31/12/07

La película de 2008 será...

...There Will Be Blood. Ni El caballero oscuro, ni No es país para viejos, ni Monstruoso y ni siquiera Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal. El título, el peliculón, el huracán que te despeinará en la butaca, se llama There Will Be Blood.
Dirige Paul Thomas Anderson. Interpreta Daniel Day-Lewis en medio de un reparto de gente más bien tirando a desconocida.
Como trata de las prospecciones petrolíferas a comienzos de siglo XX, en cuanto vi algunas imágenes recordé Gigante. Basta echar un vistazo al tráiler para descubrir que ahí detrás hay una potencia mucho más grande de lo que pueda parecer en un primer vistazo.
Por otra parte, los encargados de distribuirla en España, han vuelto a contratar a un gabinete de expertos traductores. El resultado ha sido el esperado. En vez de Habrá sangre, tan contundente y motivador, han optado por Pozos de ambición, que lo mismo serviría para una novela de Corín Tellado o un relato corto de Lovecraft.
Así que ya estás anulando esa entrevista de trabajo como director financiero que tenías para el 15 de febrero con el Banco de Santander.

30/12/07

Más monstruos

Cadena perpetua es un clásico, La milla verde gusta a mucha gente, The Majestic me gusta a mí. Frank Darabont no se prodiga mucho en la dirección pero siempre me parece un tipo interesante.
The Mist podría ser la clásica película de terror claustrofóbico, pero veo el tráiler y me da la sensación de que el director ha sabido sacarle el jugo en la dirección correcta. Yo ya tengo ganas de conocer a esos personajes, especialmente al de Marcia Gay Harden.
Hay una habilidad especial para convertir la serie B en algo superior dejando a un margen el presupuesto. Unos tipos encerrados en un supermercado no exige mucho dinero. Todo depende de cómo manejes la situación. Parece que Darabont nos va a contar buenas historias. Espero no equivocarme.
Esa niebla está mezclando Eureka y Lost. Me está matando.

29/12/07

Tú sí que eres un monstruo

Lo que durante unos meses fue conocido como Proyecto sin título de J. J. Abrams ha sido definitivamente bautizado en Estados Unidos como Cloverfield y en España como Monstruoso. No dirige Abrams pero se nota que está detrás como productor. Supongo que cualquier persona con memoria recordará siempre el comienzo de Perdidos. Lo que llama la atención es que no nos muestra el accidente. Nos muestra las consecuencias. Un tipo se levantaba entre árboles, corría, llegaba a una playa, se oían gritos y allí estaba el lío montado: el avión destrozado, histeria, gente aturdida. En el tráiler de Monstruoso se repite ese esquema en una de las escenas y el efecto me parece igualmente magnífico. Sales a la calle y, cualquier director con el que te cruces, habría filmado una garra o una pata o algo similar, sacudiéndole una colleja a la Estatua de la Libertad. Dependiendo de si el director es mejor o peor lograría que el monstruo se viese más o menos. Pero Abrams no hace eso. Nos deja ver la consecuencia de la colleja. Y es genial. Disfruta.

28/12/07

The Happening

Como es imposible esperar con la boca cerrada al 20 de junio, fecha en que está previsto el estreno de The Happening, da igual hablar antes o después. Mejor pronto que tarde. Es lo último de Shyamalan.
El cartel, a mi juicio, es una prueba más de la contundencia visual y la capacidad de sugerencia que tiene el director. Ves esto e inmediatamente te das cuenta de que te está proponiendo juegos para la imaginación. Porque no es sólo esa carretera con coches detenidos y volcados con cierto orden. No es sólo que no haya habido un accidente. No son sólo las puertas abiertas. Es, sobre todo, esa misteriosa colina sobre la que se alza, al parecer, una ciudad; pero también sugiere arquitectura prehistórica tipo Stonehenge o una fortaleza medieval. Es la oscuridad de los bordes, las nubes, el resplandor de fondo...
Y no hay gente.
Por favor, un tráiler cuanto antes. Mejor pronto que tarde.

26/12/07

La búsqueda: El diario secreto

Lo que uno acaba buscando en todas estas películas es atisbos de inteligencia. No me preocupa mucho la credibilidad de la acción. Ya sabemos que la emoción de la aventura surge de esa suspensión de incredulidad. Que Indiana Jones pasase desapercibido en un viaje en submarino o que del Arca de la Alianza saliesen rayos y centellas lo aceptábamos con placidez. Por eso no me preocupa que en la Casa Blanca y en Buckingham haya planos secretos o que exista una ciudad de oro bajo el monte Rushmore. Eso era previsible: estábamos esperando a que Nicolas Cage fuese a descubrirla.
Lo que no es aceptable es que Ben Gates diga que va a secuestrar al Presidente de Estados Unidos y el secuestro consista en una mera conversación. Y mucho menos aceptable es que el Presidente, Ben Gates, cuerpos de seguridad y resto del mundo, actúen como si hubiese habido un secuestro cuando todos hemos visto que no hubo tal cosa. Si alguien habla con el Presidente de Estados Unidos a solas ¿pasa a convertirse en un delicuente?
Es increíble lo mucho que hay que retorcer los guiones y lo mucho que hay que contar con la pereza mental de la gente para ser políticamente correcto.

25/12/07

Súper pijo

A veces hay que saber decir que no a las amistades por muy insistentes que se pongan. Especialmente si se trata de Navidad. Hasta ahora mantuve una distancia prudencial con High School Musical porque se adivinaba desde lejos un cierto tufo a horterada.
Un servidor es débil y dijo sí en Navidad.
A eso de las 2 de la mañana, cuando los productos etílicos animaban la fieesta, y mientras unos jugaban al mus, a Call of Duty o a Moto GP 2007, me enfrenté en solitario a esta pandilla de adolescentes en la edad del pavo. Me derrotaron a los 20 minutos. No pude soportar cosa tan cursi, repipí y pija.
High School Musical es una película encantadora para ponerla de vuelta y media, afinar el ingenio y sacar la mala uva que uno lleva encerrada. Es Navidad y voy a dejarlo así. Pero que te quede claro que es una peli mala. Mala, mala.
Como a las drogas, di que no.

22/12/07

Soy leyenda

Es lógico que la película defraude a quien busca acción aunque no le falten algunos sustos y una secuencia maravillosa de apertura con ese safari por New York.
Will Smith, que sigue siendo uno de los mejores actores de Hollywood, sostiene la película en su totalidad. Lógicamente, o construyes un buen guión o no habría quien aguantase las idas y venidas de un hombre por una ciudad solitaria por muy apocalíptica o vampirizada que esté. A mí me parece que Soy leyenda está a medio camino entre 28 días después y Náufrago. Lo de los zombis todo el mundo lo ha hecho notar, claro. Te saltan a los ojos.
Las semejanzas con Náufrago también son notables y, en el fondo, los mejores momentos de la película son los que inciden sobre la soledad. Me quedo con la escena del videoclub, cuando Will Smith ruega, suplica, a un maniquí:
-Dime hola, por favor.

21/12/07

La devaluación del Gordo

El problema de Santa Claus no es que esté demasiado visto. El problema es que le han dejado sin misterio alguno. Cada Navidad, una nueva película viene a desvelarnos algún nuevo misterio sobre la fábrica de juguetes kitsch, los elfos plasta, un nuevo reno con nombre, útiles de transporte, la familia, los enemigos. Polar Express, Elf, El Grinch... Carretadas de películas que devalúan al Gordo hasta límites insospechados. Este año le toca a Fred Claus. El hermano gamberro de Santa Claus.
Ya puedes imaginarte de qué va la película. La pena es que están ahí Paul Giamatti, Miranda Richardson, Rachel Weisz, Kathy Bates y Kevin Spacey.
La película tiene una escena rescatable. Fred, harto de que su madre le compare con Santa, harto de las expectativas que despierta en todo el mundo, acude a una terapia de grupo para hermanos de famosos. Y ahí están los hermanos (auténticos y reales y verdaderos) de Bill Clinton, Silvester Stallone, Stephen Baldwin...
Frank Stallone comenta que todo fue bien hasta Rocky. A partir de ahí estuvo tratando de parecerse a alguien entre Rocky y Rambo.
Pregunta: ¿Por qué, con un reparto tan flipante como el que tiene la película y con una idea tan original como la de esa terapia de grupo, hay gente que se empeña en producir, dirigir e interpretar algo que es, a todas luces, una gansada?

18/12/07

Corazoncito

¿Querías una película para ir a ver con la familia esta Navidad? ¿Querías algo bonito, emocional, mágico? ¿Amor verdadero? ¿Melodrama? ¿Unos amantes separados por el destino? ¿Un progenitor egoísta? ¿Un embarazo, un accidente, un niño dado en adopción? ¿Un niño que, al crecer se convierte en niño prodigio? ¿Una película de Dickens que transcurre en los tiempos modernos? ¿Robin Williams haciendo de Fagin en Oliver Twist? ¿Una descarga eléctrica a lo Frank Capra?
¿Querías que de nuevo Central Park se convitiese en el corazón de la Gran Manzana, en ese lugar en que cualquier cosa puede suceder?
Para ti August Rush.
Kirsten Sheridan, hija de Jim, a veces se pasa con lo sentimental. Pero como buena irlandesa que es, es una de las pocas que escucha. Y oye la música de la vida.

16/12/07

1408

La película no es la repanocha ni lo pretende. Es una historia de fantasmas sin excesivas truculencias, sin muchas trampas, sin finales rompedores. En la foto aparece John Cusack ante la principal alternativa para salir de la habitación, lo que la telefonista fantasma llama la Salida Express.
Me gustó el momento en que a Enslin le llega por fax el vestido de su hija fallecida.
En cambio, es bastante necio ver el número 1408, descubrir que los guarismos suman 13 y exclamar:
-¡Muy ingenioso!
Por favor, que ya somos mayorcitos.

15/12/07

El atardecer

También podría haberse titulado Las horas 2. Lo digo porque sé que hay tantos adictos como alérgicos a la película de Stephen Daldry; así cada uno sabe a qué atenerse.
El atardecer, para distinguirse un poco de Las horas, no se inspira en Virginia Wolf. Los referentes son El gran Gatsby y Retorno a Brideshead.
Obviamente fui a verla por el espectacular reparto femenino. Claire Danes, Toni Collette, Vanessa Redgrave y su hija Natasha Richardson, Meryl Streep y su hija Mamie Gummer, Glenn Close.
Ahí en la foto queda Mamie Gummer, innegable hija de su madre, haciendo creer que, de un momento a otro, veremos de nuevo Kramer contra Kramer.

14/12/07

La verdad

Lo que más me sorprende de La brújula dorada es que, tratándose de una película que intenta imponer el relativismo, es también una de las películas que más dogmas impone. No paran de hablar de la verdad porque es la verdad y esto es la verdad y busca la verdad.
Y, la verdad, yo iba esperando un poco de polémica. Al fin y al cabo se supone que la película trata de cuestionar la existencia de Dios, oponerse a Las Crónicas de Narnia en su propio campo y exponer una apología del ateísmo. Si uno quiere, y sólo si quiere, puede asociar al Magisterio con la Iglesia, curvar las columnas de la plaza para que parezca el Vaticano y asociar el Polvo con el pecado original que, en opinión de Philip Pullman, es algo genial.
Lo peor de La brújula dorada es que al salir de ella tienes la misma sensación que al salir de Eragon: una pobre fantasía tirando a aburridilla. Para este viaje no hacían falta tantas alforjas publicitarias, filosóficas, religiosas y grandilocuentes.
Nicole Kidman, obviamente, lo mejor. Ambigua, misteriosa.
Puestos a escoger brújulas, me sigo quedando con la de Jack Sparrow.

11/12/07

La verde campiña inglesa

No te partes de risa porque Arma fatal (traducción fatal) es una parodia mucho más inteligente de lo que te esperas. Edgar Wright te coloca una serie de escenas absurdas y parece que te está diciendo:
-¿A que es estúpido? ¿Por qué, entonces, te lo creíste cuando apareció en una película supuestamente seria?
Así que el tío, con toda la pachorra del mundo, se dedica a lanzar andanadas contra Michael Mann (el tiroteo en la plaza estilo Heat), contra John Ford (la entrada del poli en el pueblo aparentemente desierto), contra Tarantino (¡vaya secuencias gore!), contra Michael Bay (demoliciones totales), contra el cine de temática esotérica (los lugareños reunidos en aquelarre) y, en general, contra todo lo que se menea.
Además hace una reivindicación de Shakespeare, aunque sea por contraposición. Una denuncia en toda regla de la cultura compuesta de clichés. Pero anda que no se ha divertido el chaval utilizando los mismos recursos que critica...

6/12/07

Dogville Baby

La verdad es que no hay muchas buenas películas sobre bebés y Arizona Baby no es precisamente una de las mejores películas de los hermanos Coen. De hecho, creo que es una de las peores que han hecho. Y con ser una de las peores, es una de las mejores sobre bebés. Pero eso no es decir mucho si uno se para a leer de nuevo el comienzo de este comentario.
Sea como fuere (quiero decir que quizá hay quien opina lo contrario acerca de películas sobre bebés), la cuestión es que me gustaron mucho los travellings bebé que utilizaron los Coen para seguir los movimientos de los bebés gateantes. Graciosísimos.
Me he parado un instante a pensar en Álvaro en el papel de Nicolas Cage y en Esther en el papel de Holly Hunter. Me he estado riendo yo sólo un rato. Ya perdonaréis pero estoy seguro de que la película habría salido mejor.
Enhorabuena a los dos. A Esther y a Álvaro, claro, no a Nicolas Cage y a Holly Hunter. Que todo hay que explicarlo.

5/12/07

Lo vi venir y me agaché a tiempo

Me apetecía ver [Rec], de verdad. La gente hablaba bien de ella y la promoción que hicieron de la película, enfocando los sustos del público en Sitges, tenía su punto divertido.
Por otra parte, un servidor lleva unas cuantas películas a la espalda y no me bastó lo del aire documental. Todo el mundo sabe que eso lo inventaron en El proyecto de la bruja de Blair, así que el darle aire de renovación, no me servía del todo.
Depués estaba el tráiler que, sustos al margen, tenía toda la pinta de un desarrollo mínimo: una vez dentro del edificio van apareciendo zombis y tal.
La cuestión es que fui uno de los que acudió a ver Darkness y, como ya dejé anotado, los finales nihilistas no me gustan porque son la forma de resolver todo y nada: carencia de imaginación.
Así pues, esperé a que pasara el fin de semana para ver qué se respiraba en el ambiente. Ocurrieron dos cosas. Una fue la confirmación de que [Rec] vuelve a tener un final nihilista. Eso es suficiente para ahorrarme el viaje y para certificarme que Balagueró y Plaza no son tan imaginativos como se pintan a sí mismos. El segundo asunto es que se autoproclamaron como película más vista en el fin de semana en los medios de comunicación. Y no fueron los primeros. Ni los segundos. Fueron los terceros a bastante distancia de Encantada: la historia de Giselle y de Beowulf. Tampoco me gustan los mentirosos. Quizá porque son nihilistas. O al revés.
Ahora vendrá io y dirá que [Rec] es una maravilla y que tembló como un sauce sacudido por un huracán y tendré que plantearme de nuevo si ir a verla.

4/12/07

Diario de una niñera

La película es algo más que una sucesión de gags porque tiene su carga sarcástica y paródica. Pero ni siquiera llega a sugerir las cosas que, por ejemplo, proponía la más inteligente Spanglish.
Lo que quería comentar es lo de Scarlett Johansson.
Hay escuadrones enteros de quinceañeras americanas tratando de salir del encasillamiento. Quieren dejar de ser cebos para psicópatas, animadoras de rugby o la novata del instituto. Llevan desde los 11 años haciendo esos papeles, ya tienen 29, saben que Hollywood se va a acabar para ellas y siguen siendo un nombrecillo perdido entre los títulos de crédito.
Scarlett Johansson, que ha tenido la fortuna de escapar a esa rueda, decide dar un paso atrás, para ver que se siente. No lo entiendo. Viendo cómo hacía el tonto en Diario de una niñera le deseé varias veces el encasillamiento eterno.
Debo admitir que me reí, que tiene una cierta frescura (el paraguas rojo a lo Mary Poppins) e incluso, a la salida del cine, permite ser comentada con algo de inteligencia. Pero, en fin, creo que habría sido un gran papel para la última chica que, en la última de terror, se cortó la cabeza al caer por las escaleras.

3/12/07

Amarillo y negro, compañero

Bee Movie es totalmente surrealista, de modo que logra romperte la cintura cada poco tiempo. Primero parece una historia de superación personal, después un relato judicial, más adelante algo en el límite con lo apocalíptico y, finalmente, el género de desastres en la línea Aterriza como puedas.
Gracias a eso es imprevisible, precisamente lo que menos esperaba de ella.
Hay muchos golpes de efecto y frases ingeniosas. El hachazo despiadado al gremio de abogados es buenísimo pero no lo voy a transcribir para evitar amenazas de muerte. Sí transcribo la puñalada trapera a John Travolta:
-Míralo de este modo: si John Travolta sabe pilotar un avión, no puede ser muy difícil.

2/12/07

Pirelli y Uma Thurman

Hablando de anuncios/cortometrajes he recordado ahora el que realizó Pirelli para promocionar sus neumáticos hace unos meses.
La directora es Kathryn Bigelow, que se dio a conocer con K-19: The Widowmaker, esa película en la que aparecía Harrison Ford y que fue a ver medio mundo creyendo que era la segunda parte de La caza del Octubre Rojo; en realidad era un poco tostón aunque, a fuerza de no salir del submarino, acababa consiguiendo que te entrase claustrofobia.
La trama de este anuncio de Pirelli no tiene ni pies ni cabeza y no pasa de ser una persecución con coches. Pero trabaja Uma Thurman en su línea Beatrix Kiddo/Mamba Negra/La Novia.

1/12/07

Adiós a las burbujas

Es de suponer que mucha gente estaba acostumbrada a las burbujas de Freixenet. Personalmente nunca vi razones para prestar más atención al anuncio de Freixenet que al de Skip, que unas veces lava más blanco y otras protege los colores. Quiero decir que no logro distinguir unos de otros.
Sé de buena tinta que hay gente que admira a Martin Scorsese. Principalmente sus amigos Brian de Palma, Francis Ford Coppola, la mafia italiana de Hollywood, muchos de los que nunca han visto una película suya y unos pocos (muy pocos) que sí han visto alguna.
Resulta que se juntan, Freixenet y Scorsese, y sacan adelante un anuncio así de majo, tan hitchcockiano, tan retro y con una divertida sorpresa final.
No sé si venderán más cava o si alguien se paró a pensar que iba a emitirse en Navidad. La cosa es que el corto en sí es bastante bueno y me alegra el cambio respecto a las burbujas.

30/11/07

Sucedáneos Coen

Sangre fácil o Fargo. Mira que es difícil imitar a los hermanos Coen y mira que hay gente que lo intenta. Un golpe de suerte no es el último intento porque se estrenó en EEUU en 2005 aunque nos llegue ahora. Bien. Hay motivo.
Lógicamente la gente me pregunta que a qué demonios fui a ver semejante película. Me pareció que el reparto lo merecía: Robin Williams, Holly Hunter, Giovanni Ribisi, Tim Blake Nelson, Alison Lohman (que no Lohan) y Woody Harrelson.
La cosa va de unos mafiosos que han perdido un cadáver, de un seguro de vida a cobrar, de un agente de seguros que no lo ve claro. Lo de siempre pero no muy bien contado. De hecho, puede hacerse muy cuesta arriba.
Debo reseñar el papel de Holly Hunter, aquejada de síndrome de Tourette. Me gustó desde el principio. Y no por la elocuencia de sus tacos, propios de la enfermedad, sino por el modo en que nos la presentan.
Alaska. Nieve por todas partes y viento. Soledad y frío. Y aparece ella corriendo con su pijama de flores y sus pantuflas, haciendo el gesto del atleta al cruzar la línea de meta cuando llega al cartel del pueblo.

29/11/07

La sombra del reino

Los títulos de crédito iniciales son la forma definitiva de dar clases de Historia: rápidos, concisos, esenciales. Datos sin opiniones. Me encantaron.
Una explosión así de grande y más de cien muertos en la zona residencial americana de Riad es lo que desencadena la acción. Los 4 agentes de la foto van para allá a arreglarlo. Son una curiosa mezcla de CSI y Rambo. Lo mismo te reconstruyen una canica que disparan una metralleta con efectividad letal.
Ahora sólo nos tienen que explicar por qué no enviaron a estos chicos a buscar a Ben Laden desde el principio.

28/11/07

El trabajo del crítico de cine

Los críticos de cine deberían ver dibujos animados. Si los críticos de cine hubiesen visto en su día Polar Express nos habríamos ahorrado Beowulf. Robert Zemeckis sabía que los críticos no habían visto Polar Express y por eso tuvo que hacer una película para adultos usando el stop motion. De esta manera, lo ha vendido dos veces sin mejorar nada en absoluto: los personajes siguen pareciendo maniquíes de cera y se mueven como con desgana y como si estuviesen a punto de derretirse.
Es curioso que un invento que ya tiene sus añitos se siga vendiendo como si fuese el futuro del cine. Supongo que es algo así como los crecepelo. No importa cuántas marcas haya en el mercado. La gente va a seguir picando. El stop motion tuvo sentido y resultó muy adecuado para hacer a Gollum: un personaje que te curras con todo un equipo. Auguro que Zemeckis todavía intentará venderlo otra vez como si fuese nuevo. Me temo que, lo peor de todo esto, es que cree que es suyo. Zemeckis, debería ver Final Fantasy: La fuerza interior. Otro desastre, dicho sea de paso.
Beowulf no logró emocionarme en ningún momento. De hecho, a los 10 minutos, ya estaba aburrido de la fiesta vikinga. Cuando entró Grendel en escena ya no pudo rescatarme. Pero lo peor, claro, fueron esos zapatos con tacón de aguja de Angelina Jolie. No están mal para ser el siglo VI.

25/11/07

Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street

Ése es el rimbombante título de la última película de Tim Burton. La cosa tiene, como no podía ser de otra manera, una pinta de miedo.
Hay una cuantas caras conocidas que se han visto entre sí en Harry Potter y la Orden del Fénix: Timothy Spall, Alan Rickman y, especialmente, Helena Bonham Carter.
En el caso de esta última es evidente que su marido, el señor Burton, estaba esperando a la salida del rodaje de Potter y le faltó tiempo: tal cual apareció su señora empezaron con Sweeney Todd. La misma chifladura, la misma mirada de loca, el mismo despeinado.
Te dejo el tráiler para que te entretengas un rato y, sobre todo, porque también trabaja Johnny Depp. De verdad que a este hombre deberían darle un Oscar cada vez que ponen una película suya en la tele.

24/11/07

Luz de domingo

De verdad que Garci se pasa. ¿Ves la foto? Pues eso. Composiciones obsesivamente perfectas. Faldas de distintos colores contrastados, bodegones con brillos en las jarras de cristal, colocación de grupos de personas dentro de la masa... La yerba verde es tan verde, la umbría es tan umbría, todo es tan bonito, exacto, pulcro y brillante que se vuelve artificial. A veces, hortera. Como en la secuencia final. Que espanto.
Es, como muchas otras películas de Garci, una historia costumbrista.
Es, también, como él dice, un western. Lo que pasa es que no tiene el más mínimo sentido del ritmo.
Obligatoria para asturianos.

23/11/07

Aviso importante

Se trata de una noticia de enorme trascendencia que sin duda nos afecta a todos muy de cerca. No, no me refiero a la huelga de guionistas en Estados Unidos, aunque quizá sea tema para otra entrada. Es algo que deberías transmitir a todos tus conocidos del modo más rápido posible.
Michael Bay ha comunicado que vigilará celosamente para que el guión de Transformers 2 no se filtre.
Gente de todo el mundo felicita la iniciativa porque se supone que el texto estará a la altura del ingenio de Casablanca, de los momentos dramáticos de Crash o de la sorpresa de El sexto sentido. Lo que va a convertirse sin duda en una obra maestra literaria nos va a resultar a todos cosa inesperada.
Quizá los Autobots y los Decepticons emprendan una trágica lucha de emociones y sentimientos al estilo de El Padrino. No se sabe. Cualquier cosa puede ocurrir.
Solidarízate con Bay. Colabora para que las expresiones de su genio no escapen de la carpeta top secret.
Y permíteme que me ría.
Aquí os dejo un link a imdb donde se puede leer el resumen de la trama tan obsesivamente custodiada. Resulta que, después de todo, parece que sí va a haber tortas mecánicas.

22/11/07

La habitación de Fermat

Una película honrada.
Saben que tienen una buena idea y escaso presupuesto. Se gastan la mayor parte del dinero en la ambientación principal (la habitación) y en los exteriores justos para que el metraje tenga un poco de variedad.
Creo que logran lo que quieren (suspense y tensión) aunque si te pones en plan concienzudo a revisar las entretelas del guión, y especialmente de la gabardina de Fermat, encontrarás unos cuantos flecos sueltos.
Acaso los matemáticos queden defraudados porque, al fin y al cabo, los enigmas que deben resolver son más bien cuestiones de lógica.
En cualquier caso me parece una muestra bastante interesante de salud mental y con golpes de humor tan oxigenantes como el de MacGyver.

20/11/07

Chicos magníficos, buena gente... Imbéciles

En alguna ocasión sí he perdido el tiempo dándole vueltas en la cabeza a las 10 mejores películas o las 10 que más me gustan. No he empleado mucho en considerar lo que no me gusta o lo peor.
Sin embargo, si un día me da por elaborar un lista con las 10 películas que más odio, estoy seguro que ahí aparecerá Danzad, danzad, malditos. Advierto que no la considero mala película desde el punto de vista técnico. Incluso entiendo el mensaje que Sidney Pollack intenta transmitir y transmite.
Se me podría argüir que la detesto por algunos de los aspectos de la trama, las demenciales carreras eliminatorias, el maratón de baile en sí o el desquiciado e inhumano final.
De verdad: empecé a odiarla desde los primeros planos, el caballo galopando y el niño corriendo en cámara lenta; la odié por esos flashforward que destrozan por completo la historia y la odié por supuesto, porque me parece un ejemplo extraordinario de vulgaridad y mal gusto.
¡Eso sí es torturar! ¡Cuánto tienen que aprender de ella los supuestos maestros del gore actual!

19/11/07

Las ranas llueven a ritmo de "Wise Up"

Todos los mortales del planeta Tierra quedan impactados por Magnolia. Puede ser un impacto positivo o un impacto negativo. Puede que impacte la música de Jon Brion. Más probablemente impactará la música de Aimee Mann. Puede que impacten las obscenidades de Tom Cruise. O el explosivo cabreo de Julianne Moore. O el llanto del ex-niño prodigio William H. Macy. O el de Philip Seymour Hoffman. O la elocuentemente imposible escena inicial. Por supuesto: la lluvia de ranas. Es el cumpleaños de la becaria boreal.

18/11/07

Michael Clayton

Cerca de mi casa hay una peluquería que se publicita con la frase: ¿A quién quieres parecerte hoy? Por lo que a mí respecta han perdido un cliente porque prefiero ser yo. Igual entro y, al salir, me parezco a Beckam.
Michael Clayton tiene ese problema: no sabe a quién parecerse. Empieza genial con un contraste interesante entre la limpieza visual de un bufete de abogados y la crispada voz en off de Tom Wilkinson que habla de la podredumbre oculta bajo la aparente asepsia.
Parece que será un drama con suspense. Algo así como Todos los hombres del Presidente o Mystic River o algo por el estilo a medio camino entre una y otra. Y poco a poco, termina desembocando en 16 calles.
Es entretenidilla y con personajes buenos pero Tony Gilroy acaba por hacerse un lío con el montaje.
Como Clooney hace básicamente de sí mismo, me quedo con Tilda Swinton. Da gusto ver cómo interpreta a esa ejecutiva, tan agresiva en público como insegura en la privacidad.

16/11/07

De guante blanco

Sospecho que a todos, en un momento u otro, nos habría gustado, nos gusta, nos gustaría, vestir así: de guante blanco. Robar al rico para dárselo a los pobres, robar al rico para hacer justicia, robar al rico para compensar lo poco que tenemos, robar al rico porque nos mola, robar al rico para probar que somos capaces de sortear todos esos carísimos sistemas de seguridad que valen más que la obra de arte que custodian, robar al rico para pasárnolo bien, robar al rico. Además, el rico, además de rico, tiene que ser capullo porque, de otro modo, encontramos ciertos reparos morales. Un plan brillante es el atraco a un banco. ¿Puede haber institución más depravada y despreciable, entidad que se merezca un atraco con tanta razón? ¡Sí! Un banco de diamantes. Porque los bancos de diamantes están colaborando en la esclavitud, la venta de armas y desastres ecológicos de África. Así que ya está: en cuanto te enteras de que Michael Caine y Demi Moore van a atracar un banco de diamantes vas a verlos. No hace falta más justificación. Pues Un plan brillante se dedica a eso: a justificarlo. La película se emplea en ello con tanto ahínco que al final da igual el plan, lo que roban, el banco y hasta las motivaciones. Y la cosa es que incluso es muy posible que los diálogos y las ideas de fondo, sean interesantes; pero entonces habría que avisar con un cartel que esto no es una peli de atracos sino un drama acerca del sentido de la culpa, de la moralidad y de lo bien que te puedes organizar la jubilación si tienes unos diamantitos por ahí guardados. Haciendo tareas de ONG y todo por la cosa de tranquilizar la conciencia. Un amigo mío se llevaba todos los albornoces y vajillas que podía cada vez que un banco le ofrecía domiciliar su nómina. Jamás me pareció reprochable.

14/11/07

La moto de Kaneda

Todo el mundo, excepto los orientales, sabe que los orientales son gente extraña. Cuando digo orientales me refiero, sobre todo, a chinos y japoneses, que es de quienes conocemos su filmografía con una cierta perspectiva.
Akira fue en 1988 todo un fenómeno. Hasta cierto punto lo es hoy en día si tenemos en cuenta que gran parte del anime sigue haciéndose torpemente. Cosas como la de la movilidad de los labios en los personajes mostraban una voluntad por salirse de los esquemas rutinarios, los fondos neutros y la exposición de argumentos mientras las imágenes permanecen estáticas.
El problema de Akira es que no tiene ningún sentido. Quién es Akira, por qué se comporta como se comporta, el porqué de los niños, Tetsuo, los mundos apocalípticos... Todo es tan ridículo como un Telediario de TVE-1.
Pero ahí está la moto de Kaneda: flipante, enorme, desproporcionada, imposible, incomprensible. Todo un símbolo de la película y, para muchos, objeto de culto.

13/11/07

Leones por corderos

Es algo así como un par de capítulos de El Ala Oeste de la Casa Blanca. Puro guión en despachos y poco más de 80 minutos.
Si te interesan un comino las opiniones de Robert Redford, la película te parecerá una pérdida de tiempo.
Si estás dispuesto a escuchar a alguien con ideas propias, más allá de dogmatismos reduccionistas de derechas o izquierdas, republicanos o demócratas, se le puede sacar partido.
Me vuelvo a quitar el sombrero ante Meryl Streep como casi siempre.
Me preocupa un poco el hecho de que estoy de acuerdo con casi todo lo que dice el personaje de Tom Cruise.

11/11/07

Maribel Verdú

Maribel Verdú... En fin, Maribel Verdú se merece una entrada aparte porque necesito que alguien me explique qué ve la gente en ella. Ahora, hasta Francis Ford Coppola le hace propuestas fílmicas.
En Siete mesas (de billar francés) hacía una interpretación aceptable. Lo era porque Blanca Portillo, estaba inmensa y Maribel Verdú no moría en el intento. Aguantaba el envite y la compostura.
Ahora bien, vamos a ver: ¿alguien me puede señalar alguna película en la que su papel no tenga una connotación principal de tía amargada? ¿Alguien puede mostrarme en cuál de esos papeles amargados ofrece alguna originalidad gestual? ¿Alguien puede decirme si alguna vez ha escuchado alguna variación tonal dejando al margen los gritos (que, dicho sea de paso, también son iguales)?
Si a mí me pidieran (no lo hace nadie, tranquilidad) que señalara al peor actor/actriz de entre los famosos en España, apuntaría el índice hacia Maribel Verdú. Comprobar que el consciente colectivo encuentra en ella virtudes interpretativas, me hace pensar que alguien me está gastando una broma pesada, que existe una conspiración mundial o que alguien está acabando con el método Stanislavsky y con cualquier otro tipo de método conocido.
Por favor... Es que la veo en La zona y me preguntó dónde están todas las monjitas de Canción de Cuna o la guardia civil de El laberinto del fauno porque no noto la diferencia.
Que es de lo más antinatural que he visto, vaya. Supongo que no hay manera de hacerla* entender que para pedir un par de cañas en un bar del siglo XX no es necesario engolar la voz como si estuviese recitando un monólogo de Ofelia.
Hala. Ya me he pasado. Pero es que parecía que estaba haciendo el último bis y, de pronto, va y levanta el telón otra vez.
__________
*Esta expresión me pedía un laísmo a gritos.

10/11/07

La zona

Todo el mundo dice que su referente cinematográfico es El bosque. Creo que es importante señalar que su referente literario, y más directo aún, es Las viudas de los jueves, de Claudia Piñeiro. Es importante para ver que La zona está, por supuesto, sobrevalorada.
Es verdad que la crítica social, el drama, la tensión y la violencia están muy medidas y bien filmadas de modo que sales del cine con la angustia enroscada. Pero, a la larga, percibes que le falta sutileza. Por eso es fácil vibrar con ella de inmediato, por eso no se llevó nada en la Seminci y a nadie le extrañó.
La culpa de la falta de sutileza está, obviamente, en el maniqueísmo. No sé si el enfrentamiento ricos-pobres es fruto de conservadoras ideas marxistas o es que Rodrigo Plá no quiere liarse con complejidades. Las viudas de los jueves es mucho más inteligente porque la crisis de la urbanización elitista estallaba desde dentro, por su propia idiosincrasia. La cuestión es que La zona se vuelve previsible. Vistos los primeros minutos, realmente buenos, está visto todo.
De todos modos el tal Miguel parece un poco pendejo, ¿no? Teniendo una pistola, ¿tan difícil es acercarse a la portería y decirle al guarda que abra?
-¡Abre, güey!
Y a correr. Pero claro, entonces se acabaría la película.
Conste que me gustó. No me agradan los fuegos artificiales que los críticos montan a su alrededor como si Hitchcock se hubiera reencarnado.
Maribel Verdú... En fin, Maribel Verdú se merece una entrada a parte.

6/11/07

Once

Ella es Markéta Irglová. Él es Glen Hansard. Él toca la guitarra en la calle para conseguirse un dinerillo extra y grabar una maqueta. Ella es una inmigrante checa que toca el piano. Ambos se conocen y...
La película es un musical. También es, obviamente, cine indie. Es un drama. Y una comedia. Tiene aire de documental. Es una película pequeña con una trama mínima, escaso desarrollo y ningún interés por la iluminación de las escenas.
Todo lo que tiene de minimalista lo tiene de simpática, agradable y sugerente. Una película peculiar, distinta, sin pretensiones pero con mucho encanto.
Me entusiasmaron esas escenas en las que Markéta Irglová va por la calle con una aspiradora azul como si fuese una mascota. Después de ver Once me gustaría saber qué fue de la aspiradora, si quedó bien arreglada, si absorbe bien y dónde la guardan. Estoy seguro que el mismo equipo técnico de la película sería capaz de hacer una continuación con este sencillo tema. Supongo que se estuvieron tronchando días enteros con la tontería y que tuvo que ser difícilisimo grabar mientras el tubo amenazaba con morderles los talones.

5/11/07

Persépolis

Marjane vive en Irán. Siendo adolescente va a estudiar a Europa. El ritmo de vida casi acaba con ella y vuelve a Irán. Tras la universidad y un divorcio, vuelve a Europa.
Marjane tiene una depresión crónica y descomunal que le lleva a establecer comparaciones entre Irán y occidente. Lo pasa muy mal en Irán y lo pasa muy mal en occidente. Y no se da cuenta de que si en Irán lo pasa mal por la falta de libertad, en occidente lo pasa mal porque no sabe usar la libertad.
En ese sentido los dibujos son adecuados: en blanco y negro, simplistas, sin capacidad profunda de análisis, episódicos.
Hay un momento, siendo adolescente en Europa, en el que dice que leyó todo lo que estaba a su alcance: Bakunin, Sartre, Marx, Freud. Bueno. Eso es un todo bastante selectivo. Seguro que, de haber leído a Chesterton, habría entendido mejor occidente y a sí misma.
Le deseo toda la suerte del mundo a Marjane aunque me dejó con mal cuerpo y sin saber si esta película es recomendable para alguien.

4/11/07

Stardust

Neil Gaiman es uno de esos individuos que engendran fanatismos de odio o de admiración. A mí, la verdad, ni fu ni fa. Por otra parte, como la película la adapta Matthew Vaughn, uno puede contemplarla con distanciamiento, sin prejuicios.
Habría que decir que Stardust es sensacional... si no existiese La princesa prometida. Pero existe. Lo que hace Stardust es centrarse en las mejores secuencias de La princesa prometida y tratar de reversionarlas. Bueno, pues lo hace bastante bien: peleas de espadas, los fantasmas con humor, la persecución...
Ahora bien, el guión que escribió William Goldman era una obra maestra en su género, sobre todo porque inventaba el género. En ese sentido, Stardust, se queda lejos. Matthew Vaughn se ve obligado a suplir el desbordante ingenio de Buttercup, Westley, Montoya y demás compañía, por ocurrencias tan peregrinas como la de convertir a Robert de Niro en un mariposón. Vale, y hasta tiene gracia al principio, pero luego se hace cargante por lo previsible.
Hay un porrón de gente conocida en el reparto que hace atractivo el visionado, además de que consiguen hacer creíble este correveidile de personajes y tramas que acaban encajando correctamente. Es entretenida y con algunas soluciones inesperadas. Se ve con agradecida facilidad.
Pero es que Buttercup nació en una pequeña granja, en el país de Florín y, desde entonces imitarla es rendirle homenaje, querer ponerse a su altura es humillarse, plagiarla es ponerse en ridículo. Y, precisamente porque Stardust trata de evitar las comparaciones, las pone de relieve.

3/11/07

Adiós baby adiós

Es la película que, sin saberlo, estaba esperando. La ves y te das cuenta de que era lo que faltaba este año. Es como si Clint Eastwood le hubiese dicho a Ben Affleck que, como no tenía nada para el 2007, se encargara él.
Confío en que el sentido común mundial aún se encuentre por encima de ciertos niveles y se pueda llegar a un acuerdo sobre la calidad interpretativa de Ben Affleck: es muy malo.
Ahora bien. Cuando el chico se pone a escribir o dirigir hay que quitarse el sombrero. Ya ganó el Oscar por el guión de El indomable Will Hunting junto a su amigo Matt Damon. Ahora vuelve a escribir y, además, dirige.
Y, caray, por fin me encuentro con una película que perdura después de salir de la sala. Puedes volver a casa dándole vueltas a la trama y a la psicología de los personajes. La piensas y te gusta más. La vuelves a pensar y le sigues encontrando méritos. Tiene ciertos fallos que un director o un escritor veterano no habría cometido pero, aun así, es un drama con fuerza, ideas y sorpresas. Tiene el aroma de Mystic River, pesonajes tan logrados que te da pena que acabe la película y la suficiente complejidad en el drama y en el crimen como para que quieras verla otra vez.
Ben Affleck puede sentirse muy orgulloso de haber dirigido esta película.
Está bien, lo diré: Adiós pequeña adiós es maravillosa.
Espero que la nominen a los Oscar. De verdad que, en lo que va de año, me parece el mejor estreno.

1/11/07

A vueltas con el paraguas

De los videojuegos rara vez se consigue sacar alguna película productiva. No hablo ya de su calidad sino de su rentabilidad. Resident Evil: Extinction es la tercera entrega y, a mi juicio, va mejorando. No da para escribir una tesis doctoral pero, pasito a pasito, la incordiona Umbrella Corporation y la amiga Milla Jovovich logran incluso entretenerme. Alguien está empeñado en sacar algo de ahí. De hecho, el final de la tercera, no es nada ambiguo: Alice dice que va para allá a armarla con unas cuantas amigas. Que van a por una cuarta.
Todas las secuencias del laboratorio son un tostón pero, de entre las escenas de acción, merece la pena destacar la de los cuervos. Una inmensa nube de cuervos zombis ataca a una expedición con ciertos toques Mad Max 2. Los expedicionarios se defienden como pueden y, de pronto, aparece Alice reorganizando con la mente el fuego de un lanzallamas.
Al ver una escena como ésta pienso en el olor. ¿Cómo transmites eso en cine? Seguro que el director se ha quedado con las ganas de que nos sintiéramos más protagonistas. Y yo también me quedo con las ganas: me gustaría oler toda esa carne y plumas quemadas. Sin duda es una sensación más potente que todo lo demás.

31/10/07

El sueño de Casandra

En Un final made in Hollywood, Woody Allen conseguía una ceguera somática gracias a su hipocondría. Pese a estar ciego, dirigía una película y lograba mantener la farsa gracias a la ayuda de su ex.
Más adelante recuperaba la vista y contemplaba el resultado. Aterrado por lo que veía pedía que le trajeran cianuro. No era nada comercial, no triunfaba en Estados Unidos, gustaba en Francia, la fotografía era distinta a la de otras ocasiones...
El sueño de Casandra no se parece a ninguna otra película de Woody Allen. No hay ni un solo chiste, la fotografía es apagada y el drama no se convierte en parodia. Es drama puro y duro, es Crimen y castigo. A veces me recordaba a Chabrol. También recordaba a Woody Allen, claro, pero sin llegar a ser él. Por ejemplo en la escena donde los dos hermanos planean el crimen. Ése barajar opciones, en otra película, el director lo habría llevado hasta el absurdo y la comedia. Aquí es pura angustia. O la escena en que se cuelan en la casa decididos a cometer el crimen.
Es la película más seria y profunda de Woody Allen. Interesantísima.
Sin embargo, ahora, podemos afirmar que la película que Woody Allen filmaba en Un final made in Hollywood era El sueño de Casandra.

29/10/07

De por aquí no es

Es la mejor frase de Invasión. Cuando la oí, casi nada más empezar la película pensé que habría diálogos ingeniosos. Pero ahí se acabó el humor.
Un transbordador espacial se estrella. La NASA descubre unas resistentes esporas que han atravesado el vacío estelar. Uno de los científicos, al analizar ese tipo de vida alienígena, dice:
-Lo que está claro es que de por aquí no es.
He visto las cuatro películas sobre los ultracuerpos en distintos momentos de mi vida. Quizá con alguna no soy justo porque no las recuerdo bien. Pese a lo que diga la crítica, ésta es la que más me ha gustado sin echar las campanas al vuelo.
La invasión de los ladrones de cuerpos tiene la ventaja de ser la primera, original y una crítica al comunismo que a muchos molesta y a mí me encanta. La invasión de los ultracuerpos tiene, a mi juicio, dos potentes defectos: esa horrible estética setentera que hace a las películas de la época casi irredimibles y el desbordante pesimismo de Philip Kaufman. Reconozco que el perro con cara de tío se me quedó grabado durante mucho tiempo. Secuestradores de cuerpos no tiene ningún interés.
En Invasión tiene su mérito lo de Nicole Kidman tratando de pasar desapercibida. Nos creemos que toda esa gente de alrededor tiene que estar realmente abducida porque, de otro modo, la rodearían para pedirle un autógrafo.
Ya en serio: lo novedoso de esta Invasión es que tira más por el lado del thriller que del terror y, en ese sentido, es previsible y no tiene sorpresa final. Lo que me atrae es su idea de fondo, esa idea tan de moda: tenemos que escoger entre libertad y seguridad. Olivier Hirschbiegel se decanta por lo correcto: la libertad. Por un motivo muy sencillo: nos hace humanos.
Por suerte podemos decir que, el director, de por aquí no es.

25/10/07

El destino, sin duda

Me envían este texto de apoyo para comunicar que Anne Hathaway ha sido nominada a los British Independent Film Awards:
"Parece que ANNE HATHAWAY estaba predestinada a interpretar a un personaje relacionado con la literatura inglesa, como ocurre en LA JOVEN JANE AUSTEN, donde encarna a la autora de "Orgullo y prejuicio", la escritora más emblemática de la literatura británica. La coincidencia es que la esposa del reconocido William Shakespeare, se llamaba Anne Hathaway en la vida real."
Sí señor. Eso son coincidencias.

24/10/07

Aki Kaurismäki

Como E está ya en Finlandia es oportuno introducir una entrada sobre el mayor director de cine finés conocido. Bueno, quizá no sea el mayor pero es el que yo conozco. En realidad conozco a otro, su hermano, Mika Kaurismäki, que parece que también anda por ahí rodando. Rodando películas, quiero decir.
En cualquier caso Aki Kaurismäki es el más conocido, sobre todo por una película que hizo en el año 2002 titulada Un hombre sin pasado. Sorprendentemente, ganó el premio a la mejor película europea. Al menos fue una sorpresa para mí que, sin conocer el cine finés, le habría dado, como mucho, el premio a la mejor película de Finlandia. Y, si me apuras, de haberlo declarado desierto, no habría pasado nada.
En cualquier caso, se mire como se mire, el cine de Kaurismäki es realmente... distinto.
Me cuesta bastante tragar el cine romántico porque, ese instinto predador con que el público aguarda a que el chico y la chica lleguen al beso final, me ha parecido siempre que tiene algo de voyerismo acomplejado. Así que, lejos de mí el promocionar la pasión en las películas. Bien, pues con todo y con eso, cada vez que recuerdo Un hombre sin pasado me lleno de pasmo al rememorar la escena romántica. Hay que ser muy surrealista, o estar muy colgado, para rodar un beso de frialdad semejante.
Y en este caso pensé que, ya puestos, esta vez sí podían haber puesto algo de entusiasmo.
Pero, en fin, no soy nadie para juzgar a un tío de Finlandia. Cualquiera sabe si son auténticamente humanos o alienígenas llegados de un planeta frío.

22/10/07

Norma Desmond

Norma Desmond es todo un personaje en la iconografía de la Historia del Cine. Es el símbolo del star system, es la diva, la mejor, la decadencia, la loca.
Aquí va una primera entrada acerca de la fascinación de lo malo que E proponía. En El crepúsculo de los dioses, William Holden acababa muerto en la piscina precisamente por eso: el guión de Norma Desmond era tan malo, tan sentimental e infantil que quedó subyugado por él. Le parecía interesante examinar algo tan malo porque quería averiguar qué había en la mente que concibió el producto.
Y, claro, una vez que empezó, ya no pudo parar. Se queda en la casa y ocurre lo que todos sabemos.
Aunque sea un tópico hay que decirlo: la escena final, cuando Gloria Swanson, Norma Desmond, baja las escaleras de la casa, es uno de mejores planos que se haya filmado jamás.
Por cierto. Esta vez no me parece mal que Sunset Blvd. haya sido traducido como El crepúsculo de los dioses. Los dos me parecen títulos muy sugerentes.

21/10/07

Por encima de sus circunstancias

Siempre me llamó la atención que de las novelas de Jane Austen salieran películas románticas. Un poco de culpa es de ella porque acababa sus libros con un final feliz. Pero lo cierto es que, en tiempos de Jane Austen, la palabra romanticismo apenas existía y, por supuesto, faltaban unas cuantas décadas para que apareciese el Movimiento Romántico. Jane Austen era, ante todo, una cronista admirablemente perspicaz de su época. Creo que Orgullo y prejuicio, Sentido y sensibilidad y Emma son superiores a La joven Jane Austen. Pero La joven Jane Austen es una innata provocación para que conozcamos mejor al personaje. Menos romántica, con muy poco humor, discursiva, intelectual... y con un final que no podemos calificar de feliz. No es para ir a echar unas risas e imagino que las palomitas no serán digeridas con la debida fluidez, pero creo que interesará a cualquiera que sienta admiración por la señorita Austen.

20/10/07

La huella (2007)

Ya le dimos una nueva oportunidad a Kenneth Brannagh. Es lo que tiene el hacer un remake de un clásico: el riesgo es altísimo. A Kenneth Brannagh se le ha olvidado precisamente lo más importante: que La huella (1972) es un clásico. Lo que él ha hecho es algo vanguardista y políticamente correcto. Postmoderno. Ha creído que de ese modo le otorgaría un sentido propio a la copia. No es así. La película de 1972 era un extraordinario pasatiempo de angustia que duraba 136 minutos, diseñado para que el espectador contuviera la respiración hasta el límite. La versión actual es un mero tensar la cuerda para ver hasta donde aguanta. Son 85 minutos de artificio que sólo logra atrapar en contadas ocasiones. No voy a negar que la casa elegida es una pasada, que la fotografía está requetebien con tantos colorines y que hay planos como el de la foto que son originales. Pero no aporta nada.

19/10/07

Cuentos de Terramar

Esta película va a dar que hablar. Por lo menos yo voy a hablar de ella. De momento no sé mucho porque casi toda la información que encuentro está escrita en japonés. Hay cosas en inglés pero sólo encuentro una web nipona.
La película es del hijo de Hayao Miyazaki, Goro Miyazaki, y adapta, no sé en qué medida, la obra literaria de Ursula K. Leguin. De momento, uso este fotograma para que se vea lo que indicaba ayer respecto a Nocturna.
Ya se ve que el modo de currarse el dibujo y la iluminación de una ciudad son un poquito distintos.

18/10/07

Nocturna

Otro de los problemas del cine español, dicen, es que no interesa al público. Nocturna es una película atípica para poner como ejemplo ya que es una película de animación. Pero indudablemente uno no puede dejar de preguntarse: ¿a quién va dirigida?
Supongamos que va dirigida a niños. El colorido brilla por su ausencia, es oscura, gótica, fría, gris. Y no hay absolutamente nada de humor.
¿Para adultos? Hay una estética con afanes de novedad pero el guión es tan endeble y tan poco ambicioso que te dan ganas de alzar una mano para que el acomodador te acerque una almohada.
Nocturna son las abocetadas migajas que se le cayeron a Hayao Miyazaki de la mesa cuando hizo El viaje de Chihiro. Hay muchísimo de la película japonesa en la española. Esas criaturas extrañas (luminosos, nebulosos, despeinadoras, Mr. Pee) son lo mejor de la película porque están inspirados en Miyazaki. Pero falta todo lo demás. Falta sobre todo, trabajo, cuidado por los detalles. Que el protagonista tenga una nariz que es un simple garabato no es una opción estética, es dejadez.
Y, oye, lo peor de todo es que sin ser alegre ni triste, sin ser emocionante ni repelente, sales del cine con una cierta sensación de incomodidad porque quizá hasta habrías estado mejor viendo lo último de los Farrelly.
Bueno, no, me he pasado; es para que se me entienda.

16/10/07

Los seis signos de la luz

Cabía temer que tras El Señor de los anillos y Harry Potter vinieran múltiples relatos épico-fantásticos: el mundo de C. S. Lewis, el de Paolini, ahora el de Susan Cooper, en Navidades nos llegará el de Philip Pullman y, supongo que en breve, el de Marianne Curley. Obviamente, la diferencia es abismal. Es la diferencia entre la pasión, los medios y el empeño de años de Peter Jackson por un lado y el "vamos a hacer caja con una de objeto numinoso" por otro.
La peli no está mal para chavales. Al menos, las cinco doceañeras que tenía delante, se lo pasaron en grande decidiendo cuál de los hermanos Stanton les gustaba más. Tiene cierta dosis de acción, de magia y romanticismo. También tiene una cámara mareante y tópicos encadenados.
Lo peor fueron unos minutos en los que creí que la búsqueda de cada signo se iba a contar en sucesivas películas. Menudo susto me llevé.

14/10/07

Morir todavía

Hubo un tiempo en que la gente hablaba de la última película de Kenneth Brannagh y Emma Thompson con el mismo enfervorizado furor cinéfilo con que se hablaba de la última de Woody Allen. Tenían una amplia afición y admiradores fijos por todas partes. Sus películas eran acontecimientos y acudías al cine para ver una de Shakespeare con palomitas. Este fue uno de los grandes logros de la pareja: el modo tan sencillo con que accedían y exponían a Shakespeare. Shakespeare se hizo palomitero.
Hasta que dejaron de ser pareja. Fue una pena. Para ellos, para los espectadores y para su vida profesional. Todavía hicieron alguna cosa interesante (Emma Thompson ganó el Oscar al mejor guión por Sentido y Sensibilidad) pero dejaron de ser acontecimientos marcados en calendarios con rotulador rojo.
Morir todavía fue la segunda película que dirigió Kenneth Brannagh. Además de él mismo, Emma Thompson y Andy García, estaba Robin Williams cuando aún no le conocía nadie. No era una película shakesperiana.
En cierto modo es hitchcockiana por el modo de concebir la estructura del relato, el cuidado guión y otros detalles como la presencia del sibilante Pete en el papel de gracioso. El suspense estaba garantizado hasta el final y las secuencias del pasado estaban rodadas con tal maestría que parecía una película de la época. No una película ambientada en. Una película de. A veces creías estar viendo fragmentos desechados de El crepúsculo de los dioses. Creo que Kenneth Brannagh quiso rendir un homenaje a Hitchcock con esta película.
Ahora se estrena lo último de Kenneth Branagh, un remake de La huella. Le concederemos otra oportunidad.