¡¡8, 50 euros!!! de la entrada. Lluvia de albóndigas no lo justificaba. Pero Lluvia de albóndigas, más los tráiler de Avatar y Alicia en el país de las maravillas, más una tarde desapacible inicio de un puente, más la novedad en sí, me pareció justificado.
Ya diré algo de Lluvia de albóndigas.
Hoy le he estado dando vueltas a lo del 3D.
Puedes gastarte 8,50 euros por la novedad o si la película es muy buena. El tráiler de Avatar y los comentarios que se han hecho sobre ella, parece que justifican, hasta cierto punto, gastarse ese dinero cuando se estrene. Quiero decir que, cuando ves la cabeza silueteada de Sam Worthington y te dan ganas de decirle que se aparte, que no te deja ver al ser encerrado dentro de ese tanque de soporte vital, es que algo de bueno tiene esta tecnología.
Realmente me parece muy impresionante que la profundidad de campo deje de ser algo que presuponemos para convertirse en algo que vemos.
Ahora bien: un cine no es un parque de atracciones. A no ser que, como en los parques de atracciones, tengas acceso a todas las atracciones. Salvo excepciones, ¿vale 8,50 euros una película? ¿Tiene sentido ese precio? Actualmente la gente no está dispuesta a pagar algo más de 6 euros. Prefieren descargarse cine de internet aunque la calidad sea mala porque se valoran otras cosas por encima de las cuestiones técnicas.
Así que, mirando al futuro, suponiendo que lo que se prentenda sea hacer todo el cine en 3D, ¿hay alguien que de verdad apueste por la sostenibilidad de esos precios? Creo que si todo el cine se hace en 3D habrá que abaratar. Y si no se abarata, deberá considerarse el 3D como una rareza, como quien va al zoo muy de cuando en cuando en cuando.
8,50 euros se acerca más a la idea de ocasión especial y público específico (teatro, ópera) que a la idea de entretenimiento popular que se supone que políticos, productores, distribuidores y exhibidores suelen promocionar.
Tal como yo lo veo sólo hay dos opciones:
1- Pelis caras, pocos títulos, precios de la entrada altos, menos salas de cine, público ocasional.
2- Precios más baratos.
¿No se han parado a pensar que, a la mayoría de la gente, el precio de alquiler de un DVD ya le parece excesivo?
Y ya que estamos inmersos en una sociedad censora, próximamente se bloquearán páginas de descarga y se cortará internet a los malvados. ¿Será esa la solución para que paguen los 8,50 euros quienes no pueden permitirse el lujo de pagarlos?
Porque, vete tú a saber. Igual el problema es que tenemos 4 millones de parados, sueldos bajos, medio país hipotecado y la gente, para entretenerse, no encuentra otra cosa que internet.
O igual yo soy más corto de lo que pensaba y lo que hay que hacer es seguir llenando los bolsillos de privilegiados intelectos como el de Ángeles González Sinde.

4/12/09

Adventureland

El parque de atracciones más triste del mundo.
Adolescentes sin futuro van a trabajar a las casetas de la feria para sacarse unos dólares durante el verano.
Una película acerca del desconcierto vital, moral, espiritual, anímico, económico y lo que se quiera añadir, de los adolescentes. Levantar el vuelo de casa, buscarse la vida.
Y todo es bastante triste. Reconozco al director su habilidad para filmar la cosa como si fuese una comedia en la que no puedes reírte en ningún momento. Las cosas que les pasan a los personajes son bastante graciosas. O, lo serían, si no fuesen tan patéticos. En el fondo, la descripción de un panorama desolador.
El problema es que pregunto por ahí y muchos se sienten identificados.
Y eso que, en la película, la gente tiene que currar a partir de los 18. Aquí pueden seguir en casa de sus padres hasta los treinta y pico.

3/12/09

Buscando a Eric

Loach no me suele gustar. Su anti-tatcherismo está ya obsoleto, por no hablar de su defensa del leninismo. Como siempre, es legítimo hacer una película anti-Tatcher o pro-Lenin. Pero su didactismo, como si fuese dogma, arruina sus películas.
Buscando a Eric es una novedad en la filmografía de Loach e, incluso, una excentricidad.
Admito que durante una hora larga me interesó. Combinaba muy bien humor, drama, romance y clima social. La aparición de Eric Cantona ayuda a que todo se mueva con fluidez.
Pero luego, insertar al psicópata, buscar las vueltas de trama policiaca y la Operación Cantona, destrozan todo lo que de bueno tenía la película. Es algo así como una desfortunada parodia de Gran Torino al borde del surrealismo.
Todo para intentar llegar a un final feliz. Está claro que a Loach le cuesta ser feliz. Es increíble la que tiene que armar para conseguirlo.
Lo mejor, Steve Evets. Empezando por su palindrómico nombre.

30/11/09

Paranormal activity

El cine puede ser Arte.
Puede ser entretenimiento.
O pura y simplemente negocio.
Oren Peli se gastó 10.000 euros y ha recaudado más de 100 millones. Con una cámara de andar por casa. De hecho los protagonistas se limitan a andar por casa con una cámara de andar por casa.
A cualquiera le daría vergüenza ajena rodar esto y promocionarlo. Pero a Oren Peli no le da vergüenza y demuestra que es un genio a la hora de publicitar. El tío hasta se permite el lujo de, en el primer plano, contar el final. Unas letras nos explican que las imágenes proceden de las familias de Micah y Katie. No de los propios Micah y Katie. De las familias. ¿Por qué no de Micah y Katie? ¿Qué habrá pasado? Tacháaan.
Todos los clichés juntos. Un médium, fantasmas, sustos de tres al cuarto, posesiones... ¿Llamamos ya al exorcista o esperamos un poco más? Naaa... Vamos a esperar.
Y lo de siempre. ¿Por qué el espíritu no hace lo que tiene que hacer en el minuto uno en vez de aburrirnos durante 85?
Yo me acordaba del peor chiste de posesiones, digno de estar junto a esta peli:
-Doctor, doctor. Estoy poseído.
-¿Poseído? Será poseso.
-Bueno. "Pos" eso.

28/11/09

Planet 51

Algunas cifras.
50 millones de euros. Parece que no han dado el resultado adecuado. Nada que ver con el tratamiento que hace Pixar o Dreamworks de los cabellos, la vegetación o, por citar un personaje, de ese robotito que trata de emular a Wall·e en demasiadas cosas. Ni la preciosa herrumbre, ni la expresividad, ni el encanto. Y mira que lo intentan.
150 millones de euros de publicidad. Imagino que ahí entra algún dinerillo para determinados críticos que están poniendo a Planet 51 por las nubes. Uno de esos casos en que conviene fiarse más de las votaciones populares que de los críticos independientes a sueldo.
Porque vamos a no engañarnos. Dinero, años e intenciones serán lo que se quiera, pero lo cierto es que Planet 51 es un poquito peor que lo peor de Disney. Chicken Little, pongamos por caso.
¡Ah! Y otra cosa. Ya está bien de que el fondo de la trama, la cosa didáctica, vaya en la línea de aceptar al que es distinto. ¿Es que no se dan cuenta de que, temáticamente, es una chorrada?
Por decir algo positivo, mencionaré la última secuencia. Me gustó mucho. Ahora ya sabemos cómo llegó Alien, el 8º pasajero a Zeta II Reticuli, de allí a la Nostromo y el lío padre que organizó.

26/11/09

Bienvenidos a Zombieland

Se estrena el 25 de diciembre. Curiosa fecha para estrenar una de zombies.
He podido verla por adelantado y, bueno, qué quieres que te diga: hacía varios meses que no me lo pasaba tan bien.
Bienvenidos a Zombieland es una macarrada burlona, un poema de vísceras, un convite de sangre, un festival de humor. Obviamente no es para cualquier paladar porque ya se sabe que el dulce y el salado no tienen por qué agradar a todos.
Cuatro supervivientes natos en mundo de zombies. Cuatro personajes en busca de un hogar. Un brutote con corazón, un cobarde con reglas, un par de hermanitas timadoras.
Bueno. Y Bill Murray. Tremendo. Esa escena vale mucho. Por sus payasadas y el modo de culminarla.
Diálogos delirantes:
-¿Quién es Bill Murray? -pregunta Abigail Breslin-.
-Niña. Nunca he pegado a un niño -responde Woody Harrelson-. Pero preguntar quién es Bill Murray es como preguntar quién es Gandhi.
-¿Quién es Gandhi?
Estupenda la presentación hasta que los cuatro personajes se unen, algún altibajo con momentos geniales en el centro, pirotecnia algo convencional en un parque de atracciones para acabar. Pero es como tiene que acabar. Pim, pam, pum y adelante. Es el momento de ser un macho o echarse atrás.

25/11/09

Amelia

No se puede decir nada malo de esta película. Academicismo total. Y, por tanto, bastante sosilla. Bien planificada, fotografiada y sin ninguna relevancia. Me da un poco de pena ver a la doblemente oscarizada Hilary Swank haciendo esto.
Hay actores buenos, regulares, malos y Richard Gere. Lo de Richard Gere es otra cosa. Él no se parece a los personajes. Los personajes que interpreta se parecen a él. George Putnam en Amelia se parece a Richard Gere, y Parker Wilson en Siempre a tu lado, y Simon Hunt en La sombra del cazador, y Clifford Irving en La gran estafa y Billy Flynn en Chicago. Todos hacen de Richard Gere. Elegantes, caballerosos, irresistibles, encantadores.
Y, pese a todo, pese a los trajes hechos a medida, pese a las corbatas, pese a su apariencia de glamour, en cierto modo, me parece tan tarugo como el Jonan de Baraka.

23/11/09

The hunt for Gollum

Había oído hablar de este cortometraje pero la dilatada experiencia en experimentos de friquismo me condujo a dejarlo para más adelante.
Sin embargo, Álvaro tuvo el detalle de enviarme alguna información (nota de 7.2 en imdb, nota de 6.1 en filmaffinity) además del link: www.thehuntforgollum.com. Con estos datos (y teniendo en cuenta que Álvaro tiene una bebita que es una pequeña hobbit con mucho potencial) me animé a visionar los 40 minutos de metraje.
Y, oye, se le pueden sacar defectos abundantes pero sorprende. Se han pasado con las orejitas élficas de Arwen, podía haber más argumento, no hay mucha clase de esgrima en las peleas, el montaje movido no está muy afinado, las columnas de estilo griego en Rivendel dan un poco de repelús...
Dejando cositas al margen hay que admitir esto: se lo han currado. Mucho. Un friqui con verdadera ilusión por hacer las cosas bien. Alguien que con mucho entusiasmo ha llevado a un digno puerto esta historia que estaba en el libro y que la película no pudo incluir.
Añado otro dato que aporta aún más sorpresa: 3.000 libras de presupuesto. Teniendo en cuenta que el engendro de En el nombre del Rey (del impresentable Uwe Boll) costó 100 millones de dólares, me preguntó qué habría hecho Chris Bouchard con ese dinero.
Enhorabuena a todos esas personas que pusieron tanto entusiasmo.

22/11/09

"Life": detective zen

El detective Charlie Crews se ha pasado una temporadita de 12 años en el trullo por un delito que no cometió. Ahora le han soltado, le han indemnizado con 50 millones de dólares y vuelve a trabajar como polícía de Los Ángeles para estar cerca del meollo y aclarar quién le tendió una trampa.
En la cárcel se dedicó a reflexionar, supo apreciar la vida y ahora mira las cosas de otra manera. Cuando le ves leyendo un libro zen, comiendo fruta obsesivamente y hablando sobre tener un corazón puro te echas las manos a la cabeza temiéndote lo peor: una versión de Richard Gere exultando por la bondad de los animalitos, una versión de Brigitte Bardot considerando que los toros son más importantes que la vecina de al lado.
Pero no pasa nada. El zen está muy bien hasta que se le olvida cuando, por ejemplo, tiene que darle una paliza a alguien o dice cosas como:
-Necesito que mi alma esté en paz. Y un arma más grande.
Otra policiaca más del montón.

19/11/09

Luna nueva

Felicidades, en primer lugar, a e, que cumple añitos.
Y felicidades al resto de chicas del mundo, fans de la saga Crepúsculo, porque ya tienen a su disposición Luna nueva.
Como siempre, lo mejor es la gente. Me encanta ver estas películas con mucho público. Las reacciones son tan espontáneas, tan divertidas...
Por ejemplo ese momento en que Bella se ha dado el castañazo con la moto y le sangra la frente. Contrapicado del torso de Jacob mientras se quita la camiseta para que se vean las muchas horas de gimnasio que le ha echado al cuerpo. Abdominales, torso y alborozo general de la platea femenina.
O, por citar otro caso, la última escena de la película:
-¿Quieres casarte conmigo?
Dos segundos de suspense y un suspiro aspirado de Bella mientras la pantalla cierra a negro y aparecen los créditos finales.
Histeria colectiva.
Muy teen todo. Demasiado. Música pop, rodaje videoclipero... Preferí el toque Hardwicke de la primera.
Creo que voy a darle un aprobadillo por eso de que aparecen, en breves papeles, Michael Sheen y Dakota Fanning, ambos en plan vampiros de muy mala sangre.

18/11/09

Un cuento de Navidad

La ventaja de este relato de Dickens es que es cortito y muy redondo. A la hora de adaptarlo al cine, a nadie se le ocurre hacer grandes cambios. La trama se queda como está y, por supuesto, funciona.
Zemeckis, tan encantado con la captura de movimiento, vuelve a adaptarlo una vez más con su tecnología favorita. Hay ventajas y desventajas.
Ventajas: la mezcla de realidad y fantasía o la representación del Espectro de la Muerte. Como se trata de dibujos animados de un fuerte realismo se consiguen ofrecer cosas bastante interesantes.
Desventajas: los rostros humanos pierden toda expresividad. Sabemos que ríen, lloran, sufren, por la experiencia que tenemos en tratar con rostros humanos. Pero, en realidad son muecas. Habría preferido ver a los auténticos Colin Firth, Robin Wright Penn o Jim Carrey (bueno, quizá a este último no).
En fin, Un cuento de Navidad, en cualquiera de sus versiones, parece de visión tan obligada como ¡Qué bello es vivir! en fiestas navideñas. Otro estilo para escoger.

17/11/09

Ágora

Durante esa pandemia llamada Ágora que ha asolado el territorio español, he permanecido en cuarentena. Ahora, vacunado después de leer todo tipo de opiniones, críticas, comentarios y entrevistas, he decidido asomarme a ese ágora y ver qué se cuece.
No me extraña que haya tenido tanto éxito. Y supongo que más aún tendrá cuando salga en DVD. Sospecho, incluso, que tiene algunas aplicaciones médicas relacionadas con el insomnio. Porque Ágora es, ante todo, un fuerte anestesiante.
No esperaba encontrarme grandes escenas de acción sobre la arena. Aún no estamos para eso. Lo que sí me esperaba era una potente conspiración política. Están los cristianos, los judíos, los paganos. Está la ciencia y la religión. Está el obispo de una religión que emerge, el prefecto de un Imperio que se muere, los jefes de las religiones tradicionales. Sí que había material para sacar una buena intriga palaciega .
Pero Amenábar lo reduce todo a los buenos y listos (Hipatia) y a los tontos y malos (todos los demás). Así que el guión se reduce a una cosa muy ingenua, muy inocentona.
Desvaríos históricos aparte, lo que menos me gustó fue esa especie de intermedio a la hora de metraje, esa cosa que hace que la película sean dos películas, que hace que termine una y empiece otra, que solucione el paso de los años con un par de párrafos diciendo qué les ha pasado a los personajes. Sin explicaciones, sin evolución visible, la psicología de los personajes ha cambiado. Es algo así como ver dos historias distintas en paralelo. Una de ellas (supongo que la primera) sobra por completo.

16/11/09

The office (NBC)

En muchos aspectos es algo más que parecida a su homónima de la BBC. En realidad hay algún capítulo y algún gag que es un plagio.
La versión americana, en mi opinión, tiene una gran ventaja sobre la inglesa: los capítulos duran 20 minutos en vez de durar 60. Eso implica que los chistes son más rápidos, el ritmo más ágil y, por tanto, el amodorramiento del espectador mucho más leve.
La cabra siempre tira al monte. Quiero decir que, en cualquier serie (insisto: cualquier serie) en cuanto se les agotan las ideas a los guionistas, la cosa siempre acaba en chistes o subtramas de sexo. Eso pasa en Friends, Perdidos o The office, por citar tres ejemplos dispares. Y, en fin, a partir de cierta edad uno ya ha escuchado todos los chistes verdes del mundo. Varias veces.
The office (NBC) tiene esta ventaja sobre The office (BBC). Pueden ahorrarse todos los chistes malos porque no necesitan rellenar 60 minutos.
De todos modos, 6 capítulos de cada una, me parecen más que suficiente.

15/11/09

2012

Francamente, esta comedia me ha encantado.
Además del espectacular hundimiento de California, incluye gags muy divertidos. Sin ánimo de ser exhaustivo, cito algunos.
1. Un inteligente científico saludando a los indios (de la India) con un namasté.
2. El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, diciendo que lo peor ya ha pasado un segundo antes de que ocurra el desastre total.
3. Alguien dejó tan mal aparcado el Air Force One que fue a chocar precisamente contra un barco (arca).
4. Un arca estrellándose contra el Everest.
5. Las aguas, que han llegado hasta los 8.000 metros de altura se están retirando. ¿Hacia dónde? Y, sobre todo, ¿de dónde salió tanto agua?
6. El avión de la foto, moviéndose a velocidad normal, mientras los dos edificios se derrumban a cámara lenta para que tenga tiempo de pasar.
Pero el mejor chiste de todos, el que sustenta toda la narración, es que hay que pagar mil millones de euros para entrar en un arca. ¿Para qué coño quiere la gente (las empresas, los trabajadores de las empresas) el dinero si va a morir quedándose en tierra?

13/11/09

"Celda 211" y Luis Tosar

Flipo pegatina.
Apenas leo crítica que no ensalce el trabajo interpretativo de Luis Tosar en Celda 211. He leído algunas que incluso hablan de su cambio de registro.
Y, claro, yo voy por ahí diciendo que lo peor de Celda 211 es Luis Tosar porque, como siempre, se limita a exagerar su cabreo con el mundo entero.
Tipo Sean Penn. ¿Que no son actores malos? Vaaale. Pero se interpretan a sí mismos.
¿Qué mérito tiene que Jack Nicholson haga de tío verborreico, desquiciado e hiperactivo? Es un señor al que, fin de semana sí y fin de semana no, los servicios de seguridad del estadio de Los Angeles Lakers tienen que sacar por la fuerza. Porque la lía.
Está bien. Funcionan muy bien dentro de su papel.
Pero me creeré que Luis Tosar es un buen actor, bueno de verdad, cuando haga de tío divertido en una comedia, de galán en una romántica o de intelectual en una policiaca.
No, no me digas que ese no es su estilo. Es lo que marca la diferencia entre un gran actor y la enorme masa de lo normal.
Por favor, hombre. Que uno ve el careto de Luis Tosar y lo primero qué piensa es:
-Éste, ¿de qué cárcel habrá salido?

12/11/09

Arrested development

Iba a decir que Arrested development es como Los Simpson pero en imagen real.
La verdad es que es más bien como Los Simpson pero graciosa. A mí, al menos, Arrested development me hace bastante más gracia que Los Simpson. Una familia disfuncional, disfuncional con ganas, que sigue adelante día tras días gracias a la mínima cordura de uno de sus integrantes.
Tampoco es para volverse loco pero, dentro de la docena de capítulos que he visto, los hay bastante logradillos. Algunos momentos son brillantes.
Mi personaje favorito es Lucille Bluth (Jessica Walter). Impresionante, la abuela: derrochadora, egoísta, manipuladora, viperina y mentirosa. En fin, un encanto.
Y sí: la serie es bastante friqui.

11/11/09

Pandorum

Otra revisión de Alien.
Una nave inmensa traslada a unos 60.000 colonos al planeta Tanis. El viaje dura más de cien años así que lo pasan hibernando. La tripulación va rotando cada dos años. Cuando despierta lo que queda de la tripulación 5, les han dejado un marrón de los gordos.
Para tratarse de algo tan sencillo como monstruitos comiéndose gente, la trama va incorporando demasiados subtextos y complicando la cosa innecesariamente: superpoblación mundial que empuja a migrar, mensaje de destrucción de la Tierra, el síndrome pandorum que provoca graves trastornos psicológicos, las mutaciones, las combinaciones de teorías sobre las mutaciones... Y los sustos están trillados y los golpes de sonido no logran aportar gran cosa.
Pero, oye, tampoco se te hace muy larga porque siempre está la cosa de ver cómo se comen al siguiente. Tiene algo de personalidad propia.
El final, además, me gustó. No es lo que uno espera.

10/11/09

Julie y Julia

Está claro que el género gastronómico, lejos de agotarse, encuentra variantes.
Me sorprende que Nora Ephron se haya incorporado a la moda. Nora Ephron está muy lejos de ser una gran directora. Cuando vas a ver una de sus películas no sabes si te encontrarás con un entretenido y elegante pasatiempo o con un bodrio tan asombroso como Embrujada. Allí conseguía que incluso Nicole Kidman diese vergüenza.
Así que, quizá por mis bajas expectativas (ni Nora Ephron ni la gastronomía me emocionan) la película me pareció algo más que agradable. No se pone demasiado sentimental y se limita a contar una historia bonita que tiene entre manos.
Meryl Streep vuelve a demostrar que puede hacer lo que le echen aunque, en esta ocasión, está un poco pasada de vueltas. La que está inmensa y la que se crece a cada película que pasa es Amy Adams. Segunda película en la que coinciden juntas y en la que Amy da una lección de sobriedad y saber hacer. Aunque, bueno, quizá Julia era tan hiperactiva como Meryl la pinta.

8/11/09

The box

Aprietas un botón y alguien desconocido muere. A cambio ganas un millón de dólares.
¿Adán, Eva y la manzana?
¿Una invasión alienígena?
¿Una metáfora sobre la condición humana?
Cualquiera de estas cosas por separado habría estado bien, quizá. Pero todas juntas... Mezclar teología ficción (Señales del futuro), ciencia-ficción (La invasión de los ultracuerpos) y fábula metafísica (Stalker) es una locura. Sobre todo porque cuando llega el momento de recoger tantas líneas abiertas en un final coherente, resulta tarea imposible.
Peli rarita, rarita, rarita.
Una pregunta inquietante: ¿por qué son siempre mujeres las que aprietan el botón?

7/11/09

Celda 211

Lo mejor de esta película es su mera existencia. Cine español de género. Es una buena noticia.
Está bien hecha, tiene algunos encuadres interesantes, bien planificada, montada...
No quiero decir muchas cosas malas sobre ella porque, lo dicho, me parece muy positivo que se empiece a realizar esta clase de cine en España.
Ahora bien. Procura olvidarte de que es española. Por supuesto, se queda a años luz de Cadena perpetua pero también, pienso yo, de los capítulos 6 y 7 de la primera temporada de Prison Break, por poner un ejemplo reciente.
A Celda 211 le faltan giros de guión y, sobre todo, tensión en aumento. El motín estalla y no hay evolución en la historia: sólo un tiempo de espera.
Desde un punto de vista subjetivo y más personal, me pareció demasiado realista. Realista en el sentido en que es realista el cine español: todo tiene que acabar mal y, a ser posible, del peor modo posible. Lo cual es un cliché tan cliché como el happy end hollywoodiense. Ambas cosas demuestran muy poca imaginación y, sobre todo, poco realismo.
No me aburrí pero no me entretuvo.

6/11/09

Home, ¿dulce hogar?

Esta vez sí que me han engañado bien.
No tenía claro lo que iba a ver, cosa que, a priori, me gusta. Asistir a una película imprevisible.
Familia hippie feliz. Feliz en plan risa tonta. Hippie en plan francés. Quiero decir que no se privan de una parabólica y piscina. Ji, ji; ja, ja. Aprovechan los restos de una autopista que nunca se acabó de construir para disfrutar de la naturaleza y de una vida en común que se acerca a sugerencias incestuosas. Pero la autopista vuelve a ponerse en marcha.
El ruido es molesto así que se encierran en casa, tapian puertas y ventanas, sellan cualquier abertura a cal y canto. Logran evadirse del ruido pero empiezan a volverse locos (si es que no lo estaban ya antes), violentos, paranoicos. El drama es tan esperpéntico que me daba la risa sin que ese fuera el objetivo de la peli.
Es una metáfora de algo. Digo yo. Lo que pasa que ese algo no me interesa porque la metáfora me parece vulgar, obvia y, a la postre, irrelevante.
Y es desesperantemente lenta.
Ya decía Orson Welles en El tercer hombre que los suizos eran incapaces de hacer arte.

5/11/09

El curioso caso de "Saw VI"

Daría para mucho este tema.
Un gobierno hiperprogre de izquierdas utiliza una calificación jamás utilizada para censurar a una película. Mad Max estuvo a punto de padecerla pero se impuso la cordura. Saw VI ha tenido el dudoso privilegio de ser la primera película a la que se califica como X por su violencia.
¿Te imaginas que esto lo hace cualquier otro partido político?
Lo que me preocupa es que no lo hizo ni Franco.
La ejecutora de tal acción es Ángeles González Sinde, guionista demócrata de esa película llamada Mentiras y gordas que exaltaba el sexo, la droga y el alcohol (aunque digan que se pretendía lo contrario).
¿Se entiende?
Por supuesto. Pero no en los parámetros en que ha sido planteado.
Sólo hay tres películas españolas que puedan maquillar los resultados de taquilla: Ágora, Celda 211 y Planet 51. Gracias a que Saw VI ha sido eliminada de la parrilla, Ágora puede volver a ser número 1 en la taquilla.
Ya sabes lo mucho que me encanta que a Disney le apliquen un correctivo de vez en cuando. Pero me parece que éstas no son maneras.
Y ya puestos. Tras el estreno de Celda 211 llega Cuento de Navidad. Que se anden con ojo.

4/11/09

El imaginario del Doctor Parnassus

Curioso eso de que a un personaje lo encarnen 4 intérpretes diferentes debido a la defunción de un actor. Heath Ledger, Johnny Depp, Jude Law y Colin Farrell.
La película es Terry Gilliam. Cien por cien. Y con eso queda todo dicho.
Para lo bueno y para lo malo. Guión flojito, interpretaciones histriónicas, parloteo incontrolado que alarga en exceso las escenas y una inventiva visual fascinante, barroca, surrealista, encantadora, maravillosa.
No sé si hay que sacar algo de ella salvo sentarse a mirar y pasar un buen rato mientras aparecen las ocurrencias con que Gilliam tiene a bien deleitarnos.
Inclasificable, por supuesto.
Y, por tanto, difícil de recomendar a públicos determinados.
Digamos que para aquellos a los que les gusta Terry Gilliam.
Ya. Ya sé que así no arriesgo mucho pero es lo que hay.

3/11/09

Adam

He aquí una película romántica que sí me gusta.
Quizá porque no está claro que sea romántica.
Rose Byrne y Hugh Dancy lo hacen bastante bien. No he visto muchas cosas de Amy Irving pero parece diseñada para esos papeles de perdedora inocente en un matrimonio con grietas (Vidas contadas, la serie Alias, Adam). Supongo que si ella aparece en pantalla se puede apostar a que su matrimonio acabará mal por más que ella se empeñe en que acabe bien.
Me gustó su frase:
-Sentirse amada es importante. Pero amar es una necesidad.
También me gustó la frase de Hugh Dancy, con síndrome de Asperger, cuando Rose Byrne le hace un regalo:
-Bueno, que tampoco soy Forrest Gump.
Y muy bonito todo ese paralelismo con El Principito y el aviador perdido en el desierto.

25/10/09

(500) días juntos

Teniendo en cuenta que se trata de una película romántica y considerando lo mal que suelo llevar las películas románticas, ésta tiene algo.
Y eso que podría haber sido mucho más si no se hubiesen cedido a algunos clichés: el discursito sobre el amor en el momento de bajón, el habitual giro final para que sea más o menos feliz...
Pero se lo han currado. En muchas cosas.
Desde el punto de vista técnico hay cosas interesantes. Está esa división de la pantalla en dos: un fragmento para mostrarnos la realidad y, en paralelo, las perspectivas de la imaginación. O el número musical en el parque con pajarito de dibujo animado. O el montaje que salta hacia adelante y hacia atrás.
En el plano argumental es interesante que hayan dado la vuelta a los roles habituales. El chico es el romántico, la chica la pragmática tirando a cínica. Y la consejera sentimental del chico es una cría de 11 años que habla con soltura de su experiencia y los novios que ha dejado.
Por eso es una pena que todos esos elementos (el montaje, la niña, los montajes en paralelo) los abandonen para que la película discurra por los cauces de rutina.
Sólo le ha faltado esto para ser algo más que buena.

24/10/09

Millenium 2: La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina

Después de esta segunda película ya no puedo creerme la vitola de seriedad que le atribuían a la trilogía. Me parece muy bien que alguien se lo tome como un mero entretenimiento policiaco como otros muchos centenares. De ahí, a considerar que Stieg Larsson tiene algo que contar, hay un abismo.
Podría machacar a la película de muchas formas diferentes: el único personaje que tiene relevancia vuelve a ser Lisbeth Salander, todos los demás (incluso el coprotagonista) carecen de función dentro de la trama, la investigación policiaca con el tráfico de mujeres es nulo, hay errores de continuidad...
Sobran muchas escenas que no significan nada dentro de la película: ya sabíamos que Lisbeth podía ser lesbiana y no hacía falta insistir; la escena cuasi Terminator 2 de dame tus ropas, tus botas y tu moto; la salidad de la tumba después de una noche enterrada en plan Beatrix Kiddo y Kill Bill 2...
Pero lo que pasa de castaño oscuro es ese tipo con analgesia congénita. Una cosa es que no sienta dolor y otra que ni siquiera note las consecuencias de 1.000 voltios o los huesos partidos. Parece un supervillano salido de Spider-Man o Batman o vete tú a saber qué.
Montaje y estructura fatal.
No sólo me pareció descaradamente comercial, sino que me pareció una mala película comercial.
Por decir algo bueno: Noomi Rapace se cree su personaje, lo vive, se ve que le encanta.

22/10/09

THX 1138

En 1971 George Lucas se marcó esta película en plan proyecto fin de carrera o tesis o como se le quiera llamar.
Siempre me ha sorprendido la influencia que después ha tenido en eso de meter la humanidad bajo tierra. Quizá el control del individuo por parte del Estado no fuese tan original o novedoso, pero uniendo ambas cosas conseguía un resultado angustioso. Y un hombre, liberándose de los condicionamientos surge de la limpieza aséptica de las salas al aire libre: naturaleza abierta, el sol, el cielo. El último ejemplo que seguía esta línea era City of Ember, con un final bastante parecido aunque adaptado a chavales.
Otra cosa que me sorprende es el giro que imprimió después a la ciencia-ficción. Dejó a un lado ese pesimismo existencial para regalarnos la space opera de La Guerra de las Galaxias. Creo, sinceramente que tenemos que felicitarle por ello. Aunque a una primera trilogía magistral le sucediera otra comercial.
Incluso aunque ahora nos amenace con una tercera trilogía en 3D.
Demasiados 3.
Que la Fuerza y los midiclorianos nos acompañen.

20/10/09

The office (BBC)

Tengo la intención de echar un vistazo a la serie americana pero, para hacer las cosas bien, comencé por The office en su versión inglesa de la BBC.
Obviamente, una oficina con tanta persona estrambótica e imbécil no podría funcionar más allá de las ocho horas de una jornada. Ahora bien, aisladamente, tomando los personajes uno por uno, indudablemente, existen. Personalmente puedo decir que conozco a un Gareth por increíble que pueda parecer. Sí. Hay gente así. Al menos, yo conozco a un Gareth.
No te voy a decir si la serie es buena o mala. Pero te puedo decir que me ha desagradado profundamente. Me dejó muy incómodo. No es sólo que uno no pueda identificarse con nadie. Es que todos me cayeron mal. Vulgares, inmaduros, imbéciles, tarados... No son graciosos y, ni siquiera patéticos. Son realmente asquerosos.
O eso o es que no pillo el humor inglés.

19/10/09

Gigante

Jara es un tío grandote y de buen corazón. Le gusta la música heavy y hacer crucigramas. Es portero de discoteca y guarda de seguridad de un supermercado. En las cámaras ve a las mujeres de la limpieza en el turno de noche. Pero él sólo se fija en Julia, de la que está enamorado y a la que no se atreve a decir nada.
Película bastante minimalista con mucha gracia. Si uno acepta los ritmos lentos, las historias en las que no ocurre prácticamente nada, las anécdotas triviales, puede pasar un buen rato.
Hay alguna escena bastante inteligente como la del cine o tonterías descacharrantes como la paliza que le da al taxista deslenguado.
Menos mal que no todo el cine es así.
Menos mal, también, que, de cuando en cuando, se hace cine así.

18/10/09

Infectados

No es una película para ver si estás bajo de ánimos.
La perspectiva de todos los personajes es egoísta. Salvo la del padre que viaja con su hija. Y así van las cosas, claro. La moraleja de los directores no es tan clara. Quizá quieren denunciar precisamente lo que presentan. Por muy chungo que sea morir solo, todavía es peor vivir sólo.
La verdad es que casi todas las películas de genéro post-apocalíptico me interesan por principio. Me encanta un mundo desolado donde la sociedad se ha ido al traste y donde los supervivientes tienen que decidir qué hacer con lo que hay.
Infectados introduce de lleno a los personajes en la toma de decisiones morales para la supervivencia: ¿ayudar? ¿pasar? ¿robar? ¿matar? ¿Qué hacer en cada caso? Y es evidente que no están preparados para tal responsabilidad.
Álex y David Pastor. Otros dos directores españoles que quieren hacer las américas. Su debut me parece más que digno.

16/10/09

New York, I love you

11 cortos en los que por supuesto, hay de todo: muy bueno, bueno, regular, malo y muy malo.
El mejor, el último. Cloris Leachman y Eli Walach. Un matrimonio que celebra su 63 aniversario de casados. Levanta los pies... dice el médico... divórciate de mí y cásate con Tom Cruise... usa la rampa... quiero ir por las escaleras... levanta los pies...
Absolutamente geniales. Y, a la vez que te tocan el corazón, te tronchas de risa.
El segundo que más me gustó fue el de Orlando Bloom y Christina Ricci. Por supuesto, el hecho de que actuara Orlando Bloom eran puntos en contra. Por supuesto, el hecho de que saliera Christina Ricci (unos segundos) eran puntos a favor. Pero la trama, con esos comentarios sobre Dostoievski y la música para el anime estilo Miyazaki... En fin, a mí me llegó. No digo que fuese muy bueno pero encajaba con mis gustos y no me habría importado que de ahí sacaran un largo.
Hablamos de New York y, obviamente, New York debería dar para más.
Para mucho más.

15/10/09

Otra de Isabel Coixet

En esto del cine siempre se aprenden cosas nuevas.
Por ejemplo, yo pensaba que cuando se hablaba de premiar la trayectoria de un director, se suponía cierto nivel ascendente de calidad o de regularidad.
Ahora he visto que Mujeres en Direccción va a premiar la trayectoria de Isabel Coixet, una trayectoria que, creo que soy objetivo, todo el mundo considera como descendente. Si soy subjetivo añadiría que en picado. Pero dejémoslo así.
Muchos piensan que lo mejor que hizo siguen siendo los anuncios de compresas, que sorprendió con Cosas que nunca te dije y A los que aman, que bajó un poco el nivel con Mi vida sin mí, empezó a despeñarse un poquito con La vida secreta de las palabras, se tiró al precipicio con Elegy y dicen que Mapa de los sonidos de Tokyo no la quieren ver ni los perros.
Entre directoras con trayectoria yo me habría quedado con Icíar Bollaín y Gracia Querejeta pero, en cualquier caso, me parece un premio un poco raro. Como si alguien quisiese apoyar lo de la subvención discriminatoria positiva a directoras.
¿Seguiré viendo teorías de la conspiración donde no las hay?

14/10/09

Otra de Lars von Trier

Andaba rodando por ahí un guión para una película titulada Melancholia, un planeta que se acerca a la Tierra dispuesto a destruirla.
Pues el amigo von Trier va a realizarla con un presupuesto de 7 millones de dólares. Dice que habrá efectos especiales y todo.
Obviamente, esta película que parecía adecuada para Michael Bay o Roland Emmerich, no contentará a quienes van buscando una estela de caos y destrucción. Cosa que me parece bien. El problema es que dudo que pueda contentar a los que buscan otra cosa.
Además, von Trier ya ha contado el final:
-No más finales felices.
Pues si los de sus películas anteriores se lo parecían...

13/10/09

G-Force: Licencia para espiar

La cosa es un plagio de Misión: Imposible. Sustituyen a seres humanos por ratitas y a tirar.
Entre medias, van citando todo lo que se les ocurre: Un chihuahua en Beverly Hills, Terminator, Transformers, Bruce Willis...
Obviamente, y sé que te ocurre lo mismo, si debo escoger entre la interpretación de Tom Cruise y la de una ratita digital encantadora (agente Juárez), me quedo con la ratita. Además, en la versión original le pone voz Penélope Cruz y en la versión española Mónica Cruz. Qué cosas.
El problema es que G-Force: Licencia para espiar no es nada graciosa y se supone que debería serlo. Ni una risa en sus 80 minutos. Mucho más divertido era Misión: Imposible II cuando confundían las fallas con la Semana Santa y quemaban los pasos procesionales.
Que no me gustó nada, vaya.

11/10/09

Moon

Esta película, al igual que Sunshine, tiene sentido si se ve en pantalla grande.
Me encantaron todos esos paseos lunares, el rover y la cosechadora.
El ritmo es pausado, casi como en 2001: una odisea del espacio. El tema es otro, más parecido a Blade Runner.
Otro aspecto interesante es su denuncia principal: energía limpia, manos sucias. Porque está muy bien ser ecólogico y no usar desodarantes diabólicos y reciclar las bolsas de plástico. Está muy bien cuidar la naturaleza.
Duncan Jones se plantea que esos consejos proceden de empresas interesadas en ganar dinero. Así que: ¿cuál es el precio de ser ecológico?
Y muy bien Sam Rockwell en cualquiera de sus clones.